Mirar al interior

Yusimí Rodríguez

Yomer durante la entrevista en su casa.

HAVANA TIMES, 14 junio — Quién se llegue esta semana a la Galería Her-Car (Hernández Cárdenas), ubicada en la intersección de las avenidas Porvenir y Diez de Octubre, de nuestra capital, pensará que el lugar lo transformaron en un laboratorio de rayos X. Desde la tarde del jueves las paredes están cubiertas de fotografías radiográficas, técnica empleada por el artista Yomer Fidel Montejo Harrys. La muestra “Desgaste” se inauguró el viernes 3 de junio a las 6:00 y podrá ser visitada hasta el 20 del propio mes, de martes a domingo.

“Desgaste” es la primera exposición personal de este joven de 28 que antes ha participado en las exposiciones colectivas “Extase”, septiembre del 2010, en la Galería Mariano Rodríguez de la Villa Panamericana del municipio Habana del Este; “Filos de Seda”, noviembre-diciembre del 2010, en la Galería Luz y Oficios, Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, Habana Vieja, además de haber obtenido Mención en el VI Salón de Artes Plásticas: Panorama 42, realizado en la Galería Wifredo Lam, del municipio Marianao, de diciembre del 2008 a enero del 2009; Tercer Premio en la II Bienal La Llave del Cerro en la Galería Teodoro Ramos de ese municipio, realizado en octubre del 2009. También ha sido finalista en los Salones de Arte Erótico de la Galería Fayad Jamís, en el municipio Habana del Este, durante los años 2008 y 2010. Su obra fue incluida en el Salón de Fotografía Latinoamericana durante el evento Ciudad en Movimiento del 2011. Hace apenas unos meses se convirtió en miembro de la Asociación Hermanos Saíz, que agrupa a los artistas jóvenes del país.

Sin embargo, este joven artista que ya empieza a darse a conocer, no es un graduado de San Alejandro ni otra escuela de arte.  En el año 2000 egresó de la Escuela de Artesanía y Construcción Civil “Pablo de la Torriente Brau”, graduado de artesano. Siete años después se graduó del Curso de Imagenología como técnico de la salud. En los últimos tres años ha irrumpido en el mundo artístico con la técnica de Fotografía radiográfica, a través de la cuál, en palabras de Cristina Padura para el catálogo de la exposición “…plantea un juego de representaciones, penetrando al interior de sus modelos, desde autenticas placas de Rayos X, que lo aproximan al discurso clínico como forma de arte, en consonancia con el frío y pulcro objeto; devenido símbolo de la violencia agreste de la contemporaneidad civil, el recreo irónico de acciones cotidianas…

Gracias a una amiga en común que entrevisté para HT el año pasado, lo conocí justo el día antes de la muestra. En esos momentos realizaba el montaje y la curaduría, así es que apenas tuvo tiempo de cruzar un par de palabras conmigo. Dos días más tarde, y pasado el nerviosismo de inaugurar su primera exposición en solitario, podemos sentarnos a conversar con calma.

HT: Dime cómo empezaste a utilizar esta técnica de fotografía radiográfica para realizar tu arte y en qué consiste.

Yomer: Esto es un trabajo que me ha llevado dos o tres años de experimentación, sin saber si esto podía o no ser arte. Estuve dos años trabajando en un policlínico como técnico en rayos X y así empecé. Colocaba cualquier objeto, un pedazo de hierro, algo que llevara de la casa al departamento y lo colocaba en alguna placa, a veces hacía una radiografía de mi mano…Fue surgiendo así, sin ningún propósito de hace arte o convertirlo en algo profesional.

Yomer durante el montaje de la exposición, junto a Onelis, especialista de la galería, y Cristina, autora de las palabras del catálogo.

Después fui indagando en libros, revistas, empecé a adentrarme más en el trabajo y buscar conceptualmente en las personas, cosas que me interesaban, con los mismos elementos que incorporaba a las placas… Así fue creciendo, con un poco de documentación, vi también cosas que habían hecho otros artistas extranjeros con esta técnica y empecé a tomarlo más en serio.

HT: ¿Entonces antes de esta técnica no habías tenido otras experiencias en el mundo del arte?

Yomer: Sí. En el 2000 me gradué de técnico medio en artesanía. Siempre me gustaron las artes plásticas, dibujar, hacer esculturas en cerámica u otro soporte.  Pero siempre he querido ir un poco más allá y experimentar, buscarme a mí mismo en lo que me sentía bien con un trabajo serio.

Empecé a presentar mi trabajo en algunos salones, el Salón de Arte Erótico de Alamar, la Llave del Cerro, que son convocatorias que lanzan algunas galerías para artistas profesionales y no graduados, por igual. Obtuve algunos premios y menciones y todo fue fluyendo, algunas amistades me decían que estaba bueno el trabajo, pero que debía tomarlo más serio, y me pusieron con contacto con proyectos artísticos… Lo que hago consiste en tomar algún elemento que conceptualmente signifique algo para mí y colocarlo en la radiografía con la persona.

HT: ¿Por qué se llama “Desgaste” la exposición?

Yomer: Al principio traté de buscar algunos títulos para el trabajo que estaba haciendo, algún concepto, por qué ver como arte una radiografía, una parte interna del ser humano… Y “Desgaste” por las cosas que veo a diario y por las que paso yo también, las personas se van desgastando. Puede ser el desgaste de un objeto, pero yo quise ir al desgaste físico y mental del ser humano con los problemas que tiene… En la parte romántica también, como en la pieza “El beso”, aunque se vea algo erótico y romántico, también hay desgaste en una pareja… Se trata del desgaste que sufre el ser humano con la violencia, la miseria, todo.

HT: ¿No te interesa la fotografía que muestre el exterior, solo la parte interna de la persona?

Yomer: Hasta ahora sí, me interesa la parte interna porque creo que es donde está el problema. Podemos ver algo superficialmente y pensar que está bien, y por dentro no es así.

Yomer junto a Cristina Padura, autora de las palabras del catálogo.

HT: ¿Qué problemas?

Yomer: Problemas físicos y psíquicos que puede tener la persona.

HT: Pero eso no se ve en una placa de rayos X, ¿o sí?

Yomer: No se ve, pero trato de que la gente se enfoque en eso a partir de los elementos que incorporo a la radiografía, objetos de la vida cotidiana, como tú pudiste ver, que yo agrego a una parte ósea, como puede ser un cráneo, un pie, una pelvis, una cadera… Veo que hay problemas, que pueden ser míos y no de la gente, o viceversa. Pero trato de que la gente se enfoque en eso y se pregunte por qué mostrar la parte ósea de la persona, o la parte interna de un objeto.

 

HT: A mí me llama la atención la pieza “Esclavos del presente” donde aparece unos pies, supongo que de mujer, sobre unos tacones y enganchados a unos grilletes. ¿Qué quisiste transmitir con esta pieza.

Yomer: Quise mostrar la prostitución y ese desgaste que se produce en la persona, que puede ser un hombre o una mujer. La gente puede interpretar que es una mujer, pero también puede ser un hombre. Para mí es las dos cosas, hombre y mujer. En mi trabajo no siempre defino si se trata de un hombre, una mujer, un niño.

HT: ¿Por qué te interesa el asunto de la prostitución?

Yomer: No es que me interese, sino que me choca por lo que veo, el desgaste que sufren esas personas, al punto que llegan a sentirse esclavizados por eso, por ese trabajo, su propio pensamiento, esa forma de supervivencia. Pero a veces se sienten esclavizados, de la misma forma que yo tal vez me siento esclavizado con este trabajo.

HT: ¿Qué planes tienes para el futuro? ¿Piensas seguir utilizando esta técnica o planeas incursionar en otras?

Yomer: Pienso seguir usando esta forma de expresarme hasta donde dé. Quisiera hacer otras cosas también dentro de la fotografía, dentro del arte, instalaciones, video arte.

HT: Me dijiste que no tienes una formación académica como artista. ¿Crees que podrías necesitarla en algún momento?  ¿Qué piensas de la necesidad de formarse académicamente?

 

Yomer: No sé, porque nunca he estado en ninguna academia. No sé hasta que punto podrá ser beneficioso para mí entrar en una academia o pertenecer a alguna escuela de arte. Cuando era un muchacho sí quería entrar en una escuela de arte, San Alejandro. Pero después no sentí la necesidad de entrar en una academia para hacer mi obra. La gente me decía que hiciera las pruebas para entrar en San Alejandro, que yo tenía aptitudes, pero no sentí la motivación.

Yomer durante la inauguración de "Extase" en Galería Mariano Rodríguez

Quería hacer arte, o al menos algo que me hiciera sentir bien, mediante imágenes u otras cosas y así surgió este trabajo…Sí pienso que la academia tiene una gran enseñanza como toda escuela. Es una herramienta útil para alguien que tiene un talento y entra en una escuela, y ahí le enseñan cómo trabajar, la teoría, los conceptos…Sí, está bien, pero nunca lo vi factible para mí… entrar a una escuela, hacer lo que dicen los profesores, regirte por lo que te dicen. Me sentí mejor investigando por mi cuenta, estudiando.

HT: Habías mencionado a otros artistas que utilizan esta técnica.

Yomer: Sí, está Helmut Newton, un norteamericano ya fallecido, que utilizó esta técnica en una serie sobre una exposición de joyas. Colocó las joyas en las personas y les hizo la radiografía. Hay otro extranjero del que no sé muy bien el nombre que utilizó la radiografía para hacer un determinado trabajo, he visto pocas cosas suyas.

HT: ¿Y en Cuba?

 

Yomer: En Cuba no sé, hasta ahora no he visto un trabajo así. Me dijeron que alguien hizo algo con radiografías en una Bienal, pero eso es todo lo que me ha llegado a través de las amistades que han visto trabajos en Cuba con esta técnica.

HT: ¿Qué diferenciaría tu trabajo del de estas personas, por ejemplo, de lo que hacen estos extranjeros que me mencionaste?

Yomer: Bueno, las ideas y mi convivencia aquí, el hecho de llevar las estructuras óseas a otro carácter, otro pensamiento…Esto lleva un proceso de impresión digital. Lo que he visto hasta ahora es que ellos exponen la placa como tal, el acetato. Yo le saco la foto a la radiografía e imprimirla en un papel fotográfico. Así además se logra una mejor conservación. El acetato es muy sensible, se echa a perder, coge hongo.

 

HT: Para eso necesitas una cámara profesional, una computadora…

Yomer: Sí, todo lo hago con una cámara y una computadora que me dejan usar mis amigos.

HT: ¿Has pensado en combinar en la fotografía la parte externa de la persona con la parte que muestra la radiografía?

Yomer: Es que eso lo vi en una revista y me chocó. Me dije qué no tenía sentido hacer algo que ya está hecho. Aunque creo que en el arte ya casi todo está hecho, soy partidario de hacer lo mío, no imitar lo que han hecho otros… Tal vez yo pudiera hacer eso después con otro carácter. Miro lo que han hecho otros para informarme, para enriquecerme a la hora de realizar mi trabajo.

Yomer durante la inauguración de "Filos de Seda" en Galería Luz y Oficios.

A la vez, es bueno saber lo que se está haciendo, porque uno puede creer que descubrió lo último y resulta que ya eso existe. Eso es terrible. Por eso cuando empecé a hacer este trabajo y se me acercaban amistades mías a decirme que esa técnica se había empleado ya, y que buscara determinada revista, dije “perfecto”, y empecé a buscar y ver.

HT: Tengo entendido que también fuiste promotor cultural. ¿Cómo fue esa experiencia?

Yomer: Fue una buena experiencia. Me sentí un trabajador más… el hecho de levantarme todos los días, ir a una institución, hacer una serie de cosas. También fue algo totalmente distinto al sector de salud pública, donde había trabajado antes. Me gustó el trabajo comunitario, el hecho de trabajar con niños, con ancianos, ese tipo de cosas… Lo dejé porque quería enfocarme en mi trabajo. Sentía que no podía hacerlo mientras trabajaba como promotor, aunque era algo que también me aportaba porque estaba en un medio cultural. Pero quería trabajar más a fondo en lo que estoy haciendo.

En estos momentos, Yomer está cocinando ideas para una nueva serie de foto radiografías, pero dice no tener nada concreto aún. No desea adelantar nada. También está por terminar un curso de fotografía impartido en la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba), que está a punto de terminar y su obra ha sido escogida para integrar la exposición de fin de curso.

Haga clic sobre las  imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

One thought on “Mirar al interior

  • Muy buen artículo. Este muchacho estudió en mi misma escuela, la misma carrera, lo conozco, y puedo decir que es uno de los muchachos más intranquilos en cuanto a arte revolucionario se trata. Muy contento de que tenga sus primeras exposiciones personales. Es bueno que los jóvenes se expresen y creo que son buenos tiempos para expresar, desde lo más profundo del entendimiento social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *