Tejidos del pueblo Maya en la Habana

By Irina Echarry (Photos: Elio Delgado Valdés)

Ana Lopez describió cómo el arte del pueblo maya ha sido reflejado en sus tejidos desde los abuelos hasta la actualidad.

HAVANA TIMES — Rodeada de huipiles, chumpas, cintas y fajas Ana López se sentó, sostuvo el telar sobre su cintura y, frente a todos los presentes, comenzó a urdir las hebras, demostrando su dominio sobre los hilos, los colores y la técnica.

Minutos antes, había impartido una conferencia sobre cómo el arte del pueblo maya ha sido reflejado en sus tejidos desde los abuelos hasta la actualidad. Pues, a pesar de que la colonización les dejó nuevos conocimientos y materiales, ellos supieron conservar su cultura y tradiciones.

Explicó los diferentes instrumentos que se utilizan para elaborar los trajes y el significado de los diseños que realizan. Por ejemplo: una consecución de rombos recuerda la representación de una cadena de ADN, y significa “la que da vida, la matriz, la semilla de la vida”.

Desde su experiencia personal, la también sicóloga y lingüista, comentó sobre algunos saberes particulares del pueblo maya que se aprenden desde muy temprano y al llegar a la escuela los pequeños descubren que coinciden son saberes universales, aunque no siempre se aplican en la vida diaria como es el caso de Sentirse parte de la naturaleza y no intentar dominarla.

En la Casa del Alba se exhibe, hasta el día 28, una veintena de trajes que nos enseñan sobre la cosmovisión maya, su dualidad ―todo tiene un complemento: mundo-inframundo, luz-oscuridad, frío-calor, etc―.

El fotógrafo cubano Julio Larramendi vivió tres años en Guatemala y reconoce que es un paraíso para la fotografía por los colores, la luz y el clima. Junto a los tejidos se exponen  veinte fotos que muestran a la gente del “país de la eterna primavera” con sus trajes típicos o en plena labor de tejido.

Para los mayas, la ropa es la envoltura material del espíritu, nutre la energía del ser y es utilizada para relacionarse con la naturaleza.

La expo Guatemala, Trajes del pueblo Maya podrá ser visitada de martes a sábado, entre las 10am y las 5pm. La Casa del Alba está ubicada en Línea No.556, esquina a D en el Vedado.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


7 thoughts on “Tejidos del pueblo Maya en la Habana

  • el 18 septiembre, 2013 a las 2:38 pm
    Permalink

    Jajajaja, sí es cierto.

    Oye, pero qué bonitas son las Cubavera. Mi marido tiene varias.

    Pero el caso de China no es solo con las guayaberas, ellos se copian cualquier cosa. Es más, si hubiera gente comprando vestidos guatemaltecos seguro habría un chino vendiéndolos en Alibaba

  • el 16 septiembre, 2013 a las 3:05 am
    Permalink

    Lo comentaba un poco en tono de chanza, pero lo cierto es que nuestros aborígenes se quedaron muy atrás en desarrollo con respecto a los otros “originarios” – como dices -, del resto de la región. Pero no es menos cierto que parece que nos persigue una maldición gitana, pues hoy la mayor productora de guayaberas al estilo cubano, Cubavera, está en China. Ver para creer…

  • el 15 septiembre, 2013 a las 1:03 pm
    Permalink

    Bueno, aquí en Panamá sí hay una tendencia de usar las molas en ropas modernas. Pero igual, es caro en comparación con ropa de tiendas.

  • el 15 septiembre, 2013 a las 1:01 pm
    Permalink

    Los de las islas eran los “originarios” más atrasados. En el sentido de que ni gastronomia, construcción, ni mucha sofisticación social.
    Esto que vemos de Guatemala no es ni la chancleta de lo del Perú.

  • el 15 septiembre, 2013 a las 8:33 am
    Permalink

    Yo estuve por México estas vacaciones, y pude admirar este tipo de arte allí. Verdaderam ente son trabajos primorosos, pero el hecho de que no son la ropa que más se lleva, (al menos la mayoría de la población) ni siquiera en México, estriba, según yo aprecio, en varios factores

    1-La producción es limitada, porque se trata de piezas 100% artesanales
    2-el número limitado de artesanos que pueden llegar a un standard de calidad verdaderamente competitivo.
    3- El hecho de que , en la mayoría de los casos, esta arte se ha quedado como detenido en el tiempo, es demasiado étnico, y no ha sabido, o no ha querido, o no ha podido, evolucionar e integrarse armónicamente con las modernas tendencias de la moda, y ha quedado como relegado a un sector muy específico de la población: en este caso la población indigena. Al menos esto sucede, como pude apreciar, en la inmensa mayoría de los casos.

    En otros países existe una artesanía tradicional, tan rica y bella como la de México, que, al menos en parte, ha sabido combinarse con las tendencias más modernas. En Paraguay, el bellísimo y dificilísimo arte del Ñandutí (Encaje de araña) se usa en ropas modernas y son célebres los trajes de novia confeccionados de esta manera. En Francia, pasa lo mismo con el encaje de Alencon (Cuya técnica fue considerada Patrimonio de La Humanidad) . En Japón el arte tradicional del kimono (también Patrimonio de La Humanidad), es apreciado cada vez más como algo puramente decorativo, que va cediendo cada vez más terreno a las tendencias occidentales de la moda.

    También existe el problema de los precios: Un trabajo artesanal de categoría es carísimo dondequiera que se venda por dos razones: Cantidades muy limitadas (A menudo son piezas únicas); y el esfuerzo realizado en su confección, así como el tiempo en que se confeccionan las piezas. Muchos de estos artesanos, al menos los que han sabido o podido darse a conocer entre cierto sector de la población; y sobre todo, los de mayor calidad en su trabajo, tienen su propia clientela, que son personas con buen poder adquisitivo, que les encargan trabajos regularmente. Otros han sabido insertarse en ciertas boutiques donde se comercializan sus creaciones. otros se concentrasn en los centros turísticos, y destinan su producción mayormente a los visitantes extranjeros Hay diversas variantes, pero nunca el precio es el de cualquier otra ropa que se venda en una tienda pàra el ciudadano medio.

  • el 14 septiembre, 2013 a las 11:44 pm
    Permalink

    Hola Iri:
    Gracias por este trabajo, creo que el día que se acaben los prejuicios con la ropa Maya, o más bien, con la artesanía indígena, las confecciones Mayas guatemaltecas van a tener un lugar central entre el guscia to femenino, al menos a mí me parecen de un buen gusto superior, en latinoamericana y el mundo.

  • el 14 septiembre, 2013 a las 11:10 pm
    Permalink

    ¿Qué habrá pasado con nuestros taínos y siboneyes que nunca les dio por dedicarse a estas preciosuras? ¿Será que pasaban el día demasiado mareados con el sahumerio de los Cohibas?…Parece que de ellos nos viene la mentalidad de eternos importadores…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *