Música rara en La Tropical o “Ikke la deg rive med”

Norge C. Rodríguez

Honningbarna
Honningbarna en La Tropical. Foto: Yenier Martinez Carrillo

HAVANA TIMES — El viernes 6 de marzo a las 10:00 pm y a la entrada del Salón Rosado de la Tropical, dos jóvenes le preguntan a otro que custodia la puerta, qué había esa noche allí, a lo que el otro responde: “hoy ponen una música rara”.

Esa noche el lugar, que es una de las plazas bailable más importante del país, acogía una edición más del Festival Love and Peace, organizado por el Proyecto Fábrica de Arte Cubano y auspiciado por el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música y la Embajada de Noruega.

Por el mismo escenario donde Los Van Van, La Charanga Habanera o El Micha han hecho en otro momento sus presentaciones, desfilaron esa noche bandas de Rock de Noruega, Suecia y Cuba.

La banda sueca “The Vanjas” mostró además de buena música un peculiar estilo al vestir en el mundo del rock, la vocalista con vestido de lentejuelas y los instrumentistas de smoking y corbata, lo que contrastaba con su manera desenfadada de proyectarse en el escenario.

La banda de rock noruega Honningbarna (Chico de miel) destacó por su atípico formato, en el que uno de los vocalistas a la vez que cantaba tocaba de manera peculiar el violonchelo.

Vanjas en La Tropical
Vanjas en La Tropical. Foto: Yenier Martinez Carrillo

Otro elemento curioso fue saber que los integrantes de esta banda se identifican con el pueblo palestino y para mostrar su simpatía utilizan durante sus presentaciones, y en ese escenario también lo hicieron, la bandera de dicho pueblo.

De ellos supe además que tenían como ideología algo que iba de la izquierda al anarquismo, todo lo anterior acompañado de un discurso algo irreverente confirmado al inicio y final de su presentación cuando gritaron en ingles “La revolución eres tú mismo” y la frase en noruego Ikke la deg rive med (Sigue tu propio camino) respectivamente.

Lamentablemente no pude quedarme hasta el final del show, no pude ver a X Alfonso cerrando la noche en “La Tropical”, a pesar de que minutos antes de partir, mi novio y yo le pedimos “Arena de Soledad”, uno de sus temas más emblemáticos.

En los últimos tiempos Cuba se ha abierto a nuevos ritmos y sonoridades, ya quedaron atrás los años en los que, lastimosamente, se consideraba la música extranjera como una invasión y en ocasiones, como un problema político. Ya existen en el archipiélago, a fuerza de empeño y por la misma lógica de lo natural, lo obvio y lo evidente, públicos para todo tipo de música. Pero a pesar de eso, a algunos aquello les siguió pareciendo música rara en La Tropical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *