Música Electrónica, no solo sonidos

Daisy Valera

El Salón Rosado de la Tropical es el escenario para FESTIVAL PROPOCICIONES: Por un planeta vivo. Foto: Caridad

Mañana, viernes 22 de abril, el FESTIVAL PROPOCICIONES: Por un planeta vivo presentará en el Salón Rosado de la Tropical el evento Proelectrónica.

Con más de 10 participantes, Proelectrónica se convertirá en uno de los sucesos más grandes de música electrónica en el año.

Serán 10 horas de este estilo musical pero se disfrutará solo una muestra de factura nacional.

La electrónica en sus diferentes variantes ha comenzado a ganar adeptos en la isla, sobre todo en edades tempranas de la adolescencia y entre los grupos conocidos como tribus urbanas.

La entrada, que costará 20 pesos en moneda nacional, es un ejemplo de la subida de los precios para las opciones culturales, que ha venido ocurriendo en los últimos meses.

Entre los invitados sobresalen por la preferencia del público IA, Nacional Electrónica e Iván Lejardi.

Algunos al referirse a este tipo de música la llaman: música de los chicos del Vedado (céntrico barrio capitalino),

Porque definitivamente los que escuchan electrónica en La Habana (en resto del país la audiencia aún es escasa) son principalmente jóvenes que cuentan con un estilo de vida acomodado y/o un nivel cultural sobre la media.

La juventud que habita los barrios pobres de la capital como son El Cerro y Diez de Octubre, prefiere en su gran mayoría el reguetón y la timba.

Estas preferencias bien podrían hablar de las aspiraciones e incluso ideología de la juventud cubana.

Estudios realizados en los últimos años por centros como el CIPS (Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas) muestran dos sectores extremos entre los jóvenes: los que pretenden desarrollar su vida en la isla y aquellos que ven su futuro en otros países.

El apego a la electrónica no es solo el gusto por un género musical, es también un reflejo de necesidades e intereses.

Como el gusto por el reguetón en muchos casos va aparejado de una conducta machista y de dominación sobre la mujer como objeto sexual.

La preferencia por la electrónica bien podría interpretarse como que una la angustia por la existencia de un entorno que muchas veces limita el desarrollo así como una legitimación del modelo de vida europeo.

Proelectrónica entonces pasa a ser más que un concierto, se convierte en una reunión de jóvenes que rechazan situaciones inalterables y aspiran a un futuro diferente, donde las carencias cotidianas no sean las protagonistas.

Tendrán que decidir, marcharse a otras latitudes o construir un paisaje diferente dentro de nuestras fronteras.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

2 thoughts on “Música Electrónica, no solo sonidos

  • Creo que las 2 opciones que has dicho no solo tienen que ver con la juventud que escucha la musica electronica , me parece que tienen que ver con la poblacion en general

  • Creo que hay una tercera opción. ¡Antístenes no ha muerto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *