Ciego a un paso del título de Cuba

Ray Otero*

Osmar Carrero fue el hombre grande en el triunfo de Ciego de Avila en el Juego #4 de la Final de Cuba. El avileño dejó a Industriales en solo 2 carreras durante 8 innings de labor. (Foto: Ismael Francisco)

HAVANA TIMES — Menos de 24 horas después de un cerrado triunfo Azul en extra innings 4-3 sobre Ciego de Avila en el Juego #3 de la Final de Cuba, los avileños estaban retados a dejar claro que iban por más en esta Final 2012, y el triunfo convincente de 10-2 en la jornada dominical en el Juego #4 de la serie.

No solo dejó bien claras las intenciones avileñas, sino que puso de una vez y por todas a los Tigres al borde de hacer historia con la necesidad de solo un triunfo más en 3 partidos por jugar, para titularse por vez primera campeones de la pelota nacional de Cuba, algo poco imaginado algunos años atrás.

BOXSCORE

Y Ciego fue solo eso, un rival que no cambió nada y apostó por un triunfo haciendo uso del mismo lanzador que días atrás sufrió en el Juego #2 de la serie, el derecho Osmar Carrero, quien en aquella ocasión no pasó siquiera del quinto inning, pero que esta vez se creció y cumplió con las expectativas de todos pese a nuevamente tener un inicio incierto.

Pero el triunfo de manera holgada también dejó casi sin opciones a un equipo Industriales que llegó a esta Final con el cartel de favorito, y que a medida que la serie ha avanzado cada vez su categoría como rival a derrotar se ha visto disminuida. Este domingo Ciego fue la prueba irrefutable de que el campeonato simplemente pinta para ellos aunque aún quede camino por andar.

Y en un muy importante cuarto juego Ciego dio uso a la combinación de hombres que, uno por años ha sido una de las bases del elenco, y el otro refleja la nueva cara de los avileños, es decir el futuro. Me refiero al veterano Yorelvis Charles, crecido y con ansias de un título nacional que le ha sido evasivo en toda su carrera, conectando en la tarde de 5-4 con 3 impulsadas en este casi definitorio juego.

Mientras que a su lado la otra cara de la moneda es el joven Rusney Castillo, haciendo uso del madero a gran altura con sus 3 inatrapables en 5 comparecencias al cajón de bateó que incluyeron 2 cuadrangulares y 4 impulsadas, todas más que suficientes para la victoria de los centrales en el choque.

Industriales y el mentor Vargas no tuvieron esta vez oportunidades de hacer juegos alguno, razón tenía mi colega Peter C. Bjarkman cuando afirmaba que Industriales tiene un buen equipo pero simplemente un solo lanzador, Odrisamer Despaigne, y es cierto que el derecho ante los avileños ha sido el único que ha podido sacar la cara.

De nada le ha valido al alto mando Azul el uso de un experimentado Frank Montieh, o lanzadores como Darwin Beltrán e Ian Rendón en los roles de abridor o relevista, nada de esto ha funcionado y así no solamente no se puede ganar un juego, sino que tampoco se puede aspirar a ser titular de un torneo.

El joven Rusney Castillo lideró al elenco de los Tigres con sus dos cuadrangulares en el Juego #4 de la Final de Cuba 2012. (Foto: Ismael Francisco)

Vargas lo ha entendido y ya ha dejado claro su lanzador para el quinto juego, que bien pudiera dejarlos incluso con ganas de regresar a sus predios del Latinoamericano si los avileños vuelven a imponer su estilo, se trata del derecho Antonio Armando Romero, de gran actuación en los roles de relevista tanto largo como corto, pero que por vez primera en esta Postemporada 2012 actuará como abridor y además, con una gran carga a sus espaldas, impedir que un inspirado Ciego de Avila se corone campeón de Cuba en la mismísima noche del lunes.

Pero veamos lo acontecido en el partido de ayer:

El mentor Lázaro Vargas mandó al montículo al una vez prometedor derecho Frank Montieh en busca de frenar la garra de los Tigres avileños y darle un importante triunfo al elenco capitalino. Pero Montieh recibiría castigo en el mismo primer episodio con el cuadrangular de Raúl González iniciando el choque. Mal síntoma y Ciego ganaba 1-0.

La respuesta Azul no se hizo esperar y los Leones rugieron en el inicio de la segunda entrada ante el joven Osmar Carrero, designación del mentor Roger Machado.

Ese inning lo abrió Serguei Pérez con sencillo y después del out de Urgellés, el pimentoso Carlos Tabares llevó a Serguei a segunda con otro sencillo. De manera pasmosamente conservadora el mentor capitalino mandó el toque de sacrificio – ???? – y el receptor Frank Camilo Morejón lo ejecutó de maravillas para colocar hombres en segunda y tercera. Acto seguido Juan C. Torriente disparó doblete por el izquierdo que terminaría colocando a Industriales arriba por la mínima 2-1. Sería todo lo que Carrero y Ciego permitirían en el choque.

El empate ante Montieh llegaría en el tercero cuando el derecho – con la bola de jonrón encendida al parecer – permitió cuadrangular de Rusney Castillo de línea por el jardín izquierdo para poner en locura el José Ramón Cepero. Un inning más tarde llegaría la que al final resultaría decisiva y salida del bate de otro veterano, Issac Martínez, quien abriendo la entrada sonó cuadrangular en batazo elevado por la banda izquierda. Sería el tercer jonrón de los avileños en el choque y ya el marcador les sonreía 3-2.

El veterano Issac Martínez resultó un bateador clave en el Juego #4 de la Final de Cuba. (Foto: Ismael Francisco)

Montieh se recuperaría y llegaría al quinto episodio en donde después de dos outs un sencillo de Mario Vega al centro hizo que el alto mando Azul no esperara más y trajera al relevista Darwin Beltrán para enfrentar al peligroso Rusney Castillo. Beltrán terminaría dominando al avileño en inofensivo elevado a primera base e Industriales estaba en el juego todavía.

Pero un inning más tarde Ciego anotaría dos que harían una gran diferencia. Beltrán permitió sencillos consecutivos de Yoelvis Fiss e Issac Martínez a lo que Vargas apeló al joven e inmaduro Rogelio Armenteros – muchos pensaron Rivero saldría a lanzar con un cerrado marcador de 3-2 – y Charles se encargaría de poner en su lugar al Novato, disparando doble impulsor de dos al derecho. Ciego vencía 5-2.

La siguiente entrada fue el fin de las esperanzas añiles en el juego. Ciego anotó racimo de 4 carreras ante Armenteros y su relevo, el otro novato Sosa. Raúl González abrió con triple el inning, Mario Vega recibió boleto y ya ante el relevista Sosa, Rusney Castillo disparó su segundo cuadrangular del choque, uno grande por el jardín izquierdo que traería 3 y terminaría poniendo el choque 8-2. Al final y tras varios cambios de lanzadores en el banco Azul, Lisdey Díaz traería la última de la entrada anotada por el corredor sustituto José García, para un 9-2 que se veía inalcanzable para los parciales Industrialistas.

La última de los avileños llegó en el 8vo por doble de Fiss, sencillo del joven José García y sencillo de Charles, todo ante el relevista Roberto Santiesteban, para un 10-2 que sellaría el triunfo de los Tigres.

Mientras todo esto sucedía, el derecho Osmar Carrero hacía las delicias de sus seguidores completando 8 entradas y sorteando 8 indiscutibles Azules para solo permitir las 2 carreras de la segunda entrada, mientras ponchaba a uno y concedía 2 boletos. Sería el primer triunfo de Carrero en esta Final después de su nervioso inicio en el Juego #2 de la misma.

Para concluir el choque el mentor Roger Machado dio uso a un flemático Yadir Rabí – muy recordado de la pasada Postemporada – quien dominó de 1-2 y 3 a una peligrosa tanda como la de Serguei Pérez, Yohandry Urgellés y Carlos Tabares en el 9no.

Ahora Ciego de Avila está 3-1 en la Final de Cuba y obliga a Industriales a vencer en uno y cada uno de los tres partidos que restan a esta serie, si es que los capitalinos desean lograr su 13er título de Cuba. Para Ciego solo un triunfo les depararía un sueño de 25 años, desde que en 1977 como elenco comenzó a competir en nuestros torneos, con su primer título de campeones de Cuba. Un título que a la vez es histórico de por sí pero que pudiera hacer más historia si Cuba decide participar en la venidera edición de la Serie del Caribe, en donde los Tigres avileños serían el primer elenco cubano en hacerlo desde la salida del país caribeño en la edición de 1961, que provocó la suspensión del torneo por 10 años, y que había visto a los Elefantes de Cienfuegos coronarse por última vez en la edición de 1960.

El Juego #5 de la Final de Cuba está programado para este lunes desde las 8:30 de la noche, y ambos mentores ya han anunciado a sus lanzadores. Industriales, obligado a triunfar, usará al derecho Antonio Armando Rivero, mientras Ciego piensa dar uso al también derecho Yander Guevara.

(*) Vea los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *