¿Abreu será el Novato del Año, pero… MVP también?

Daniel de Malas  (baseballdecuba.com)

HAVANA TIMES — José Dariel Abreu despachó su vuelacercas número 30, en la jornada del viernes 25 de julio y se convirtió en el primer bateador en arribar a esa cifra, en la temporada de este 2014 en las Grandes Ligas de Beisbol. Su camino hacia el Novato del Año para ser un hecho, pero ¿podrá también llevarse el premio al Jugador Más Valioso?

“Pito” Abreu está teniendo una temporada de ensueño y de seguro a los historiadores no les quedará más remedio que considerarla la mejor de un pelotero cubano, debutando en Las Mayores. Abreu está poniendo la varilla bien alta e inclusive conspira contra el record de jonrones para un novato, que está en manos de Mark McGwire, con 49 en 1987

El cubano José Dariel Abreu (centro), busca lograr algo que solo otros dos peloteros han logrado en Las Mayores, Fred Lynn (izq.) en 1975 con Boston e Ichiro Suzuki (der.) en el 2001 con Seattle. Abreu anda jugando como un ángel y el premio al Novato del Año debe estar adornando su vitrina personal, una vez que la campaña termine, y la prensa decida el ganador de ese galardón.
El cubano José Dariel Abreu (centro), busca lograr algo que solo otros dos peloteros han logrado en Las Mayores, Fred Lynn (izq.) en 1975 con Boston e Ichiro Suzuki (der.) en el 2001 con Seattle.
Abreu anda jugando como un ángel y el premio al Novato del Año debe estar adornando su vitrina personal, una vez que la campaña termine, y la prensa decida el ganador de ese galardón.

La lesión de Masahiro Tanaka ha aclarado ese particular, pues el japonés tiene molestias en el codo, que le han sacado de la rotación de los Yankees de Nueva York y aun regresando en unas semanas, ya el antillano le saca buen tramo.

De concretarse el hecho, Abreu sería el cuarto pelotero cubano en ser nombrado Novato del Año, pues anteriormente Tony Oliva (1964), José Canseco (1986) y José Fernández (2013) lograron el premio. Además, sería la primera vez que por años consecutivos, el mejor principiante de las Grandes Ligas es un hijo de Cuba.

Sin embargo y para avivar la polémica, Abreu también está teniendo un 2014 para ser considerado con fuerza, al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, pero ya eso es harina de otro costal.

Pito va primero en la Liga Americana en bambinazos (31), remolques (83) y slugging (.632), a la vez que va segundo en extrabases, con 58 (26/1/31), detrás de Mike Trout.

Tuvo una cadena de 18 partidos bateando de hit y ahora mismo va por 19, en su segunda seguidilla al hilo, con encuentros donde conecta al menos un imparable. ¿Bastarán las credenciales que Abreu ha enseñado, para llevarse la dupla de recompensas?

Solo dos peloteros han logrado amasar ambos lauros en el mismo año, Fred Lynn (Medias Rojas de Boston, 1975) e Ichiro Suzuki (Marineros de Seattle, 2001), lo que demuestra cuan difícil es la hazaña. No obstante lo que complica el acto para Abreu no son sus números (que ya son impresionantes) sino que en los casos de Lynn y Suzuki, ambos lograron llevar a sus respectivos equipos a la Postemporada.

Los Medias Blancas de Chicago están muy lejos de lograrlo.

El premio al Jugador Más Valioso se le otorga en gran medida al pelotero que tenga una gran temporada, pero sobre todas las cosas por su contribución al equipo.

Como se traduce esto: ¿plantel con malos resultados? Lograr el MVP es mucho más complejo.

Raras excepciones han recibido el premio al Jugador Más Valioso con conjuntos perdedores y aquí está el listado:

· 1952 Hank Sauer (Cachorros de Chicago, 77-77, 5to lugar de 8 equipos)

· 1958 Ernie Banks (Cachorros de Chicago, 74-80, 5to lugar de 8 equipos)

· 1959 Ernie Banks (Cachorros de Chicago, 72-82, 6to lugar de 8 equipos)

· 1987 Andre Dawson (Cachorros de Chicago, 76-85, 6to lugar de 6 equipos)

· 1989 Robin Yount (Cerveceros de Milwaukee, 81-81, 4to lugar de 7 equipos)

· 1991 Cal Ripken Jr. (Orioles de Baltimore, 67-95, 6to lugar de 7 equipos)

· 2003 Alex Rodríguez (Vigilantes de Texas, 71-91, 4to lugar de 4)

Un total de 7 peloteros en equipos con 500 o peor resultado, en el casillero de ganados y perdidos, de un premio que existe desde 1931. Hagan las matemáticas que quieran, el caso es esquivo para los que lucen bien en clubes sotaneros.

Los Medias Blancas de Chicago ahora mismo juegan para 52-56 (miércoles 30 de julio) y están en cuarto lugar del centro, en la Liga Americana. Las opciones de que asciendan son limitadas, aunque cuentan con un roster que pudiera dar sorpresas y del que se espera mejores dividendos.

Encima de todo esto vivimos un instante lleno de romanticismo con la naciente súper estrella de la MLB, Mike Trout, que por dos años ha quedado segundo en la votación al MVP, detrás de Miguel Cabrera.

Trout es en realidad un pelotero de otra galaxia y no hay manera que este año, la tinta de los votantes no este influenciada por lo cerca que ha estado el jardinero de los Angelinos y las dos veces que le ha sido negado el premio MVP.

No obstante José Dariel Abreu continua reescribiendo la historia y además de convertirse en el tercer pelotero que llega a los 30 jonrones con mayor rapidez, en 89 partidos (Rudy York (1937) necesitó 79 juegos y Mark McGwire (1987) arribó en 84), estaría en línea para ser el primer pelotero en la historia en ganar un premio al Jugador Más Valioso en las Series Nacionales del beisbol cubano (2011) y agregar el mismo premio en la Gran Carpa.

Varias cosas conspiran contra el inicialista de Chicago, pero el talento es indiscutible, los números no mienten y la buena noticia es que le quedan muchos años para seguir agregando trofeos.

Consideraciones hechas, resta esperar por lo que queda de la temporada y ver quienes se llevan los galardones. Abreu, mientras tanto, continúa despachando jonrones y enamorando a quienes le ven por primera vez y sienten la presencia de uno de esos atletas extraordinarios, que los dioses nos envían de cuando en cuando.

Sin más por ahora,



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.