Mi obra es como un diario

Irina Echarry

Leafar Delgado

HAVANA TIMES — ¿Qué haría usted si recibiera una carta que alguien le escribió hace cinco años? ¿Y si luego le cuentan que la carta estuvo guardada en un cuadro? Pues no se sorprenda, si algo así le sucediera, sería fruto de la desbordante imaginación de un artista plástico: Leafar Delgado.

Cautivado por la manera de trabajar de Ángel Acosta León, e inspirado en la obra de Jackson Pollock, Leafar comenzó a pintar desde 2004. Cuando sentía la urgencia de expresarse y carecía de materiales, agarraba lo primero que tenía a la mano: un cartón, cables de electricidad, pedazos de tela. Lo que en un principio hizo por necesidad ahora marca su estilo.

Llegar al estudio de la calle Cuba 156 (entre Empedrado y Tejadillo, Habana Vieja) nos permite adentrarnos en su universo de colores, texturas y emociones. En su obra todo es reciclado, utiliza lo que ya está en desuso, lo que parece inservible. También es común ver frases, palabras, fotos, publicidad, sus cuadros son una amalgama de texto e imagen.

Leafar: Mi obra es como un diario. A veces copio las cosas para que no se me olviden, y es eso lo que quiero: perpetuar mis recuerdos, perpetuar mi vida. Utilizo fragmentos de ropas viejas: pantalones, sobrecamas de la casa; es como vender mi historia, es mi vida en diferentes fragmentos, en diferentes cuadros. Pueden ser cosas muy sencillas y sanas como tomarse una taza de té o mirar el atardecer desde una ventana, pero a veces los mensajes están tan escondidos que únicamente dentro de mi cerebro alguien pudiera comprenderlos, o las personas que vivieron esas experiencias junto conmigo en el momento en que las escribí; ellas mismas me encargan un cuadro, entonces trabajo sobre esos recuerdos y trato de plasmarlos.

HT: Hace unos años que el artista tiene un estilo propio, pudiera decirse que gracias a una obra inconclusa. Trabajaba sobre un libro de poemas de Javier Campos, pero no estaba satisfecho del resultado; luego de dejar reposar el cuadro durante meses intentó tapar lo que había hecho y le salió una obra con cables de electricidad, muy grotesca, que le agradó.

Leafar Delgado

Leafar: Esos cuadros son como una foto de un momento de mi vida, siempre me siento bien al verlos, aunque quizá ya no me siento tan identificado con algunos, porque esa fase de mi vida ya pasó.  Los concebí en una etapa fuerte en el sentido que era como una catarsis de mi vida, de cosas personales, se lo echaba todo al cuadro. Eran muy grises, muy áridos, bien grotescos, sin escritos, como muy silenciosos pero fuertes. Y ya no puedo pintar así. A lo mejor es que ya no quiero tener un momento así. Tu pintura refleja cómo vas viviendo y en ese caso ahora me siento más alegre, busco más la comunicación

HT: Le complace interactuar con la gente. Uno de sus cuadros ¿Qué te hace feliz? convida a escribir, a expresarse.

Leafar: Lo hice con un pantalón mío, tiene una libreta o agenda, bolígrafo y aquí las personas que vienen al estudio escriben la respuesta a la pregunta que nombra el cuadro. Han escrito japoneses, canadienses, de muchos lugares cada uno en su idioma. La historia es que yo no leo la respuesta por mucha curiosidad que tenga, la leerá el que lo compre. La última vez que conté había 47 respuestas.

Hay otro cuadro donde pregunto: ¿a quién le escribirías algo, un sentimiento profundo, que dentro de cinco años tuviera validez? Entonces la gente manda sus cartas con las direcciones y el que compre el cuadro es quien las enviará después de 5 años.

HT: Además de hacer su obra independiente Leafar forma parte de un proyecto, 3STADO Sólido, que se dedica a homenajear a figuras relevantes del mundo de la cultura.

Leafar: Es algo que hacemos con personalidades que nos inspiran, de las que de alguna forma hemos aprendido, hemos captado cosas y nos han servido en la vida, entonces tratamos de agradecerles. Durante unos días vivimos la experiencia de ser esa persona; buscamos figuras conocidas que a la vez no son tan populares. Escogemos un lugar público que tenga que ver con su vida o su obra y pintamos en la calle. Es muy gratificante la interacción con el público, lo difícil es  la organización: tener la tela, la pintura, los productos, que la información llegue a manos de todos los artistas que participarán, preparar la escena y a la vez pintar y hablar con la gente.

Leafar Delgado

HT: El grupo está convencido de que la buena energía es suficiente para que todo salga bien. Las anécdotas son muchas, han realizado acciones plásticas junto al Museo de Bellas Artes, en Prado y Malecón, al lado de una fábrica de refrescos, en paradas de ómnibus, parques o los jardines de un teatro. Mientras reflejaban a Isadora Duncan en Línea y G, al lado del Museo de la Danza, alguien les comentó que venía del trabajo cargado, sintiéndose mal, y verlos en su faena le había dado ánimos para seguir.

Leafar: Porque no es solo pintar, es hablar sobre la vida de esa persona que homenajeamos, y nos encanta cuando alguien del público conoce al artista representado y nos cuenta sus experiencias. Una vez pintamos al lado del Colegio de Arquitectos de Cuba, era un homenaje a Rafael Sanzio y un vecino de un edifico cercano nos regaló como diez libros de Arte. Otro día estábamos en el Cristo y los mismos parqueadores, la gente que estaba por ahí nos compró comida, refrescos; nos taparon con nailon cuando empezó a llover.

Creación del proyecto:

Evelyne, novia de un amigo, quería hacer picnic: sentarse, comer algo, pasarla bien y si surgía pintar un poco. Pinturas y un gran cartón fueron suficientes, a la orilla del Almendares brotó la primera obra en colectivo. Era un 12 de agosto, día de la muerte de Basquiat, nada mejor que comenzar con él. Debajo del puente, underground como mismo él era, graffitis en las paredes; al público le gustó. De regreso a casa llevaban la certeza: había nacido un proyecto.

HT: 3STADO Sólido está exponiendo en Newport, Oregon, EE.UU. hasta mediados de noviembre. ¿Cómo llegaron hasta allá?

Leafar: Desde 2007 hemos ido regalando obras a unas amigas que viven en Oregon: Joanne Shamey, Eveline Moyo y Ann Miller; una de ellas (Joanne) conoce a los dueños del restauran Café Mundo y coordinó la expo sobre Cuba y el proyecto 3STADO Sólido. La muestra exhibe obras personales de cada uno de nosotros y 2 obras del proyecto: un homenaje a Henri Rousseau y uno a Jackson Pollock; entonces desde el 16 de octubre y durante un mes el restauran estará ambientado con nuestros cuadros; el día de la inauguración Greg y Laurie (los dueños) hicieron una noche cubana con imágenes, comida y música de la isla.

HT: Junto a Leafar, Yoisel Torres y Amado Olivera ha trabajado mucha gente, 3STADO Sólido no es un proyecto rígido, se abre al flujo de artistas; la próxima acción será con música.

Leafar: Quiero hacer un homenaje a John Cage, para eso invitaré a varios DJs cubanos. Cada letra del nombre del músico experimental corresponderá a la inicial del nombre de un DJs; todos harán su música y le insertaremos sonidos ambientes, pregones, etc., grabaremos un CD-DVD. Si logro encontrar patrocinio, será mi trabajo de tesis final de la Facultad de Medios Audiovisuales.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


One thought on “Mi obra es como un diario

  • el 21 enero, 2013 a las 5:07 pm
    Permalink

    Buenisimo articulo Leafar, te felicito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *