Tania Bruguera sube la parada

Tania Bruguera
Tania Bruguera

HAVANA TIMES — La artista cubana Tania Bruguera, detenida y liberada tres veces en cuatro días y enfrentando posibles cargos por planificar un performance de micrófono abierto en la Plaza de la Revolución, volvió a la carga este lunes, renunciando a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y regresando una distinción por la Cultura Nacional.  A continuación publicamos su carta dirigida al viceministro de Cultura.

Cro. Fernando Rojas
Viceministro de Cultura
República de Cuba

A mi regreso de Documenta11 el Ministerio de Cultura me entregó, el 27 de Noviembre del 2002, junto a otros jóvenes artistas, la Distinción por la Cultura Nacional.  Por años no le di importancia a ese evento porque no cambió nada en mi vida ni en mi modo de pensar. De hecho no recordaba si la había conservado o si la había perdido. Después de estos últimos acontecimientos esa Distinción ha tomado otro significado para mí.

Hoy devuelvo la Distinción al Ministerio de Cultura, la pongo en manos del Viceministro con quien antes he tenido discusiones ideológicas y acerca de la censura. Hoy también renuncio a mi membresía de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). No puedo recibir un reconocimiento, ni ser parte de una institución que habla por todos pero donde solo firma la Presidencia de la Organización.  Instituciones culturales que en vez de abrir un diálogo y un espacio para el análisis estético, criminalizan, juzgan, reducen la respuesta hacia una obra en la generación del miedo hacia la obra y que además se desentiende.

He escuchado muchas veces en Cuba que no es el momento adecuado para hacer una crítica o para usar una metáfora o  para hacer una obra. Muchas veces me autocensuré ante esas palabras que mágicamente culpabilizan una duda o una opinión.  Hoy sé que el momento adecuado para un artista es SIEMPRE, pero sobre todo cuando se ponen en suspensión las maneras de evaluar lo social y lo humano, pero el momento adecuado no puede ser una directiva gubernamental  porque eso sería hacer propaganda y no arte. El artista estaría a servicio de un gobierno y no de una sociedad.  La opinión y el arte no pueden existir solo cuando son permitidos desde la institución.  Yo creo que era el momento adecuado para hacer la obra porque todavía todas la decisiones sobre que va a ser Cuba, no están implementadas. Todavía hay ilusión, muchos creen que existen espacios sin definir en los que todos los cubanos pudiéramos ser parte.

Los cambios en Cuba no pueden ser reales si la decisión  viene desde arriba y se informa y se tiene que aceptar. Los cambios en Cuba no pueden ser reales si una opinión diferente se da cuando el gobierno lo invita. Los cambios en Cuba no pueden ser reales  si lo cubanos tienen miedo a conocer a conocer ciertas palabras como por ejemplo Derecho Humanos. Lo cambios en Cuba no pueden ser reales si el cubano tiene miedo a que una opinión lo deje sin trabajo. Los cambios en Cuba no pueden ser reales si lo que le interesa al gobierno de los cubanos es su dinero y no sus ideas.

¡Qué triste un gobierno que vea como una amenaza de Estado que se le dé un minuto a decir lo que piensan sin que ellos lo controlen, al cubano de a pie! ¡Qué triste un gobierno que meta preso al público de una obra de arte!

Yo hoy no renuncio a mi pasado, sino que apuesto por nuestro futuro, porque Cuba no puede abrirse al mundo sin abrirse a los cubanos.

Un abrazo,

Tania Bruguera

La Habana, 5 de enero de 2015.

49 thoughts on “Tania Bruguera sube la parada

  • El arte no solo busca provocar risa, sino también asco. Como sucedió en este caso de la cocaína.

  • Jaja…Ay, Marlén cómo te gusta enredar la pita. Mira, ya que insistes tanto con Kcho, a mí sus botecitos y su prédica ni me van ni me vienen. Sencillamente no me dicen nada, a pesar de toda la comisión de embullo de críticos y galeristas obnubilados que hoy andan detrás de él. Tampoco entiendo por qué se metió a estar dando opiniones a nombre de otras artistas que al parecer no se lo pidieron en la Asamblea del Poder Popular. Pero la diferencia entre Kcho y Tania, al menos a mi juicio, es que el primero no le ha dado por hacer movilizaciones populares, como si fuera líder ¿Líder de qué? ¿Quién le otorgo ´la medalla? Mira, para hablarte más claro, ya que parece que mezcal te afecta ciertas asimilaciones, lo que me pasa con Tania, entre otros motivos, es lo mismo que me podría suceder con tantos hijos de papá que hay en Cuba: vivieron chupando la teta de la vaca por años, mientras los de abajo nos comíamos un cable, y ahora quieren volver al país como redentores, sin haber lanzado un chícharo a un policía. Es lo que ya ha aclarado hasta la saciedad Martín Guevara en HT: hubo y hay una casta de acomodados en Cuba, que aprovecharon las medallas de sus progenitores para tenerla fácil. Y los que como yo no venían recomendados, teníamos que jalarla duro. Cuando Tania viajaba el mundo con residencia en el extranjero y otras ventajas que le otorgaba su apellido, ciertos diplomáticos se arrogaban el derecho de negarle a mi hija la posibilidad de visitarme en China. Y como yo no tenía de quién agarrarme, pues tuve que morder el polvo de su ausencia.

    Si a los que piensan como tú, les viene bien hacerse los chivos con tontera ahora y aceptar como adalides a los privilegiados de ayer, (y tal como van las cosas, los arrimados de siempre) eso es asunto tuyo, doctora. A mí ningún principito reciclado me va a a sumar a su comparsa.

    Y conste, como ya le dije a Jorgealejandro, que cuando me vine a vivir tan lejos sabia que el que a Sevilla pierde la silla. Y si es a Pekín, que está más lejos todavía, se pierde un poco más. Así que a mí no verás reclamando prebenda ni privilegio alguno.

    Ah, y gracias por el “Nobel” y las acostumbradas ofensas personales con que tratas de tapar tu carencia de argumentos (va y la comisión de embullo de la Bruguera te otorga uno a ti también. Con esas defensas apasionadas que le haces a la princesa, es lo menos que podrían hacer).

  • Ya entiendo con tu clasificación que convertirse en mesías es proponer una acción plástica y tener publicidad.
    Ah ya entiendo KCHO es un mesías y no lo mencionas.

    De verdad que el castellano ya también te está fallando. Eso pasa con los que apoyan a los represores.
    Y en cuanto al tribalismo de decir que algo que venga de afuera es ilegítimo, mira a ver como te trasladas a vivir a Cuba porque entonces tú tampoco eres legítimo ni tienes ningún derecho, pero ya sé que eso te gusta.
    Que cuando de hablar sandeces se trata para además aparentar ser “inteligente” te llevas el Nobel de la manipulación y la tontería.

  • Las citas textuales donde yo pido “bombas e invasiones para acabar con los “viejitos” sin importar si por delante se llevan al pueblo cubano”, por favor, so pena de quedar como un calumniador cobarde, histérico y sin escrúpulos.

    Repito: Citas textuales, por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *