Revelaciones del empresario de la danza, Paul Seaquist

“En Cuba hay talento de sobra, pero también hay ineficiencia…”

HAVANA TIMES — Exclusiva con uno de los más renombrados empresarios del mundo del ballet, actualmente representante del gran Vladimir Malakhov, además de organizador de prestigiosos eventos como los “Ballet Star Gala”. Paul Seaquist cuenta para Havana Times sus experiencias y decepciones.

Paul Seaquist
Paul Seaquist

HT: Qué es Seaquist Dance Marketing?

Paul Seaquist: Seaquist Dance Marketing, con las siglas SDM, es un empresa creada por mí el año 2003, se dedica a dos tareas fundamentales. La primera es al manejo integral de algunas de las figuras más importantes del mundo de la danza, ya sean bailarines o coreógrafos, esto significa no solamente generar las mejores opciones laborales para estas figuras sino también el trabajo de crear y administrarlas como marcas rentables y competitivas.

El trabajo de crear estas marcas o este “branding”, es lo que a la larga va a permitir que estas estrellas puedan mantenerse vigentes en un futuro a largo plazo. La segunda tarea de SDM es  la producción de funciones de gala o festivales alrededor del planeta. Anualmente SDM está produciendo cerca de veinte funciones en algunos de los teatros más importantes, desde New York a Sydney.  

HT: Cómo llega la danza a su vida? 

PS: A los seis o siete años mi madre me llevó por primera vez a ver una función de ballet, al Teatro Municipal de Santiago, en Chile. Fue la primera vez que veía algo así. Me fasciné en el acto con todo lo que se me presentaban. Para empezar esa belleza tan pulcra pero cálida del teatro en sí, luego la música y como sonaba la filarmónica en vivo, recuerdo más que todo el sonido de los músicos practicando y afinando sus instrumentos antes de comenzar la función, luego esa oscuridad acogedora y el comienzo del espectáculo. 

Me enamoré de los vestuarios, del maquillaje, de la escenografía, de los bailarines aunque sin duda más de las bailarinas que parecían seres de otro mundo, de otro planeta. En ese momento supe, que yo quería ser parte de ese mundo. Al terminar la función no me quería ir del teatro, y cuando por fin me lograron sacar lloré y grité como nunca. Debo haber llorado y pataleado tanto  que a la semana me habían matriculado en una escuela de ballet cerca de mi casa dirigida por un ex bailarín del Royal Ballet. 

HT: Encontramos una impresionante relación de estrellas en su trayectoria profesional.

PS: Sí, he tenido la suerte de trabajar con grandes nombres de la danza. Algunos cubanos también. Hemos forjado bonitas relaciones tanto profesionales como personales con muchas de ellas. El mundo del ballet es diminuto, por lo que si se hacen bien las cosas se saben de inmediato. Lo mismo pasa si las haces mal, por lo que hay que andar con mucho cuidado.

HT: Especialmente Vladimir Malakhov?

PS: Vladimir Malakhov es el bailarín más importante en el mundo de la danza después de Rudolf Nureyev. Pueden existir opiniones diferentes sesgadas por anacronismos o motivaciones estilísticas, nacionalistas o políticas. Pero, para mí, la verdad es esa. Yo he tenido la suerte de manejar la carrera de Malakhov desde hace mucho tiempo. Ya nos conocemos hace casi veinte años. Hemos crecido en muchas maneras juntos. Hemos bailado en los escenarios más grandes del mundo, lo he presentado ante millones de personas, hemos creado una admiración hacia el ballet que desde Nureyev no existía. Hay sin lugar a dudas, por ejemplo, un Japón pre y post Vladimir Malakhov, hoy Tokio es la capital del ballet mundial. Es la única ciudad del mundo a la que anualmente viajan todas las compañías de mayor relevancia y sus estrellas más cotizadas. Llegar a Tokio con Malakhov es casi como llegar con los Beatles, los fans japoneses son muy conocedores de ballet y muy agradecidos. Además Vladimir ha crecido dirigiendo la Opera de Berlín, trabajo que realizamos durante diez años. Hoy estamos buscando nuevos horizontes.

HT: La única vez que Malakhov bailó en Cuba, devino la motivación de gestar un  proyecto del que no se conocieron muchos detalles.

Paul Seaquist con Vladimir Malakhov.
Paul Seaquist con Vladimir Malakhov.

PS: Con Vladimir Malakhov estuvimos en el Festival de Ballet de La Habana el año 2010. Durante el vuelo de regreso a Berlín, Malakhov me pidió que analizara opciones para regresar y hacer algo a la isla, motivado por el cariño que nos mostró la gente en La Habana. Entonces creé “Un Regalo de Malakhov”, que iban a ser, al menos esa era la idea, funciones junto al Ballet Nacional de Cuba, BNC.

Yo visualizaba el concepto de una manera muy simple, viajábamos a Cuba y Vladimir bailaba dos solos, más un dúo con alguna de las Primeras Bailarinas del BNC y creábamos una noche mágica para los amantes del ballet en La Habana. Todo esto, al menos por nuestra parte, sin honorarios. El propósito real era regalar un poco de Malakhov a Cuba, además de motivar a los bailarines cubanos a bailar, trabajar y compartir escena con la referida estrella internacional.

Viajé a La Habana especialmente a reunirme con la dirección del BNC a presentar y a ofrecer nuestros servicios, pero nos desecharon en un dos por tres. Me pareció en el momento y hoy aún, una falta de respeto inmensa no tanto con nosotros sino con el pueblo cubano, a quienes les negaron sin miramientos ni consideraciones un show de la más alta calidad.

A mí como por suerte las negativas simplemente me gatillan más ganas de hacer cosas, me reuní es ese mismo viaje con el Director de Danza Contemporánea de Cuba, Miguel Iglesias, a quien también le ofrecí el proyecto y quedó alucinado. Curiosamente él tampoco lograba entender la negativa del BNC, pero estaba feliz de tener la posibilidad de presentar un espectáculo de la calidad y relevancia como el nuestro junto a su compañía. 

La idea devino crear un espectáculo en el que hubiera un maridaje entre danza y rock. Básicamente de ahí nació la idea de hacer “Un Regalo de Malakhov”, ahora con Danza contemporánea de Cuba, con la banda cubana Buena Fe, quienes iban a tocar un set de 3 canciones además de acompañar a Malakhov en su solo final, y otras obras coreográficas.

Como si esto fuera poco, íbamos a donar lo poco que ganáramos por concepto de entradas vendidas, a los niños enfermos de cáncer de La Habana. Hasta la Directora de Codanza en Holguín, Maricel Godoy, estaba buscando modos para que viajáramos a dicha provincia, y hacer nuestro espectáculo en Oriente junto a sus bailarines.

Curiosamente, por algún motivo luego del trabajo y esfuerzo…, todo se diluyó como suele suceder con las buenas ideas en Cuba. No recuerdo bien qué pasó, pero creo que por falta de diligencia no se arrendó el teatro a tiempo, o no funcionaban las fechas, o algo así.

De todos modos yo dejé bien claro que el show, al menos por nuestra parte y sé que por parte de Buena Fe también, sigue en pie… He escrito incontables correos a la dirección de la compañía, pero nunca me han respondido, en el afán de revitalizar el proyecto. Imagino que deben estar muy ocupados como para ocuparse de nosotros. Es triste porque nosotros no tenemos problemas en invertir nuestro tiempo y energías para ocuparnos del público cubano.

HT: Teniendo en cuenta su vínculo global con este arte, sería interesante conocer su criterio acerca del Ballet Cubano.

PS: En Cuba hay talento de sobra, pero también hay ineficiencia, rencillas personales, luchas de poder y una mediocridad enorme en directivos, maestros de baile y ensayadores. Yo he tenido la oportunidad de conocer a muchos bailarines cubanos, tanto del Ballet Nacional, como de Danza Contemporánea de Cuba, de Pro Danza, de proyectos independientes, y de Co-danza en Holguín, y todos tienen deseos de aprender, de mejorar, de conocer, de crecer no sólo como bailarines sino como artistas, el problema es que no se les permite.

Paul Seaquist
Paul Seaquist

Uno solo puede hablar con responsabilidad sobre lo que ha vivido, al mismo tiempo que fui a La Habana ofrecí llevar al BNC algunos de los coreógrafos clásicos y contemporáneos más prestigiosos del mundo, maestros con nuevas tendencias, propiciar un vínculo con la Opera de Berlín y la compañía cubana para compartir bailarines, y todo de manera gratuita.

Tampoco les interesó la idea. Llega a ser patéticamente cómico. Considero que no puede ser que la directora de la compañía más reconocida de Cuba no haya visto un ballet hace más de cincuenta años, sin embargo siga a cargo y coreografiando.

Es más fácil invitar a una pareja de la Opera de París, o del Mariinsky o del Royal Ballet… y tienen, por supuesto, mejor repertorio y la disposición de crecer. Yo quiero lo mejor para la danza en Cuba, y como han visto he hecho intentos para que sea fructífera, pero sí cada vez que uno propone ayuda se le cierra la puerta en las narices, es difícil mantener los ánimos.

HT: Sobre los famosos espectáculos “Ballet Star Gala”, y algún adelanto de próxima edición?

PS: En este momento estamos por comenzar una gira Europea. El día 29 de abril partimos a San Petersburgo. Va a ser la primera vez que programemos giras para una Gala de Ballet. Estaremos en San Petersburgo, Moscú, Odessa, Kiev, Vitebsk, Minsk, Helsinki, Tallin, Oslo y Estocolmo, con estrellas como Vladimir Malakhov, Rolando Sarabia, Joaquín de Luz, Polina Semionova, Isaac Hernández, Noah Gelber, y Steven McRae, por nombrar a algunos.

Luego me voy a Kazan, Rusia, donde estoy dirigiendo el Festival Nureyev de este año. Montaremos cuatro ballets completos de Nureyev, con estrellas invitadas. Luego mis funciones anuales en República Dominicana donde estamos promoviendo el ballet, y al mismo tiempo ayudando con lo que producimos a la Fundación “Un Nido Para  Ángeles”, una fundación que alimenta, viste y cuida a  niños con deficiencias mentales, en Santo Domingo. Después nos vamos a Japón, donde bailamos casi todo el verano.

HT: Usted es autor de varias publicaciones, continúa dedicando actualmente un espacio a esta zona creativa?

PS: Sí, hace un par de años que estoy escribiendo un artículo mensual en la revista “Dance for you” dando mis impresiones sobre el mundo del ballet con una mirada bastante crítica y poco ortodoxa. Me parece que es nuestra obligación criticar lo que amamos. Después de todo el ballet me pertenece tanto a mi como le perteneció a Diaghilev, Nijinsky, Nureyev, Baryshnikov, y a cualquier amante de este arte.

La mirada crítica y objetiva es fundamental para el crecimiento de cualquier disciplina. Escribiendo esos articulo me invitaron a transformarlos en un libro: “Ballet en las Rocas”, como un trago con hielo, y ello me impulsó a retomar mi veta creativa, también estoy trabajando en un libro de cuentos que voy a titular “Opus X”.

HT: Me permitiría asociarlo con esta denominación: “Un Diaguilev del siglo 21”.

PS: De ninguna manera. Eso sería de una arrogancia enorme. Yo he aprendido que en el mundo del ballet la arrogancia está de más. Denomíneme como “Seaquist del  siglo 21”, con todos mis defectos y todas mis virtudes.

9 thoughts on “Revelaciones del empresario de la danza, Paul Seaquist

  • JAJAJA ALICIA ES CUALQUIER COSA, MENOS INCOPETENTE… CELOSA PARA CUIDAR EL RESULTADO DE LO QUE SE INVIERTE EN FORMAR SUS BAILARINES, ESO ES GENIAL.

  • Gracias, Paul, por sugerirme la lectura de esta buena entrevista. Leo que te has dado cuenta de la dura realidad cubana, que va mucho mas alla de la danza. Has muestreado la punta del iceberg con buen tino. No me atrevo a puntualizar si Malakov es el mas grande, pero sigo su carrera desde el principio y estoy de acuerdo con que ha sido uno de los bailarines mas grandes del momento, con una tecnica impresionante. Es un artista monumental, que es lo mas importante. Uno de sus legados mas significativos es haber situado al Statsballet de Berlin en la categoria de gran compania en la que hoy se encuentra.

    Me da mucha satisfaccion que promuevas grandes estrellas de la danza, particularmente varios cubanos que mucho aprecio y personalmente quiero. Feliz 2014 con muchos logros,

    Gil.

  • Querido Paul, Salvador Dali se hubiese dado gusto en Cuba ante tanto surrealismo, no busqué una explicacion pues no la encontraras, ni siquiera te hablare de los meandros de la administracion cubana y de la corrupcion que existe, o mejor te hablo de ello frente a una copa, al menos sé que te ayudaré a relativizar todo esto por lo que has pasado. Abrazos JCH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *