Cuba-Holanda: Adelanto del final de la Copa Intercontinental

Ray Otero (baseballdecuba.com)

Yoandry Urgelles fue el héroe del final contra Holanda de 2009. Foto: jit.cu

HAVANA TIMES, 30 oct. — Cuba y Holanda dirimirán este domingo desde las 6:30 am (hora de Cuba) la final de la XVII Copa Intercontinental de Béisbol desde el estadio Intercontinental de Taichung, Taiwán, reeditando la misma final que cuatro años atrás vio a Cuba emerger como titular con un sensacional triufo de 6-3 en 11 peleadas entradas.

El choque, que promete nuevamente una batalla campal entre la Maquinaria Roja de Cuba y un rival nada fácil en la arena internacional actual, será también una revancha  dentro de este mismo torneo. Cuba y Holanda ya se enfrentaron en la segunda ronda de la Copa el pasado Octubre 28, precisamente en el primer juego de la misma y Cuba, en otro buen partido, se impuso con marcador de 6-3 en gran relevo del derecho Jonder Martínez, quien se llevó el triunfo con batazo decisivo de Héctor Olivera ante el relevista Arshwin Asjes, lanzador derrotado.

Pero recordando la última final entre ambos, en aquella ocasión el marcador tuvo el mismo resultado, un 6-3 en 11 entradas, decidido por un regular de última hora en este elenco cubano, el jardinero izquierdo Yoandry Urgellés, quien con triple con las bases llenas en la parte alta de ese onceno inning dio a Cuba su 10mo título en estas citas.

Por supuesto que mucho ha cambiado en este elenco cubano de aquella fecha a esta. Del roster que el mentor Eduardo Martín pudiera presentar este domingo aparecen hasta el juego de ayer como regulares Yulieski Gourriel, Alexander Malleta, el mismo Yoandry Urgellés, Ariel Pestano y Giorvis Duvergel.  Tres de ellos no se incluían en los planes del equipo Cuba para este torneo y fueron adicionados a última hora. Solo Gourriel y Pestano lucían como repitentes. Pero en el banco aún aparece un Michel Enríquez que jugó aquella final y que ahora no aparece con posibilidades de abrir nuevamente, mientras que una pieza clave, el veterano lanzador derecho Norge L. Vera, pudiera resultar nuevamente el abridor ante un elenco que en el 2006 lo sacó rápidamente del box con dos carreras anotadas ante él en la misma cantidad de innings lanzados.

De no ocurrir esto, pues al parecer la presencia del también diestro Miguel Alfredo González en el box, parece más evidente.

Por supuesto que Holanda también posee veteranos de la edición XVI de estos torneos. Los jardineros Eugene Kingsale y Danny Rombley, el receptor Sidney de Jong y el tercera base Raily Legito, repiten con grandes posibilidades de enfrentar nuevamente a la nave antillana y esa experiencia sin duda es una de las armas de los Naranjas para este domingo.

Holandeses y cubanos han jugado de diferente forma en este torneo.

Cuba, sin exagerar en forma alguna, ha resultado el mejor equipo del torneo. Un balance de 7-0 con dominio absoluto del bateo colectivo (.410) y el pitcheo (1.12) además de marchar solamente segundo en fildeo (.988) detrás del elenco de Corea del Sur, lo hacen ser el equipo favorito.

Individualmente los cubanos tienen a un hombre como el segunda base Hécotr Olivera que se mantiene como líder de bateo del torneo con promedio de .593 y que bien pudiera llevarse en definitiva el título del mismo  pues lo separan un total de 93 puntos de su más cercano rival, el italiano Juan Angrisano. Pero no solo el average lidera Olivera, el santiaguero está al frente del slugging (.926), porcentaje en base (.607), anotadas (10) y hits (16). Olivera, de lograr una actuación que lleve al título a Cuba este domingo, bien pudiera ser nominado el Jugador Más Valioso del Torneo.

Dos bajas importantes pudieran presentar  los antillanos, el jardinero derecho y cuarto bate Alfredo Despaigne no juega hace dos días por una contractura muscular que bien pudiera dejarlo fuera de esta final. El fornido bateador, sin duda alguna, no ha tenido la grandiosa temporada internacional que lo vio emerger como cuarto de Cuba en el lineup durante el pasado 2009, pero siempre resultará un arma importante en el final de este juego en caso de ser necesitado.

Otro regular de los nacionales hasta días atrás, el jardinero central Yoenis Céspedes, ha sido de los que no ha lucido bien en el torneo y la entrada de Giorvis Duvergel y la forma ofensiva en que este último se encuentra, además de la velocidad y variedad al juego de Cuba que le adiciona, han provocado que el granmense se haya arrinconado en el frío banco de Cuba.

Pestano deber regresar al lineup después de un merecido descanso ante Italia, pero La Rosa estaría listo para cualquier contingencia. Del resto no se esperan cambios relevantes en el lineup de Cuba, puesto que el torpedero Borroto solamente no vio acción esta madrugada a modo de un también necesitado descanso con vistas a esta final.

Los holandeses por su lado, pese a no estar en la forma que Cuba posee, presenta un excelente average colectivo de .298, marchando cuartos en este departamento en el torneo. El pitcheo ha resultado su mejor renglón con un PCL de 1.77, segundos solo detrás de Cuba. La defensiva resulta el único punto débil de los holandeses, quienes han cometido un total de 10 errores y marchan con promedio de .963 en el séptimo lugar entre los 10 equipos en competencia en el torneo.

Holanda no ha anunciado lanzador alguno, pero el mismo hombre que inició ante los antillanos días atrás, el derecho Tom Stuifbergent, pudiera repetir en el montículo. De no ser así, dos conocidos tienen posibilidades de ser usados en cualquier orden. Uno es el veterano David Bergman, quien con balance de 2-0 – como relevista -, promedio de limpias de 0.00 en 7 2/3 y 6 ponches propinados, parece una buena opción, si a todo esto unimos su veteranía en el elenco holandés, pues sin duda Brgman es un contendiente de fuerza. El otro es el derecho Leon Boyd, quien con récord de 0-0 en 2 aperturas en la Copa, 8 1/3 trabajados, no limpias concedidadas y 8 ponches propinados, pudiera hacerlo el seguro abridor.

Sin duda cualquiera sean los lanzadores por ambos elencos, la lucha estará garantizada conocido el fervor con que estos dos elencos juegan entre si en la arena internacional.

El partido, pudiera darle a Cuba su oncena corona en 14 participaciones finalistas en la historia de estos torneos. Holanda, en la otra mano, va por mucho más sin comprometer nada. Los holandeses aspiran simplemente a desquitar su revés del 2006 y subir a la gloria ganando su primer evento internacional de envergadura en la larga historia de participaciones de estos en competencias de la IBAF.

Una última nota. En este 2010 será la cuarta vez que un elenco antillano y holandés se enfrentan entre si. En el pasado Torneo de Haarlem, ambos se vieron las caras con división de honores. Holanda con Leon Boyd de relevo ofendió a un segundo elenco de Cuba el pasado  13 de Julio al propinarle nocao de 10-0. Mientras, el 18 de Julio en el mismo torneo, Cuba tomó desquite ante David Bergam y un cuarteto de relevistas – incluído Leon Boyd – para derrotar 12-5 a los holandeses.

Y un poco antes los elencos de China Taipei e Italia dirimirán el bronce y cuarto lugar del presente torneo. Los asiáticos resultaron la decepción para su afición al caer en cerrado 5-3 ante Holanda en la jornada sabatina. Italia ha sobre cumplido las expectativas y por vez primera pudiera adjudicarse una medalla en estos torneos.

Evento: Final de la XVII Copa Intercontinental

Hora: 6:30 am

Estadio: Intercontinental

Lugar: Taichung, Taiwám

Rivales: Cuba (actual campeón) y Holanda (subcampeón de la edición del 2006)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *