¿Qué es la Revolución?

Daisy Valera

Rebeca Chavez. foto: cmbfradio.cu

HAVANA TIMES — La interrogante es uno de los posibles títulos del último documental de Rebeca Chávez, que tuvo su estreno hace poco en el Multicine Infanta como “Luneta No.1”.

Utilizando los asientos del cine como un escenario que nos sugiere el papel de los cuatro grupos de entrevistados como espectadores, la directora nos brinda 62 minutos que pretenden matizar la relación política-cultura en las últimas cinco décadas.

Como hilos conductores del film, la repercusión de dos hechos: “Palabras a los Intelectuales” y la relación cultural/económica con la URRS.

Alfredo Guevara y Guillermo Jiménez son, de los entrevistados, los que vivieron los primeros años de la Revolución.

Jiménez mira el pasado sin remordimientos, para él la prioridad era salvar una unidad revolucionaria tejida con hilos muy finos.

Alfredo nos habla de que el poder se le podía ir de las manos al Gobierno Revolucionario si no controlaba los medios de comunicación. Finalmente nos confiesa que no cree en un quinquenio gris y sí en quinquenios multicolores donde hubo errores y aciertos.

Tanto Guevara como Jiménez coinciden en algo, mostrarnos a Fidel Castro como la clave de la unidad del pueblo y la representación de un rico pensamiento.

Los artistas de la plástica Liudmila V. Patrulina y Nelson Ramírez de Arellano representan a otra generación.

Nacidos los dos en países del bloque socialista nos hablan de la nostalgia por el futuro que parecía comenzar con la Perestroika e insisten en rescatar el pasado, la memoria.

Nos muestran su exposición “Absolut Revolution” e insisten en que el arte puede servir a la Revolución sin ser propaganda.

Para Liudmila Cuba es esencialmente la Revolución y antes José Martí.

Finalmente los periodistas Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco, nacidos a finales de los 80, solo cuentan con ecos de la influencia de la URSS en nuestra realidad (los tan repetidos muñequitos rusos).

Notan que el pasado se les muestra reducido y se proponen justamente desenterrarlo, dar un paso en el sentido de contar la historia, no precisamente la parte oportuna y menos problemática.

Con su libro “Sobre los pasos del cronista” rescatan después de décadas al escritor cubano, Premio Cervantes de Literatura, Guillermo Cabrera Infante.

Catalogan las palabras de Fidel a los intelectuales, como ambiguas y capaces de dar rienda suelta a los censores.

Con los testimonios de intelectuales de diferentes generaciones Luneta No.1 se inserta en una discusión latente desde el 2007 que ayuda a arrojar luz sobre las negociaciones entre política y creación artística que han marcado el quehacer artístico cubano durante cincuenta años.

Más que contentarnos con descubrimientos, el documental nos invita a plantearnos nuevas interrogantes.

¿Hasta que punto se forzó la unidad entre la vanguardia intelectual y vanguardia política a inicios de la Revolución?

¿Hasta cuando tendremos escritores cubanos desaparecidos como Heberto Padilla y Reinaldo Arenas?

¿No será el momento de rediseñar para Cuba una nueva política cultural?

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


14 thoughts on “¿Qué es la Revolución?

  • el 11 agosto, 2012 a las 10:52 am
    Permalink

    Luismi” no te leia hace tiempo!!…..me dio “alegria” que sguieras escribiendo!!…..mejor “comentando” Un abrazo ….Desde Berlin!!

  • el 21 julio, 2012 a las 1:26 pm
    Permalink

    “Luismi” estás confundiendo la chuleta por el mondongo.
    Política cultural + Cuba = Control absoluto del PCC sobre obras y creadores.
    Reitero: NO necesitamos de políticas culturales, tampoco de comisarios/inquisidores ni mucho menos la mentalidad de crear con permiso y bajo reglas impuestas por los ayatollas de la junta militar.

    Lo que tú llamas anarquía, yo le llamo libre expresión y un derecho humano.

  • el 21 julio, 2012 a las 10:33 am
    Permalink

    Revolucion???????uhhh?alguien me dijo” REVOLICO”…no llega a “nada”….Daysi….gracias por el articulo….no te “olvides”..que tambien “puedes hacer revolucion”…saludos a la gente de HT…en especial …a Luismi—Quizas?? “El Desaparacido”…abrazos!!

  • el 20 julio, 2012 a las 2:36 pm
    Permalink

    compadre, claro que hacen falta politicas culturales. la cultura, en cualquiera de sus manifestaciones , si se hace privadamente de acuerdo, ni siqueira nadie te tiene que dar permiso o establecer qué se puede hacer y qué no. pero si hablamos de lo publico, claro que tienen que haber -esto desde el punto de vista doctrinal del derecho de la democracia y de la politica en general- marcos que regulen lo que se puede hacer publicamente. porque cagar en medio de la calle tambien es expresion ciudadana. o follar o yo qué sé.- esta claro que en lo publico tiene que haber normas. la libre expresion del individuo es una falacia, eso es abstracto ambiguo y sumamente sofistico. libre expresion mia puede ser tambien querer matar a uno o dos traidores. pero no por ello tiene que permitirseme. entonces cuando empiezas a definir las prohibiciones te quedas con que libre libre no hay nada bro. si hablamos en terminos de anarquia ya es otra cosa.

  • el 20 julio, 2012 a las 1:01 pm
    Permalink

    jajajaj no acere yo no le descargo a la moringa; lo mio es el tomate y el chopo

  • el 20 julio, 2012 a las 12:04 pm
    Permalink

    Se me “calentaron los metales” y omití aclarar lo de los pares: Dentro-Fuera sería la proposición correcta, no la torcida Dentro-Contra con que Castro amordazó a los carneros.

    Hay otro detalle que desmiente la aparente ambigüedad del ukase, y es la Colt .45 que Fidel desenfunda y pone sobre la mesa a la vista de todos; teatralización del mensaje de terror reforzada por sus guardaespaldas armados de fusiles automáticos.

    Esta escena parece una de “El Padrino” o “Los Sopranos”; y no es coincidencia, es eso: Don Castrone aterrorizando a sus súbditos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *