Pinar vence a Industriales y hay séptimo choque

Ray Otero*

POFF2014-IND-PRIHAVANA TIMES — Pinar del Río hizo lo imposible e igualó la semifinal cubana a tres triunfos por bando ante Industriales, ganando el Juego #6 de la misma 7-1 ante un estadio Capitán San Luis que albergó a 9,500 espectadores en las gradas, pero que en realidad llevó a más de 11,000 si se cuentan los que observaron el juego desde las afueras del parque.

Con el triunfo, Azules y Verdes dirimirán el segundo finalista de Cuba este sábado desde las 4:15 de la tarde, en el séptimo choque de una serie que mi colega Daniel de Malas y quien les, escribe predecimos sería así de principio a fin.

Fue un partido inmenso el vivido por los pinareños, quienes esta vez hicieron todo lo necesario para triunfar, pero sobre todo, contuvieron una ofensiva rival que se les había impuesto hasta estos momentos en la serie. Una vez más la designación del mentor Urquiola, el derecho Vladimir Baños, saltó temprano, cuando sencillos de los dos primeros Gourriel en la tanda y de Alex Malleta al derecho, dieron la única de los capitalinos en el choque.

En su relevo llegó el joven zurdo Julio A. Martínez (8-4), quien una vez más – después de su salvamento del miércoles – no defraudó a sus parciales lanzando de manera cuidadosa a sus rivales – concedió 7 boletos – pero permitiendo un solo indiscutible durante 6 y dos tercios de trabajo, para marcharse del montículo abrazado de su director y con el marcador abierto completamente a su favor.

El pinareño Julio A. Martínez lanzó otro estelar relevo que forzó el séptimo choque de la semifinal cubana entre Industriales y Pinar del Río.
El pinareño Julio A. Martínez lanzó otro estelar relevo que forzó el séptimo choque de la semifinal cubana entre Industriales y Pinar del Río.

Julito, en sus dos más recientes apariciones ante los capitalinos, ha completado espectacular faena de 8 y dos tercios lanzados, solo 2 indiscutibles concedidos con 5 ponches y pese a sus 7 boletos de hoy. En resúmen, un salvamento y un triunfo que han mantenido a su elenco con posibilidades de avanzar a otra Final de Cuba.

El terreno una vez más dijo la última palabra. Con dos lanzadores se puede ganar una serie de este tipo y Urquiola cometió el pecado de no haber usado a su zurdo estelar en el segundo choque de la serie, el pasado sábado en el mismo San Luis, cuando Baños falló por primera vez en sus aperturas.

Esta vez el joven pinareño, segundo en PCL en la temporada, lo hizo bien ponchando a tres, y manteniendo sin indiscutible alguno a la batería Azul durante sus primeras 6 entradas de trabajo. Hay que decir que si ayer hacíamos referencia a la poca oportunidad al bate de ambos elencos, esta vez esta estadística le pasó la cuenta a Industriales, que vio embasare – con excepción de la cuarta entrada – al menos un hombre en cada inning, y sin embargo, no pudo materializar anotación alguna. Doce fueron los corredores dejados en base por el elenco de Vargas, quien ahora se rompe la cabeza pensando en las oportunidades no aprovechadas ofensivamente.

Y aunque para el choque se esperaba la presencia del derecho Vic Odelín, el mentor Azul se apareció con su mejor carta, el capitalino Frank Montieh, quien a decir verdad lo hizo como todo un estelar manteniendo su bola baja y su recta sobre las 88-89 millas por hora. Montieh solo tuvo dos entradas complicadas, la tercera y la quinta, en donde se le embasaron dos hombres en cada una, pero una jugada de “double play” en la tercera y su 8vo ponche de la noche en la quinta, borraron la amenaza y mantuvieron el marcador 1-0 a su favor.

Los ocho ponches, dos boletos y la importancia del partido, hicieron al capitalino irse por límite de lanzamientos y ya en el sexto episodio su presencia se notaba en la lomita Azul.

El refuerzo guantanamero, el rápido derecho Alexander Rodríguez, de buenos relevos recientemente, tomó la lomita y peor no lo pudo hacer permitiendo doble de Giorvis Duvergel y concediendo boleto a Donal Duarte abriendo ese sexto capítulo. Vargas no lo pensó y trajo a Julio Raysán Montesinos, quien después de obligar a Peraza a batear para “double play” y tener a William Saavedra en dos strikes y una bola, cometió la osadía – o error – de tratar de pasar al bateador con recta por el centro. La respuesta no se hizo esperar, una línea soberbia del inicialista que se fue bien rápido por la banda izquierda con el cuadrangular que dio un vuelco total al marcador, ahora 2-1 favorable a los Vegueros, del cual los Azules jamás se pudieron recuperar.

Otra más anotaría Pinar en esa sexta entrada por doble de Lorenzo Quintana e indiscutible al centro de Andrés Quiala, este último ante el relevista Novato – algo que no entendimos – Yanier Valdés.

Una entrada más tarde, Pinar sentenciaría el choque anotando otro racimo de tres, en un inning que contó con dobles del inspirado David Castillo, de Donal Duarte y William Saavedra, boletos a Lorenzo Quintana y Andrés Quiala, e indiscutible de Giorvis Duvergel, todo ante el cuarteto de relevistas conformado por Valdés, Pavel Pino, Jesús Balaguer e Ian Rendón. La que selló el marcador llegaría en el octavo, por otro doble de Castillo y sencillo impulsor de Duarte.

El cuadrangular de William Saavedra dio un vuelto total al sexto juego de la semifnal.

Industriales tendría su última oportunidad en la parte alta de ese mismo octavo inning, cuando perdían 6-1 y lograron llenar las bases. Esa entrada marcó la salida de Martínez, después de regalar boleto a Correa. Su relevista, el Novato Vladimir Gutiérrez, sacó los dos primeros outs de la misma, pero entonces regaló boletos a Yunieski Gourriel y Raiko Olivares para llenar las bases. Pero en un voto de confianza del mentor pinareño, el derecho saldría del apuro dominando a Frank Camilo Morejón en rolata de frente al segunda base Madera, para cerrar la entrada.

Un hit de Tabares permitiría Gutiérrez en el noveno antes de sacar el out 25 del choque y entonces ceder el puesto al cerrador Isbel Hernández, quien de manera consecutiva dominó a Yulieski Gourriel y Lisbán Correa sellando la crucial victoria Verde.

El triunfo de Pinar pone ahora en duda la capacidad de victoria de Industriales, que ha desperdiciado la ventaja de dos triunfos que disponía para ahora enfrentar un empate y un choque decisivo en terreno rival y ante un inspirado elenco pinareño.

Pero todo no será sonrisa para los de la tierra del tabaco. Si Pinar quiere avanzar a la final de manera histórica, primero deberá pasar por encima de un veterano de mucha astucia y calidad como es el camagüeyano Vicyohandry Odelín, quien aún no ha sido confirmado para el séptimo choque o en su defecto el dos veces sacado a batazos de la lomita, el derecho Noelvis Entenza.

Por su parte Pinar sigue sin muchas opciones monticulares y el mentor Urquiola bien pudiera mandar al derecho Erlis Casanova a la lomita y a partir de ahí desde el mismo Baños en adelante todos deberán estar listos.

Lo cierto es que la serie no da para más, este decisivo séptimo partido dará inicio hoy desde las 4:15 de la tarde en el mismo escenario del San Luis pinareño, con el último boleto a la Final de Cuba 2014 en juego, una Final que ya tiene a Matanzas clasificado y que espera por la definición de su rival para el primer choque a celebrarse el venidero lunes 7 de abril desde las 7:15 pm.

Industriales o Pinar, ¿para usted quién pasa?

IND 1, PRI 7 (BOXSCORE)

(*) Visita Baseballdecuba.com y lea los reportajes de Ray Otero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *