Pelota cubana: Los mejores y peores tras la primera mitad

Especial para Baseballdecuba.com

Daniel de Malas Andreu

HAVANA TIMES, 16 feb — Cayó la primera mitad de la Serie Nacional del 2012 y la misma es, sin lugar a dudas, una de las más competitivas de todos los tiempos en Cuba. Tras 48 partidos jugados por cada equipo es razonable echarle un vistazo a lo mejor y lo peor del evento.

Foto: baseballdecuba.com

Gústele a quien le guste y pésele a quien le pese la campaña del presente año está siendo un verdadero espectáculo, y aún queda medio camino por recorrer, y unos playoffs que van a estar de lujo. El margen de error de la Serie Nacional número 51 está bien estrecho, tal es así que del equipo más ganador al lugar 13 solo hay 9 juegos y medio de diferencia y a estas alturas estoy seguro que pocos se atreven a profetizar con certeza, quienes serán los 8 clasificados a la postemporada.

Las estadísticas en este caso no mienten y no es casualidad que 29500 tuneros se reunieran en la subserie de los locales frente a Industriales este principio de semana, o que hasta el momento en el Latinoamericano se hayan dado cita 337718 espectadores en 26 juegos (3 de estos de Metropolitanos), cifra esta última, que garantiza más de medio millo al terminar la temporada y la posibilidad de llegar a los 7 dígitos en caso de una incursión valedera de los Azules en los Playoffs.

A manera de curiosidad mencionar que Villa Clara es el que más gana, con balance de 31 y 16, mientras que la Isla de la Juventud es el de peor resultado con solo 15 triunfos frente a 33 reveses. Como visitador los más sobresalientes son los granmenses (17-7), a la vez que las Tunas es quien mejor juega en casa (17-7).

Villa Clara tiene el mejor bateo (309) y el mejor pitcheo (3,17), siendo los naranjas los lideres colectivos en dobletes. Artemisa es el que más ponches propina a sus rivales (338) pero el que peor batea en la Serie (231), la Isla por su parte no puede hacer nada con un staff de lanzadores que tiene el promedio de limpias más elevado del evento (5,80) y siendo el conjunto que menos jonrones conecta (12). Matanzas y Metropolitanos comandan la defensa con 983 y 981 respectivamente, mientras que Industriales es el que más veces pisa el plato con 296 (a 6,2 por encuentro), y los mejores en slugging (479) y OPS (873) colectivos. Todo esto contradiciendo completamente al beisbol cubano, pues los discípulos de Lazaro Vargas (líderes de Occidente) solamente han tocado de sacrificio en 4 oportunidades, dejando claro que van por el batazo y no creen en el juego pequeño.

Aquí ahora les traigo los mejores y peores por equipos, considerando solo las estadísticas de la primera mitad:

  • Artemisa (17-30): Yadier Pedroso (6-4; 2,77 de limpias por juego y 89 ponches) y José Ángel García (0-0; 1,78; 36; además de 7 salvamentos) son los que sobresalen, pues las temporadas de Jonder Martínez (1-7; 5,29; 48) y Yulieski González (3-6; 4,87; 46) dejan mucho que desear. No tienen a nadie verdaderamente digno de mencionar con el madero en ristre, así que me salto a los Cazadores.
  • Camagüey (19-29): el mascara Lednier Ricardo (359-3-17) y el paracortos Alexander Ayala (351-8-28) resaltan entre los Tinajeros. Por su parte Vicyoandry Odelin (3-3; 4,12 30) y el jardinero Dariel Álvarez (265-4-22) andan metidos en temporadas personales mediocres y su aporte es escaso.
  • Ciego de Ávila (28-21): los avileños comenzaron apagados a la ofensiva y la estrella está siendo Rusney Castillo (333; 12 jonrones y 45 remolques), porque con Yoelvis Fiss (218-3-10) no se puede contar. A Maikel Folch le dieron de baja, quedando Vladimir García (5-5; 2,39; 70) y Yadir Rabí (2-3; 2,89; 18) para cargar con el equipo.
  • Cienfuegos (25-23): olvídense de los salvados (13) de Duniel Ibarra (0-4; 4,18; 19) pues anda en su peor temporada, ya que a un relevista, con esos números y que además le bateen para 331, no se le puede dar mucho crédito. Norberto González (6-3; 3,42; 36), nuevamente es al as del pitcheo de los Elefantes. José Dariel Abreu (359-15-43) y Yoelvis Leyva (353-0-25) llevan las riendas del bateo.
  • Granma (25-23): Alfredo Despaigne está poniendo en tela de juicio quien es el mejor bateador cubano de todos los tiempos, pues va desarrollando otra excelente temporada (354-20-55), con grandes opciones para batir los records de vuelacercas (33) y remolques (111). Yordanis Samón (337-5-37) es el otro, bate mediante, que sobresale entre los Alazanes. El retorno de Ciro Silvino Licea (3-1; 4,85; 14) no ha sido del todo feliz, mientras que Alberto Soto (6-5; 4,27; 47) tuvo una primera mitad mediocre.
  • Guantánamo (24-24): Giorvis Duvergel (259-6-27) no es el puntal de años anteriores y Dalier Hinojosa (3-3; 5,35; 39) marcha mal, por lo que los problemas de los Indios no pueden ser resueltos por José Luis Moulin (3-4; 2,70; 29) y Frank Navarro (5-6; 4,07; 42) solamente.
  • Holguín (25-23): Pablo Millán Fernández (5-2; 1,44; 36) es la joya del pitcheo nacional en este momento, pues el relevista holguinero se ha burlado de cuanto bateador ha visto. Raimar Navarro (6-3; 3,38; 33) también ha lucido muy bien desde la lomita de los Sabuesos, a la vez que Yordan Manduley (407-2-27) y Yeison Pacheco (330-7-26) capitanean los maderos.
  • Isla de la Juventud (15-33): Michel Enríquez (278-2-13) nada más ha jugado en 16 encuentros de un equipo donde solo Luis Castro (302-3-20) promedia por encima de 300. Encima de esto Wilber Pérez (1-8; 5,20; 65) y Carlos Manuel Puente (0-8; 8,13; 8) son un lastre para un staff de pitcheo que tiene una única estrella, Danni Aguilera (3-3; 1,93; 22).
  • Industriales (29-18): los Azules comandan el Oeste gracias a los bates de Rudy Reyes (354-5-32), Serguey Pérez (326-8-37), Irait Chirino (354-4-32) y Alexander Malleta (289-10-45), mientras que Lisbán Correa (305-11-36) le ha quitado la titularidad a Frank Camilo Morejón (250-0-2). Sin embargo de los lanzadores solo brilla Odrisamer Despaigne (7-3; 1,96; 79).
  • Las Tunas (28-19): el trio de pitchers Yoelkis Cruz (8-3; 3,21; 55), Dael Mejías (6-4; 3,43; 25) y Yudiel Rodríguez (6-3; 3,64; 44) son la esencia de los Leñadores, que con Danel Castro (345-8-40) y Alexander Guerrero (289-9-26) lograron terminar la primera mitad en el segundo puesto de Oriente.
  • Matanzas (27-20): tras liderear la mayor parte del tiempo la zona Occidental los matanceros cayeron al segundo escaño, pero aun cuentan con José Miguel Fernández (381-5-24) y Guillermo Heredia (348-5-22), además de Jorge Alberto Martínez (5-1; 1,60; 43), Yohan Hernández (8-1; 3,00; 38) y Félix Fuentes (1-3; 1,67; 18) para optar por la clasificación. Como dato adicional ya los yumurinos cuentan con Yoandy Garlobo que ha jugado para (385-2-6) en 10 partidos.
  • Mayabeque (16-31): Ernesto Molinet (368-5-19) y Ariel Miranda (2-5; 2,60; 44). Para de contar.
  • Metropolitanos (22-26): magníficos guantes, excelentes individualidades en Roberto Carlos Ramírez (376-3-32), Stayler Hernández (312-8-31) y Jorge Luis Barcelan (312-8-29), pero un pitcheo indefenso, que solo tiene a Maikel Hidalgo (3-1; 2,95, 14) dando luz en un staff que no logra encenderse.
  • Pinar del Rio (25-24): Vladimir Baños (7-3; 2,78; 55) y Julio Alfredo Martínez (4-5; 2,96; 41) han logrado mantener la nave a flote, pero los Vegueros necesitan algo más que los aportes diarios de Yosvani Peraza (323-13-30) y Lorenzo Quintana (315-3-22).
  • Santiago de Cuba (26-18): el envejecido Santiago continua brillando, esta vez lidereado por Héctor Olivera (306-14-29), Edilse Silva (337-10-40), Alexei Bell (310-8-28) y Rolando Meriño (285-8-31), mientras que Yaumier Sánchez (5-1; 1,73; 38) y Danny Betancourt (5-3; 2,89; 42) se encargan de controlar los bates rivales.
  • Sancti Spiritus (22-26): aquello de que “los Gallos siempre comienzan mal” bien pudiera terminar mal. Como es habitual, ofensiva destructiva desde los maderos de Yulieski Gourriel (302-14-47), Frederich Cepeda (305-7-31), Yunier Mendoza (360-3-26) y Yenier Bello (282-9-31), además de un año extraordinario de Ismel Jiménez (9-3; 2,66; 75). Sin embargo la defensa va horrible (son los de más errores en la primera mitad con 67) y los factores del juego no logran trastocarse en triunfos.
  • Villa Clara (31-16): los Naranjas han diseñado un equipo como en años no lo hacían, con pitcheo de lujo en Alain Sánchez (5-0; 1,66; 36), Robelio Carrillo (5-2; 2,10; 26), Yasmani Hernández (3-0; 2,39; 42), Freddy Asiel Álvarez (4-2; 2,93; 28) y Yolexis Ulacia (3-0; 2,91; 24), que sumado a la temporada magistral que están teniendo Andy Zamora (388-2-22), Aledmis Díaz (385-6-26), Ariel Borrero (364-2-25) y Yuniet Pérez (343-4-31) convierte este conjunto en el más difícil, al menos en el papel.

Del resto aplaudir la idea de la votación popular para escoger a las Estrellas de dicho Juego (hecho que va demostrando que si el pueblo decide en el beisbol, muchos nombres pasarían al olvido y otros saldrían a la luz). También felicitar a la fanaticada beisbolera de todo el país por su apoyo incondicional a sus respectivos conjuntos (especialmente la de Matanzas, digna sede del Juego de las Estrellas) y por último reconocer que la inserción del día de descanso entre subseries ha favorecido al espectáculo y la actuación de muchos lanzadores de primera línea que han aportado mucho más a sus causas pertinentes.

Lo peor sin duda las barrabasadas de la planilla de los propuestos para el Juego de las Estrellas, empezando por la omisión de Alexander Malleta (mucho mejor que Molinet y Mendoza), siguiendo por la inclusión de Ediasbel Arruebarruena (CFG) (259-2-7), pues bien pudieran haber sido Orlando Acebey (SSP) (284-2-14), Yamil Rivalta (IND) (316-0-9), Luis Alberto Valdez (PRI) (259-2-9) o Michael González (MAY) (260-1-18) y finalizando por el disparate mayor, proponer a Frank Madam (CMG) como abridor para dicho juego, ya que él es un hombre que en 18 salidas nunca, NUNCA, ha iniciado un partido.

Finalizando comentarles que la especialización del pitcheo aparentemente es una medida de puro cumpliMIENTO, pues solo 3 equipos tuvieron 4 abridores en la primera mitad en ese rol exclusivamente, mientras que 5 conjuntos llegaron a 3 lanzadores solamente como abridores y el resto (9 planteles) no tienen a más de dos lanzadores que no hayan sido utilizados como apagafuegos. Todos estos lidereados por Granma, que salvo Ciro Silvino, no tiene a nadie que se encargue unicamente de iniciar. En fin que sigue siendo sembrar en el mar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *