Matanzas hizo historia, llega a finales

Ray Otero*

Yasiel Santoya. Foto: baseballdecuba.com

HAVANA TIMES, 4 mayo — Matanzas hizo lo histórico y en un decisivo séptimo juego, dejó a un lado todos los pronósticos y mandó a la cuneta a unos Gallos espirituanos 4-3 en el juego y 4-3 en la Serie de 4tos de Final, para avanzar así a una Final Occidental por vez primera en 20 años y ante el siempre favorito y emblemático elenco Industriales.

Y fue inédito lo de este Play Off de 4tos en el Occidente, los Gallos esta vez – y nuevamente – ni con Gourriel, Cepeda, Bello, Eriel e incluso el mejor lanzador del campeonato cubano, el derecho Ismel Jiménez, pudieron evitar otro agravio cayendo nuevamente en una postemporada cuando en el papel favoritos eran.

Resultó la misma escena de campañas anteriores aunque con diferentes matices o similar incluso a la final del 2001 ante Holguín, cuando los Gallos quedaron a las puertas del título. Pero para su afición y como en todo deporte el casi llegar no importa si al final el triunfo no se obtiene, se vuelve a convertir en una decepcionante derrota temprano en la temporada cuando por vez primera en muchos años y después de una segunda mitad del torneo excepcional y con el mejor lanzador del momento en el país, los espirituanos parecían destinados a discutir el cetro en el Occidente de Cuba.

Pero veamos a los verdaderos ganadores de esta serie de 4tos de Final, Matanzas, un elenco del que no se puede repetir la historia mencionada millones de veces en los 96 juegos de la campaña regular, que venía bajo la dirección de un importado como Víctor Mesa que al final ha cambiado la cara de este elenco, que jamás había logrado una clasificación a postemporadas cubanas de 1992 a la fecha y que era año tras año la decepción de aficionados, jugadores, directores, prensa e incluso Comisión Nacional de Béisbol que veía como la cuna de este deporte en Cuba no encontraba rumbo dentro del torneo mayor de la isla.

Boxscore

Este jueves en la noche el elenco demostró que está hecho – por si aún muchos dudan – y hasta donde pudiera llegar. Eso de venir de abajo 3-1 en la serie jugando en patio contrario y enfrentando en el camino al mejor lanzador del torneo no era cosa de juego, pero la juventud y garra que irradia este elenco más la dirección loca, apresurada, o como quiera usted llamarle de Víctor Mesa, al final han resultado la combinación perfecta para darle credibilidad a una región que nunca debió haber salido de la lucha en nuestros campeonatos nacionales.

Para el encuentro que marcaba el final de los 4tos para ambos elencos los directores no escatimaron recursos y dieron uso a sus mejores armas, los derechos Ismel Jiménez (19-5 en la campaña) y Jorge Martínez (13-5), y ambos no los hicieron quedar mal.

Matanzas celebra el avance a la Final occidental de su elenco. De izquierda a derecha el ganador del juego Jorge A. Martínez, la afición que en delirio saltó al terreno después del out 27 del 7mo juego de los 4tos de Final y el salvador del choque, el derecho Joel Suárez. Foto: baseballdecuba.com

Los derechos se enrolaron en un duelo que hasta la parte baja del quinto episodio exhibía empate a cero carreras. Sería cuando Matanzas demostraría que iba por más. El inning lo abrió Yurisbel Gracial con sencillo al centro mientras un espirituano que viste la casaca de Matanzas como Yasiel Santoya recibió boleto.

En esta situación otro importado como el veterano de 44 años Manuel Benavides puso en función toda su veteranía y ejecutó un toque perfecto haciendo avanzar a los jugadores a tercera y segunda respectivamente, para que llegara un jugador de mucho futuro como Guillermo Heredia y con doble al derecho impulsara las dos iniciales del choque.

Pero las carreras que a la postre resultarían decisivas llegarían en el inning siguiente. Esta vez José M. Fernández sonó sencillo al derecho y Lázaro Herrera, tratando de sacrificarse, se apuntó sencillo por la posición del receptor al ejecutar un excelente toque de bola que el receptor Eriel Sánchez dejó para que saliera pero la inquietante Mizuno 200 no lo hizo coqueteando con la raya y dejando a Herrera con un importante sencillo.

Gracial buscó el toque pero elevó al receptor Sánchez para el primer out y llegó nuevamente Santoya, quien esta vez con doblete entre el jardinero central y el derecho impulsó las dos carreras que daban a Matanzas ventaja de 4-0 y terminarían acreditándole la condición de héroe.

Sería el final del abridor Jiménez que pese a la desventaja no lo había hecho mal en el juego. El derecho, que buscaba igualar una campaña de 20 triunfos en poder del derecho José Ibar por última vez desde 1998, cargó con 4 limpias y 10 hits, 2 boletos y sin ponches en su sexta derrota de la temporada.

Pero Sancti Spíritus no se iría fácil pese a la desventaja. La respuesta llegaría en el séptimo por intermedio del poder de Yenier Bello y su cuadrangular ante Martínez. Pero ya en el octavo parecía que los Cocodrilos se ahogaban en su propia agua, cuando una rebelión de los Gallos amenazó incluso con darles el mando. Con dos outs en la pizarra el derecho Martínez tuvo un mal síntoma al propinar pelotazo a Orlando Acebey, acto seguido el importante Yunier Mendoza respondió con sencillo al centro y Yulieski Gourriel llenó las bases con su boleto.

La preocupación llegó al alto mando matancero que no esperó y se llevó a Jorge Martínez después de una labor estoica lanzando con solo tres días de descanso y después de haber trabajado más de 100 lanzamientos en su presentación anterior.

El derecho dio paso al otro abridor estrella del elenco, el derecho Yohan Hernández en una decisión controversial para algunos, y quien complicó más las cosas al permitir sencillo – gracias para los matanceros fue solo esto – del siempre oportuno Frederich Cepeda al centro que trajo dos para el plato cerrando el juego 4-3.

De izquierda a derecha el manager de Matanzas Víctor Mesa es paseado en hombros en señal de celebración. A la derecha el espirituano ismel Jiménez, perdedor del choque con un válido esfuerzo por el triunfo. Fotos: baseballdecuba.com

Víctor no arriesgó más y colocó al relevista Joel Suárez – 16 juegos relevados en la campaña con récord de 7-3, 1 salvamento y 3.03 de PCL – a trabajar, y este hizo lo perfecto, se cuidó de un bateador como Yenier Bello mandándolo a primera con boleto y le lanzó al veterano pero impulsivo Eriel Sánchez quien terminó elevando a tercera base para cerrar la entrada. Ya todo estaba hecho…pero faltaba el noveno.

En la novena Suárez no dudó y metió el brazo. Dominó primero a Barroso por la vía del ponche y después del sencillo al centro de Yunieski Gourriel retiró a Ramón Alfonso en línea al centro y a Orlando Acebey en rolata a las manos del receptor Herrera para el último out del juego, decretando la fiesta y locura en un estadio Victoria de Girón que tuvo que esperar 20 años para ver a uno de sus elencos en otra semifinal cubana. Felicidades Matanzas y gracias por esta fiesta, al final fue un triunfo de toda Cuba también.

(*) Vea los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *