Piedras y Sombras descubre secretos de La Habana

Por Pilar Montes

Los autores del libro.
Los autores del libro.

HAVANA TIMES — Ediciones Cubanas presentó en la capital cubana, Piedras y Sombras, Plazas de La Habana Vieja, de la autoría de Maritza Verdaguer Pubillones y Serguei Svoboda Verdaguer, arquitecta y su hijo dramaturgo, respectivamente.

La editora Pilar Sa destaca en la contraportada que Maritza y Serguei “crearon un mundo fantástico y a la vez real y nos invitan a descubrirlos: innegable e inexistente, rancio y fresco, siempre subyugador…”

Al estudio urbano de las plazas habaneras, se han consagrado volúmenes esenciales, desde los estudios pioneros de Emilio Roig, pasando por las minuciosas revisiones de Joaquin Weiss, hasta los eruditos ensayos contemporáneos de Carlos Venegas, señaló el presentador del libro, doctor Félix Julio Alfonso López el pasado 22 de diciembre en la biblioteca “Rubén Martínez Villena”.

“Lo que podría parecer algo ya conocido, es, sin embargo, un libro diferente”, agregó el vicedecano del Colegio San Gerónimo de la Universidad de La Habana.

“Lo que más me atrae de estos apuntes, acotó el doctor Alfonso López, es justamente su enigma, la mirada subjetiva, lateral u oblicua que nos ofrece de lugares mil veces visitados, pero que aquí aparecen desde un ángulo imprevisto o una zona secreta, con fulgores de aquellos inquietantes grabados renacentistas que nos dejó el italiano Piranesi.”

En opinión de la autora, entre los estudios eruditos sobre la historia y la arquitectura de la Habana Vieja y las guías turísticas, hay un espacio, “el del turista que tiene interés en la visión artística y patrimonial global de nuestra arquitectura y también el del ciudadano cubano promedio, que no tiene tiempo suficiente para estudiar todos los interesantes libros existentes y que agradece un resumen de lo importante, de lo que cada ciudadano debiera conocer acerca de su país.”

¿Por qué el nombre Piedras y Sombras?, pregunté a Maritza, quien señaló “porque estas palabras abarcan las dos vertientes de significado directo y figurado. Las piedras son eso: piedras de construcción, pero también es el símbolo de las cosas duraderas, eternas”.

Portada-Presentacion
Portada y presentación

“Las sombras no son solamente las sombras físicas, sino son el reflejo de todos los acontecimientos que esas piedras vieron ocurrir durante generaciones, de los miles de personas que han dejado su huella, de una manera u otra, de forma tangible o intangible, en esas plazas y en esos edificios,” explicó la reconocida arquitecta cubana.

“Pretendimos solamente hacer un libro en el que las tres formas (historia, cuentos y dibujos) se armonizaran para hacer una semblanza de lo que ha sido la vida de la población en esas plazas, de la manera más bella y amena posible. Tuvimos especial cuidado en que el lenguaje utilizado estuviera al alcance de un ciudadano medio, o de cualquier persona con un dominio mediano de nuestra lengua”, apuntó Maritza.

Preguntada sobre otros volúmenes escritos y en preparación, la arquitecta reveló, sin rencor, “estoy celebrando que se haya publicado este, mientras preparo además otros libros de la colección Piedras y Sombras. Ya está terminado Piedras y Sombras. Santiago de Cuba, …alba y ocaso del imperio español y ya hemos comenzado a trabajar en otro sobre los
valores patrimoniales de El Vedado.”

Por otra parte, llamó la atención la dedicatoria del libro a la memoria de otra destacada profesional de la arquitectura colonial, Eliana Cárdenas Sánchez. Maritza relata que Eliana fue su “amiga de adolescencia y juventud, arquitectura y doctora en Ciencias Técnicas, cuyo temprano fallecimiento truncó su participación en la elaboración de este volumen.”

Acudí entonces a otros dos conocedores del trabajo de Maritza desde hace años: Angela Corvea, promotora del proyecto ecologista Acualina, de limpieza de las costas y el arquitecto Augusto Rivero Más.

Angela Corvea dio fe de la voluntad ecologista de Maritza, participante también de su proyecto Acualina. Sobre su obra editorial dijo: “No son libros escritos por el mero hecho de ganar dinero, son libros realizados desde el conocimiento, el rigor, la profesionalidad, la investigación y la belleza.”

“Con el desinterés y la pasión de alguien que merece ser escuchada, leída y respetada, no para nosotros los cubanos y turistas de ahora sino para los que vendrán más tarde y quieran conocer las plazas y muros de La Habana Vieja, Santiago de Cuba y los secretos del Vedado… Libros que deben ver la luz en forma de papel para la posteridad porque respiran absoluta cubanía”, acotó Angela.

Por su parte, Augusto destacó que “detalles de sus edificios circundantes, así como datos técnicos e históricos sobre cada objeto de obra detallado, ha sido complementado con historias que, si evidentemente pertenecen al género de ficción, existe en todas una orgánica y profesional correlación entre las fechas, nombres, familias, lugares, costumbres y hechos que hacen totalmente creíbles cualesquiera de las brillantes narraciones que nos regala Serguei.”

Con el anhelo de que la maestría técnica y artística de Maritza Verdaguer sean reconocidas como su obra merece, esperamos no demoren sus obras sobre Santiago de Cuba y El Vedado, que no se hagan esperar en las librerías como este volumen sobre las Plazas de La Habana Vieja, que tardó cinco años en salir a la luz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *