Cómo Industriales llegó a los finales

Ray Otero*

El joven lanzador Antonio Romero fue el hombre grande en el triunfo Azul en el Juego #7 de la Final Occidental. Romero lanzó 8 2/3 y propinó 9 ponches al inspirado elenco de Matanzas en el juego. Foto: baseballdecuba.com

HAVANA TIMES — Industriales jugó uno de sus mejores partidos sin su estrella del montículo el derecho Odrisamer Despaigne, y venció 7-1 a Matanzas en el 7mo Juego de la Final Occidental 2012, para recuperar la corona de la Liga del Oeste de la pelota cubana y avanzar a otra final de Cuba, la sexta de los últimos 10 años, tras los títulos del 2003, 2004, 2006 y 2010, y el subtítulo del 2007, en donde se verá las caras con Ciego de Ávila, campeón del Oriente.

Boxscore

El mentor Lázaro Vargas dio la pelota en este decisivo juego al derecho Darwin Beltrán, su segundo mejor lanzador de la temporada, y Beltrán volvió a decepcionar – uno de los problemas a resolver por los Azules para la Final, explotando en la misma primera entrada y dando paso al relevista Antonio Romero, quien en definitiva terminó cambiando el destino de esta postemporada, para bien del elenco capitalino.

Fue mucho lo hecho por Romero quien sin duda alguna fue una revelación para el elenco Azul en este 7mo Juego y desde ya debe entrar en los planes para enfrentar en el rol de abridor a Ciego de Ávila. Pero es que Industriales esta vez salió a buscar un triunfo que no podía esperar otro juego y lo hizo a su estilo, con una garra que ha distinguido al equipo en toda su historia, anotando temprano y en casi todo el juego apelando a un arma con la que habían sido víctimas apenas 24 horas antes, el jonrón.

Fue así, una combinación de pitcheo y bateo oportuno lo que dio el triunfo a este elenco en esta Final Occidental 2012. No resultaba fácil la tarea, Industriales se enfrentaba al mejor elenco de todo el torneo, que pese a no poseer la historia de los capitalinos si mostraba una cara bien distinta a la vista en los últimos 20 años de la pelota cubana de Series Nacionales. Eran jugadores jóvenes, llenos de ganas de cumplir con su elenco, manager, pero más importante, con su afición y que al final la derrota de este jueves en la noche para nada opacó lo hecho por estos en toda la 51 Serie Nacional. No creo queden dudas al respecto, Matanzas ha sido el elenco más combativo de toda la temporada 2011-2012, incluyendo además la Postemporada actual.

Pero Industriales es otra cosa, es el elenco más y menos seguido de toda Cuba y hasta un poco más allá, una contradicción que solo quienes conocen y siguen la historia del béisbol cubano pueden comprender. Con toda la polémica que generan, con nuevo director, sin el gran pitcheo que los caracterizó en décadas pasadas, pero con el mismo peso de la camiseta de toda su historia, Industriales fue superior a Matanzas en esta serie al mejor de siete y otra vez, por tercera vez en su historia, el mentor Víctor Mesa – simplemente tan o más contradictorio que sus mismísimos rivales de turno – cayó ante el elenco emblemático de Cuba en una Postemporada, aunque hay que reconocer que nunca antes estuvo tan cerca del triunfo.

Vayamos al encuentro

Si Industriales tenía en el montículo a Beltrán para aspirar al triunfo, Matanzas esta vez presentaba a su, al parecer, agotado pero astro al fin, el derecho Jorge Alberto Martínez, quien al final no lució bien en su velocidad tanto en la recta como en la “slider” sobre la cual muy poco control tuvo.

El cuadrangular de Rudy Reyes en el mismo primer episodio con Torriente en circulación pudo haber bastado para el triunfo Azul en el 7mo Juego de la Final Occidental. Foto: baseballdecuba.com

Y los Azules tomaron nota rápidamente de esto con el sencillo de Torriente al izquierdo y el cuadrangular de dos carreras de Rudy Reyes por la misma banda, que al final hubiera bastado para el triunfo.

Pero Matanzas buscó ripostar como hizo en toda la serie y logró descontar una cuando Beltrán permitió sencillos consecutivos de Heredia y Sánchez – Beltrán fue a las duchas rápidamente y Antonio Rivero se hizo cargo de la lomita – y después de los ponches de Romero sobre Benavidez y Yadiel Hernández, Heredia anotó por un “passball” de Lisbán Correa. Sería lo único que el pitcheo Azul permitiría en todo el encuentro.

Con el juego cerrado 2-1 las acciones llegaron al 4to capítulo donde Industriales golpeó de manera definitiva a su rival. En esa entrada fueron significativos los aportes de los hombres de mayor responsabilidad en el elenco de los Leones, por primero el jonrón solitario de Carlos Tabares por el izquierdo para el 3-1, el doble de Lisbán Correa – sacó a  Jorge Martínez del montículo -, un pelotazo a Raiko Olivares, un triple de Irait Chirino que trajo dos y el elevado de sacrificio al izquierdo – fildeado contra las cercas – de Rudy Reyes. Industriales ganaba 6-1.

La última de Industriales llegaría en el séptimo inning, por cuadrangular de Serguei Pérez, que ponía fin al resultado con el 7-1.

Matanzas desde el mismo primer inning cuando anotó la primera no fue capaz de capitalizar en este partido decisivo y el reto de enfrentar a un inspirado lanzador como el derecho Romero, quien terminaría trabajando 8 2/3 con 9 ponches, 4 hits, 4 boletos y sin anotación alguna permitida, fue mucho mayor para un elenco plagado de jóvenes figuras que aún necesitan mucho por aprender y que desde ya resultan un elenco de mucho futuro.

El mismo Romero logró el triunfo, el cual resulta su segundo de esta Postemporada 2012, mientras Jorge Martínez se fue con el revés y terminó la Postemporada con balance de 4-2.

Al finalizar el encuentro algunos protagonistas ofrecieron declaraciones a la prensa.

Antonio Romero (Lanzador de Industriales): “Este es el juego más importante de mi vida, todavía no lo creo, esto es lo más grande del mundo”.

Lázaro Vargas (Manager de Industriales): “Mis felicitaciones y las de toda Cuba al gran elenco de Matanzas”

Y Víctor Mesa (Manager de Matanzas), protagonista como su elenco del avance de Matanzas del lugar 14 en el 2011 al 3ro en esta temporada, terminó diciendo durante la conferencia de prensa: ” Y salió el resultado para alegría de este pueblo, porque somos de Cuba y defenderemos esto donde quiera que estaremos. Matanzas me ha hecho vivir, con las calles llenas, el estadio lleno, los saludos, las invitaciones, las amistades nuevas. Me llevo tremendo emoción de Matanzas y no me las llevo, porque regreso. Estoy contento con el pueblo, pero muy triste por dentro…”

Ahora Industriales comenzará la lucha por la reconquista del título de Cuba cuando el próximo domingo enfrente a Ciego de Ávila en su cuartel general del estadio Latinoamericano a partir de las 2:00 de la tarde, durante el primer juego de la Final de Cuba y que promete en el montículo a los estelares Odrisamer Despaigne por los Leones de Industriales y Vladimir García por los Tigres de Ciego de Ávila.

(*) Vea los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *