Oscar Sánchez y la rutina proletaria

Osmel Almaguer

Oscar Sanchez.  Foto: eltaburete.wordpress.com
Oscar Sanchez. Foto: eltaburete.wordpress.com

HAVANA TIMES — Oscar Sánchez (Holguín, 1986), trovador por vocación que pese a su juventud ha cosechado logros en la escena nacional, recibiendo aplausos y halagos en cada una de sus presentaciones. Recibió la Beca de Creación Noel Nicola, que incluyó la grabación en un CD de un concierto en vivo en el espacio A Guitarra Limpia, que recibió en título de Abrir camino. Recibió también el Premio Nacional de Trova “El Árbol que Silva y Canta”, en Báguanos, Holguín, y el Premio “Venga la esperanza” en el año 2007, que otorga la Asociación Hermanos Saiz.

Es graduado de la Escuela de Instructores de Arte José Martí Pérez, en la especialidad de Artes Plásticas. Ha participado en diferentes eventos a todo lo largo y ancho del territorio nacional, entre los que destacan el Festival Internacional de Trova Pepe Sánchez, en Santiago de Cuba; las Romerías de Mayo, en Holguín, y el Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores Longina, en Santa Clara.

Las letras de sus canciones van desde lo sentido a lo lúdico, y de lo intimista a lo contestatario, con una capacidad de cuestionamiento inusual de la realidad cubana y universal.

Rutina proletaria

El claxon traga el silencio mañanero lo escupe en forma de gas, / el sol alumbra la pared desnuda en el ladrillo la gente a trabajar.

Enciende el radio receptor el vecino tic-tac tic-tac, / la parada hasta el tope, / ómnibus ausente paciencia no queda ya.

La mujer del semáforo tiene opciones, yo, / la guagua mis piernas no más, / el segundero avanza el silencio se cuaja de tanto esperar, / y la ciudad con cara de insecto espirando CO, / y electricidad nada va en línea recta, / la dialéctica se atropella.

Pero quiero mi casa libre de triste verdad latente rutina proletaria mínimal.
Pero quiero mi casa libre de triste verdad latente rutina proletaria mínimal.

La mujer del semáforo tiene opciones, yo, / la guagua mis piernas no más, / el segundero avanza el silencio se cuaja de tanto esperar, / y la ciudad con cara de insecto espirando CO, / y electricidad nada va en línea recta, / la dialéctica se atropella.

Pero quiero mi casa libre de triste verdad latente rutina proletaria mínimal.

Pero quiero mi casa libre de triste verdad latente rutina proletaria mínimal.

El claxon traga el silencio mañanero lo escupe en forma de gas, / el sol alumbra la pared desnuda en el ladrillo la gente a trabajar.

Enciende el radio receptor el vecino tic-tac tic-tac, / la parada hasta el tope, / ómnibus ausente paciencia no queda ya.

Mucha, paciencia no queda ya, / mucha, / paciencia no queda ya.

El tema se inspira en la rutina diaria de la clase obrera cubana. El vecino, el trovador, la mujer que pide aventones en la esquina del semáforo, son diferentes caras de lo mismo; diferentes maneras de resolver la necesidad de salir a luchar a diario el pan. Pero encuentran siempre grandes obstáculos desde el amanecer; la falta de transporte, los cortes en el fluido eléctrico y el agua, el humo y el ruido de una ciudad moderna pero subdesarrollada. Paredes desconchadas, gases emitidos, calles sucias, gente ofuscada por la rispidez del paisaje.

Y el trovador se inspira en esa atmósfera asfixiante y canta; pero quiero mi casa libre de triste verdad latente rutina proletaria mínimal. Y entiendo que cuando dice casa, se refiere a la ciudad, a la provincia, al país. Y utiliza su canto con fe en la utilidad de su virtud.

Estructuralmente, la letra de esta canción se mueve en círculos, y más que en círculos, presenta una disposición simétrica, que ayuda a reforzar la impresión de círculo vicioso, la impresión del sujeto que canta de no poder escapar a ese círculo.

El tic-tac del reloj en el radio del vecino puede ser la emisora radio reloj, pero también una bomba de tiempo que cada vez está más cerca de estallar. Esa bomba es la paciencia que, como dice al autor, mucha (…) no queda ya.


One thought on “Oscar Sánchez y la rutina proletaria

  • el 2 enero, 2015 a las 4:21 am
    Permalink

    Ai Cuba, mi cuba
    dinero, dinero, dinero..
    Qué falta al pueblo
    dinero, 3x
    Lo más importante el CuC, a calle “FULLA”
    dinero 3x
    nececito para ropas
    zapatos
    movil y savon
    dinero 3x
    como buscar al manera facil
    al touristas, “amigas”
    amistad cuesta mucho
    dinero 3x
    negotio limpio….sucio
    contrabanda
    putas y jinteras
    Si, vale la pena…
    dinero 3x
    corruption y muchas mentiras
    tenemos UN SOLO DIOS
    DINERO 3x
    como uno puede vivir a un pais
    TAN LINDO
    con un historia
    SI RICO
    su ARTE DIVERSO
    su MUSICO DIVINO
    PERO TAN SUCIO!!!!

    feliz año Nuevo, soy una hollandaisa visitaba a Cuba 15 veces y perdido mi corazon a pesar de todo, tengo muchos amigos DE VERDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *