Helson Hernandez

HAVANA TIMES — Una contralto, que con su voz nos regresa una época preciada de la canción cubana. “Es un privilegio que me asocien con estas figuras”, dijo Yaima Sáez en su entrevista con HT.

HT: Una voz poco común.

Yaima Sáez: Sí, sobre eso me he informado, y dicen que es difícil de encontrar en países tropicales una voz contralto como la mía, generalmente abundan en países más fríos.

HT: No eres cantante de formación académica.

YS: Fue de manera casual. En el año 2002, me gradué de Licenciada en Cultura Física, y en mi etapa de estudiante me integré a un coro, y por ahí comenzó el proceso de convencimiento para dedicarme a cantar.

En el 2005, me invitan a La Habana a un Festival Boleros de Oro, y muchas personas vinculadas a la cultura insistieron en ello; pensé entonces que muchos criterios no podían estar equivocados, y tomé la decisión de dedicarme a esta profesión. Siempre digo que del aula, salté a cantar.

HT: ¿El Gato Tuerto?

YS: En ese conocido espacio habanero para el feeling fue donde comencé a cantar de manera profesional para el público. Durante cinco años estuve allí junto a las grandes intérpretes de la música cubana. Yo digo que este lugar fue una especie de escuela de la calle, este lugar me dio la posibilidad de enriquecerme de todo ello, y ampliar mi repertorio.

HT: ¿Qué relación habría entre tu profesión de estudio y el canto?

YS: Yo veo que si tienen algún cierto vínculo, pues Cultura Física es una de las carreras más completas, y te prepara mucho en el sentido del intercambio con él público. Me ha ayudado, sobre todo cuando hay tanto movimiento de gente que tienes que estar concentrada durante una hora o algo así.

HT: ¿Su lugar de origen en Cuba?

YS: Soy camagüeyana. Ahora casualmente mi ciudad cumple los 500 años de su fundación como Villa.

HT: ¿Perdóname Conciencia?

YS: Es una obra emblemática de la canción cubana que trascendió en otras grandes voces, y poder cantarla fue importante en mi carrera, pues me abrió las puertas en la compañía Lizt Alfonso, cuando participé en su espectáculo amigas.

HT: ¿La experiencia de trabajar con esta actual coreógrafa cubana?

YS: El trabajo con Lizt Alfonso te hace otra persona, un artista más completo. La posibilidad de ser parte de un espectáculo musical te permite abrir más las posibilidades artísticas, sobre todo a los cantantes jóvenes, para saber ampliar la proyección, saber que dice la letra y lo que tienes que transmitir a través de ella también.

Todo eso lo pude aprender con esta creadora. Interpreté en Amigas el personaje de Caridad, tenía que enfrentarme a piezas complejas y conocidas como Perdóname Conciencia, además viví experiencias increíbles en países como Varen.

HT: ¿Influenciada por otras grandes voces cubanas?

YS: Es inevitable que cuando cante temas como por ejemplo, Mil congojas, a las personas les haga recordar a Elena Burque, por las características de mi voz.

Hasta cierto punto para mí es un privilegio que me asocien con estas figuras, y ahí está el reto, crearte tu propio estilo y aunque haya una comparación, sepan que quien  canta ahora es Yaima Sáez. De todas formas es inevitable que haya que beber de todas esas grandes voces, la misma Elena, Omara Portuondo, de Moraima Secada, Celia Cruz, son una escuela para las intérpretes de hoy.

HT: ¿Miami y Las Divas?

YS: Fue una interesante oportunidad de la que felizmente pude formar parte, personalmente tengo muy buenas relaciones con Teresa Diego, una de las hermanas Diego, y esto fue fundamental para que me invitaran a cantar a su espectáculo en Miami. Allí conocí y pude intercambiar con figuras que hicieron historia en la isla, como Annia Linares, Mirtha Medina, Ana María Perera, estuvieron también otros intérpretes foráneos como el español Falete.

Recuerdo que cuando vi a Annia Linares, que es con la que más me identifico, yo me decía, pero si a esta mujer la veía de niña, y ahora poder estar en el mismo escenario juntas, y a la vez ella elogiando mi trabajo.

Fue sin dudas un intercambio necesario, por lo que nos dejan de enseñanza estas mujeres tan recordadas, y también las que le llevamos nosotras, como nueva generación de las intérpretes cubanas.

Ojalá y pudiera continuar, esperemos que en algún momento Las Divas se pueda ver en la isla, además ellas han expresado sentirse muy orgullosas de que en Cuba continúen cancioneras que mantengan ese estilo en la música.

One thought on “Yaima Sáez: una voz que nos recuerda a las grandes

  • La chica es muy bonita y canta muy bien, aunque mucha falta técnica vocal. Me recuerda -lejanamente- a Elena Burque, pero me pregunto ?Hasta cuándo esa música decadente? ?Se acabó ya la creación en la bolerística cubana con nuevos temas y arreglos? Es una pena (o verguenza) a más de 50 ó 60 años, las mismas canciones de siempre. Una cosa es la nostalgia o retro y otra es la miseria creativa. La verdad es que el “bloqueo imperialista” nos ha hecho un “daño” terrible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *