Nuevas funciones de la obra Jardín Adentro

Por Lynn Cruz

HAVANA TIMES – Próximamente en el mes de febrero tendrá lugar una nueva temporada de la obra Jardín Adentro, de la agrupación teatral La Isla Secreta. La dramaturgia, dirección, diseño escénico e interpretación corren a cargo de los actores Lola Amores y Eduardo Martínez. 

Su sede se encuentra en la calle San Rafael entre Neptuno y Concordia, en Centro Habana. Tiene capacidad para unas doce personas, de modo que las entradas, aunque gratuitas, se deben reservar en el propio espacio con días de antelación o vía e mail: laislasecreta@gmail.com.

Según Martínez, para la escritura del texto tomaron como punto de partida la novela Jardín, de Dulce María Loynaz y textos de Fernando Ortiz.

Como metodología, además, durante los ensayos, realizaban improvisaciones que les permitiera completar la dramaturgia de la obra. Una experiencia que acumulan gracias al trabajo con Nelda Castillo en el grupo de teatro El Ciervo Encantado.

Los personajes son dantescos. Coexisten en el inframundo, los bajos fondos, la marginalidad.

El lenguaje se trastoca por el gesto y la palabra carece de sentido. Este es un teatro incómodo e imaginativo en el que el espectador tendrá que completar el rompecabezas, dentro de la  peripecia anecdótica que seduce, sobrecoge y por momentos resulta hilarante.

Con una elaborada técnica vocal y precisa gestualidad, se establece un duelo entre dos actores, donde especialmente en el caso de Amores, su interpretación es tan acertada que la actriz desaparece en el escenario. Solo existen sus personajes.

Martínez, en cambio, tiene sus momentos más sublimes cuando interpreta a un contra hecho que no pronuncia una sola palabra, solo emite sonidos guturales, pero en general su desempeño actoral es muy bueno.

Es una obra expresionista, que resalta la visualidad. Los diseños de banda sonora y escénico, por momentos, nos adentran en un ambiente shakesperiano. Otros en los que el vestuario y el trabajo vocal evocan a los ents de El Señor de los Anillos, de Peter Jackson, en consonancia, también, con el dominio absoluto del trabajo con las máscaras.

Un teatro cercano al sueño de Antonine Artaud en su manifiesto de la crueldad, le devuelve a la escena su sentido místico, pues si algo caracteriza a Jardín Adentro es su profundo misticismo.

Amores y Martínez, como buenos discípulos de Castillo, mantienen el rigor de su maestra, elaborando un discurso que merece un lugar especial dentro del entorno teatral cubano.

One thought on “Nuevas funciones de la obra Jardín Adentro

  • Lynn: gracias por transportarnos hacia esa privilegiada sede de teatro, que por su capacidad supongo una casa particular. Muy buena y motivadora tu crítica, me gustaría ver la obra. Lástima que sea literalmente imposible por los 1000 km que me separan de ese reservorio bullente de talento e ímpetu artístico que es nuestra roída capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *