Obra de teatro en apartamento en la habana

Regina Cano

HAVANA TIMES — Una petición que nos contiene, una plegaria a nosotros mismos o a aquel que nos daría alivio o cumpliría los sueños, es el anhelo que se percibe en la obra teatral “Oración”, del grupo “La Isla Secreta”, realizada y dirigida por sus actores: Lorelis Amores y Eduardo Martínez, y la colaboración de muchos.

En plena oscuridad y colmado el lugar de gritos y gruñidos, como si al menos cuatro personas se agredieran en el tabloncillo, iniciaba el primer contacto con los cerca de veinte asistentes privilegiados, en la 2da temporada de esta puesta en escena desde octubre a noviembre pasado.

Una creación inspirado por un texto de María Zambrano, Lydia Cabrera, Reinaldo Arenas, Dulce María Loynaz, Severo Sarduy, José Lezama Lima y Satprem, que fueron imágenes presentes en un altarcito al lado del público.

En esta presentación los rostros son máscaras que acentúan el texto y los cuerpos-en movimiento y casi desnudos-unidos a un diseño de poca luz, toman el volumen que les dan las sombras y en concilio con los mantos de muñecas plásticas.

Como elementos diversos que les acompañan en este viaje performático y fuera de lo cotidiano, implica al público en una percepción que terminada la obra diverge en el ánimo de levantarse o quedar en reposo mudo por los siguientes primeros minutos.

Tuvo lugar en una peculiar sala de teatro-la vivienda de los actores-en un céntrico barrio de la Ciudad de La Habana.

Fue ese un rezo desde el dolor y la esperanza, por la mejoría, por el cambio en la sentida desprotección, el olvido o el futuro deseado por los concurrentes o por las voces entrevistadas que toman la escena y de todos los cubanos presentes o los del apartamento de al lado, en la vecindad de esa misma cuadra o de toda la capital -aún en un bullicio a esa hora de la noche.

Intermedio

Sus creadores-profesionales talentosos entrenados para este fin-han logrado un evento exitoso y renovador fuera de los espacios formales para El Teatro en la ciudad, aunque vale señalar que esta es la tercera ocasión que un grupo teatral inaugura un espacio semejante en los últimos 50 años–según me cuentan.

Aprobados por el Consejo Nacional de las Artes Escénicas y siendo parte del Centro de Teatro de La Habana desde el pasado año, esta Puesta en Escena-de entrada libre-no fue programada  dentro de la temporada teatral del 2013, pero existió paralela a esta.

El té

Espacio interesante y novedoso es la ocurrencia posterior de una Ceremonia del Té a lo cubano-con té verde, arreglo floral y pastel de piña horneado por Lorelis-que se hizo tradición desde su 1ra temporada.

Un acontecimiento intenso e íntimo-complemento, ecualización y retroalimentación-donde los anfitriones agasajan al público y que rompe con la distancia entre platea y proscenio, la llamada “cuarta pared”.

Este espacio más que post sala de debate sobre lo concluido, es un departir que pone en relación a espectadores y actores, quienes desde una cercanía de igualdad conversan sobre los temas que el grupo propone o a partir de las interrogantes curiosas sobre “La Isla Secreta”, su concepción, realizadores y colaboradores.

Cierre

El espectador-logrado por una red de caminos secretos entre amistades y empatías del que asiste-, para disfrutar de la obra transita por el interior de un edificio habitacional de ambiente tranquilo, donde sus avecindados–primeros en disfrutarla y de acuerdo con el trasiego-realizan a esa hora las labores cotidianas antes del descanso diario. Uno disfruta de las plantas en los pasillos o del gato que salió a merodear, como si fuera tu barrio, un lugar extraño y conocido a la vez.

Como parte del descubrirte al mirar al otro–en revelado paralelo-nos retiramos convencidos de sentirnos uno con esos dos seres que entre luces y sombras hacían audibles sus anhelos en la búsqueda de respuestas y soluciones. Nos quedamos con la admiración ante lo bueno que ha sido asistir a un lugarteatro donde el secreto es a voces, pero personal a la vez y además, una Oración necesaria.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 206 posts and counting. See all posts by Regina Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *