Pírrica victoria en Serie del Caribe

Por Ronal Quiñones

Cuba campeon de la Serie del Caribe 2015.  Foto: granma.cu
Cuba campeon de la Serie del Caribe 2015. Foto: granma.cu

HAVANA TIMES — Ganar le gusta a todo el mundo, pero se debe también convencer, y el equipo que representó a Cuba en la más reciente Serie del Caribe de béisbol logró lo primero, pero no lo segundo.

La primera fase fue casi copia al papel carbón de lo hecho por Villa Clara el pasado año, porque se ganó solamente un juego de los cuatro celebrados, coincidentemente también ante el seleccionado de Puerto Rico. No obstante, esta vez Pinar del Río fue catapultado a la siguiente instancia porque los locales Cangrejeros de Santurce tuvieron el mismo balance de una victoria y tres derrotas, pero perdieron frente a ellos.

Sin embargo, en el cruce semifinal la nómina caribeña logró derrotar al hasta entonces invicto Caribes de Anzoátegui, en lo que fue la mayor sorpresa de la Serie, y luego se desquitaron también de los Tomateros de Culiacán en el juego decisivo.

A pesar de la victoria, lo decíamos desde antes del comienzo del torneo: Cuba fue prácticamente con el mismo equipo que conquistó el oro en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-2014, o sea, que era una selección nacional con unos pocos pinareños, contra clubes. En esas condiciones, nunca se quedaría bien: si perdían como lo hicieron en los primeros desafíos los fanáticos consideraban que era penoso, y si ganaban como lo hicieron al final, era abusivo.

Lo cierto es que ni lo uno ni lo otro, pero al menos queda claro que en sentido general, las Ligas de la región caribeña son superiores cualitativamente a la cubana, única que cuenta solamente con el talento local. Quienes se echaron al hombro el equipo en los momentos cruciales fueron precisamente los hombres con mayor carretera, muestra evidente de que es necesario una mayor presencia en otros países.

Al regreso todos estaban felices, pero a la vez conscientes de que muchas cosas deben mejorarse, y así también lo ven los aficionados.

Serie del Caribe 2015.  Foto: radiobayamo.icrt.cu
Serie del Caribe 2015. Foto: radiobayamo.icrt.cu

Sander, por ejemplo, cree que ya es el momento para cambiar la actual estructura de la Serie Nacional: “Dicen que no lo van a hacer hasta 2017, pero no entiendo por qué tanta demora. Si la pelota en Cuba termina en enero, no hace falta llevar al equipo Cuba a la Serie, porque el campeón estaría en forma y le harían falta solamente algunos refuerzos, no como ahora que en vez de llevar a Pinar del Río reforzado, se llevó al Cuba con dos o tres pinareños.”

“Eso es lo más lógico”, dice Germán, “pero habría que ver si de verdad un campeón de Cuba puede competir con esos equipos, aunque esté acabado de ganar la Serie. Un juego lo gana cualquier, como pasó ahora, pero no convencieron, ni el equipo ni la dirección de Alfonso Urquiola, lo que pasa es que tiene mucha suerte.”

“No sé si suerte”, agrega Héctor, “pero sí le salen las cosas. ¿Tú sabes lo que es quitar a un tocador nato como Roel Santos para traer a Yadiel Hernández, que nunca en su vida toca, y así y todo ganar el juego? O poner a Alarcón de quinto bate por encima de Cepeda, o cambiar la alineación todos los días, o dejar batear a un zurdo contra un zurdo teniendo gente en el banco, o sin hacer jugadas de corrido y bateo para levantar al equipo cuando no estaba bateando. Vaya, que metió la pata más de una vez, y al final sale ganando.”

“Y eso es con el mejor manager que hay en Cuba”, acota Alberto, “porque él y Víctor Mesa, con todo lo que digan, son los mejores, pero Víctor no gana y él sí. ¿Se imaginan a los demás, que aquí no hacen ninguna jugada, le arrancan el brazo a los pitchers y no conocen ni las reglas del béisbol? Yo creo que Ramón Moré, ni llevando a Villa Clara acabado de ganar el campeonato, hubiera dirigido bien en la Serie.”

“¿Y qué me dicen de la zona de strike?”, pregunta Pablo, “yo no sé lo que cantan los árbitros aquí, pero nada que ver con aquello. Fíjate que llevaron a dos y nunca los pusieron en home. Los bateadores y los lanzadores estaban fuerza de zona completamente, y eso los sacó de concentración varias veces. Si no es por Cepeda, que es el mejor de Cuba sin discusión, ahora estarían llorando.”

“Por eso yo digo que lo de la estructura es secundario”, opina Charly, “al final van a estar jugando entre ellos mismos y así no se sube el nivel. La Serie Nacional debe terminar antes no por la del Caribe, sino para que vayan a jugar a otras Ligas y vean lo que es el béisbol mundial, y a los árbitros hay que sentarlos en un aulita como niños chiquitos a ver videos de todas esas Ligas para que canten lo que tienen que cantar y no engañen a los peloteros, porque aquí cualquiera se cree pitcher porque domina en Cuba, o bateador porque da muchos batazos, y cuando llegan a estos torneos se ve la realidad: que aquí jugando al 50 por ciento de sus posibilidades les da hasta para hacer el equipo Cuba.”

“A los técnicos también hay que mandarlos a cursos, incluido al director”, apunta Yunior, “porque no siempre te van a salir las cosas bien si juegas mal. Esta vez escaparon, pero cuando hay un nivel decente como el del Caribe, que no es el máximo, pero tiene lo suyo, no se pueden cometer este tipo de errores. ¿Vieron lo exactos que son los bateadores cuando hay gente en base? Menos en el juego que le ganamos a Puerto Rico, en todos los demás casi siempre que embasaban a un hombre, ese anotaba, y Cuba era todo lo contrario en la primera etapa. Terminaron como líderes en average, pero nadie daba el batazo a la hora buena, menos mal que apareció Cepeda.”

Los análisis seguirán en cada esquina de Cuba, y supongo también que al más alto nivel. Ahora regresa la Nacional, con su último tramo, el más decisivo, en un momento de optimismo pese a todo. Habrá que ver si este triunfo no se convierte en un espejismo, como el segundo lugar del Clásico de 2006.


4 thoughts on “Pírrica victoria en Serie del Caribe

  • el 14 febrero, 2015 a las 11:16 pm
    Permalink

    ¿Pírrica? Una victoria pírrica supone una derrota a largo plazo. En todo caso es un descomunal desafío vencido tras tantos años de ausencia y a la vez una señal de alarma para el deporte cubano.

  • el 12 febrero, 2015 a las 6:57 pm
    Permalink

    Cuba gano siguiendo las reglas del torneo, que a mi entender es demasiado corto, tal vez un par de vueltas para la clasificación dejaría mas satisfecho a los aficionados. Lo de si fue el equipo Cuba se compensa que los otros equipos también reciben refuerzos de los otros equipos de sus ligas y además tienen jugadores de otros países incluyendo cubanos.

    El muchacho que dio el hit de oro frente a Puerto Rico le van a poner su camiseta en el salón de la fama de la MBL, como reconocimiento al desempeño del equipo cubano.

  • el 12 febrero, 2015 a las 9:54 am
    Permalink

    Socio obviamente no sabes nada de béisbol, cualquiera que se sienta cubano, así viva en cuba o no, disfruto la victoria, en esta pelota de calidad, se gana y se pierde, no hay equipos malos y CUBA/PINAR demostró ser un equipo grande que supo crecerse y ganar el partido bueno, así que ahórrate tu venenoso comentario y dedícate a ganarte los USD que te pagan por esto en otros temas que no sean deportivos, pues el el béisbol has demostrado ser un gran ignorante. VIVA EL BEISBOL CUBANO, sufre tolete

  • el 12 febrero, 2015 a las 9:34 am
    Permalink

    Respeto las opiniones, pero la mia es que fue una gran victoria, los demas equipos lo reconocen, es una pena que se politice todo, porque ese es el sustrato y yo no soy comunista gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *