Cómo cambian los tiempos y el béisbol

Yusimí Rodríguez

HAVANA TIMES — Como muchos cubanos, en los últimos días he seguido el Tercer Clásico Mundial de Baseball, transmitido por la Televisión Cubana. Como muchos, lamenté la derrota del equipo nacional ante la selección de Holanda.

Pero el clásico ha mostrado no solo jugadas espectaculares, equipos de alta calidad… y shows vergonzosos como el protagonizado por los equipos de Canadá y México.

El clásico me ha mostrado, además, como ha evolucionado el béisbol desde que empecé a verlo en los años ochenta, cuando existían el bate de aluminio, y el béisbol amateur, en el que Cuba brillaba.

Pero sobre todo, cómo ha evolucionado la mentalidad, no sé si decir de nuestros periodistas o nuestras autoridades, en un país donde los primeros son voceros de los segundos, o a menos no los contradicen.

Hasta hace poco, en Cuba, sacrificar al tercer o cuarto bate en un toque de bola, para adelantar a un corredor, era casi un sacrilegio. Ahora, he escuchado a nuestros narradores deportivos ponderar la misma jugada, realizada por los otros equipos, y lamentando que nuestra selección carezca de buenos tocadores. En el béisbol moderno, cualquiera debe ser capaz de realizar un toque de bola, sea cual sea su turno al bate.

Sin embargo, lo más llamativo para mí ha sido escuchar a nuestros narradores deportivos mencionar los nombres de peloteros cubanos que hoy representan los colores de otros países (Brasil y España, en el clásico), sin que asomaran ironías ni calificativos como apátrida, traidor, vende patria.

¿Seremos testigos del inicio de un giro de ciento ochenta, o al menos ciento veinte grados, en materia de deporte, en el país?

Algunos pensaban que el impedimento para que viéramos baseball de grandes ligas en nuestra televisión nacional (de la misma forma que vemos fútbol internacional) era la presencia de ex jugadores cubanos en esos equipos. No lo dudo.

Pero si usted no puede ver a las antiguas estrellas de nuestro deporte nacional brillar en el firmamento foráneo, por los canales Tele Rebelde, Cubavisión, Multivisión, Canal Habana, o los Educativos 1 y 2, siempre está la opción del Educativo 3. Así llamamos a «la antena», que muchos continúan instalando a pesar de ser ilegal y de las multas, que son un sablazo.

Ahora que el alquiler de discos con películas, conciertos y otros materiales audiovisuales, es uno de los negocios que más abunda en la ciudad, usted puede encontrar discos con jugadas y hasta partidos completos en los que aparecen peloteros cubanos que juegan en ligas extranjeras.

No solo se empieza a notar la aceptación de que no es posible ir contra la corriente, parece haber una percepción de que es mejor nadar con ella.

En el artículo “La más oportuna e inteligente inversión que podemos hacer”, publicado en la página deportiva del Granma el miércoles 13 de este mes, Oscar Sánchez Serra hace un amplio, profundo y necesario análisis de las fallas del béisbol nacional.

Pero si usted no puede ver a las antiguas estrellas de nuestro deporte nacional brillar en el firmamento foráneo, por los canales Tele Rebelde, Cubavisión, Multivisión, Canal Habana, o los Educativos 1 y 2, siempre está la opción del Educativo 3. Así llamamos a «la antena», que muchos continúan instalando a pesar de ser ilegal y de las multas, que son un sablazo.

No solo las que se pusieron de manifiesto en el clásico, sino las de fondo. Sánchez no se limita a exponer problemas, sino que ofrece soluciones, entre las que no descarta la inserción de los peloteros cubanos en ligas rentadas o profesionales de otras naciones.

Sánchez Serra recuerda que se está actualizando el modelo económico y social del país, y pide que se aplique también al deporte.

Al recapitular sobre lo que necesitamos para mejorar la calidad de nuestro béisbol, menciona los torneos de larga duración en todas las categorías, una serie nacional competitiva, una vinculación de las administraciones locales con el espectáculo y con los dividendos económicos que pueden obtenerse, y “…también la inserción en lides de otras naciones”.

¿Qué probabilidades existían de leer algo así en la prensa nacional, en los años ochenta, o quizás solo dos décadas atrás, o una? ¿Qué periodista se hubiera atrevido?

¿Seremos testigos del inicio de un giro de ciento ochenta, o al menos ciento veinte grados, en materia de deporte, en el país?
—–

NOTE: The World Baseball Classic is down to three teams as Puerto Rico eliminated 2-time champion Japan by a score of 3-1 on Sunday. Today Holland plays the Dominican Republic for a ticket to play Puerto Rico in the final game on Tuesday.


One thought on “Cómo cambian los tiempos y el béisbol

  • el 19 marzo, 2013 a las 2:52 am
    Permalink

    Todo tendrá que ir transformándose, Yusimí, y no sólo en el deporte. No está nada mal como comienzo derogar la absurda prohibición de que los deportistas que abandonaron el país regresen cuando estimen conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *