Manuel Argudín: voz, guitarra y feeling

Por Helson Hernández

argudinHAVANA TIMES — Manuel Argudín es un trovador cubano, caracterizado por una dotada voz y una obra como compositor, reconocida en la Isla.

HT: ¿Cantautor o trovador?

Manuel Argudín: Durante mucho tiempo no logré establecer argumentos o definiciones en cuanto a qué diferencia a un cantautor de un trovador, y tampoco insistí demasiado en solucionar el acertijo, porque no me parecía ni me parece importante. Pero después de tantos años, como diría Noel Nicola: “detrás de una guitarra”, llegué a la conclusión muy personal de que un cantautor es un hacedor de canciones, que básicamente interpreta o comparte con el público desde los escenarios o a través de su discografía. En cambio, un trovador es más o menos lo mismo, y si hubiera alguna diferencia sería que en cualquier ámbito o situación que lo propicie, al trovador se le hace imprescindible tener a mano una guitarra, y puede pasar horas cantando sus propias canciones, y las de otros autores, a veces hasta que ya las cuerdas vocales llegan al punto de la fatiga total.

HT: ¿En su caso, la proyección vocal supera la manera particular de decir sus canciones los trovadores?

MA: No me atrevería a decir que mi proyección vocal supera la manera de decir sus canciones los trovadores, aún cuando soy consciente de que la naturaleza me bendijo con algunas herramientas vocales, y si tenemos en cuenta que existen otros trovadores o cantautores, que hacen muy buen uso de sus posibilidades vocales. Lo que creo que sucede es que a algunos colegas les parece que es suficiente con hilvanar metáforas y frases hermosas, acompañadas de melodías interesantes y armonías novedosas, y descuidan la importancia de una buena emisión canora. Y las canciones, canciones son, y son para ser cantadas de la mejor manera posible, independientemente de las condiciones o posibilidades vocales de cada persona.

HT: ¿Su formación fue siempre musical o existe otra historia que no conocemos?

MA: Mi formación es básicamente musical y esencialmente empírica, aunque estudié algo de técnica vocal y solfeo durante los tres años de nivel elemental en la escuela de superación profesional Ignacio Cervantes, donde además de los conocimientos básicos que adquirí de excelentes profesores, tuve la suerte de contar con las enseñanzas del maestro Luis Carbonell, con quien aprendí, entre otras muchas cosas, la importancia de abordar la canción desde ángulos más allá de la morfología trovadoresca. Cuando niño tuve una ligera inclinación hacia el teatro, pero no le di continuidad.

HT: ¿Qué cualidad considera apropiada para atribuir al estilo que ha definido a Manuel Argudín en sus canciones?

Argudin-3MA: Desde el punto de vista de estilo, creo que mis canciones en su mayoría son eso, canciones, aunque sin que sea una intención preconcebida y casi como si tuvieran voluntad propia, algunas de ellas terminan enmarcándose en otros géneros.

Hace mucho tiempo, un amigo me dijo que en mi manera de componer veía una mezcla entre la canción trovadoresca y el feeling, y quizás sea por ahí por donde van las cosas. Lo que sí puedo decir es que cuando me pongo a componer, que es siempre o casi siempre dando respuesta a una necesidad expresiva del espíritu, lo hago sin pensar en qué genero o estilo voy a abordar, simplemente dejo que la canción salga y me sorprenda.

HT: Hablemos de la presencia discográfica en su trayectoria.

MA: Aunque he participado en muchas producciones colectivas, en mi haber hay solo dos fonogramas en solitario, Aroma de Invierno, hecho en el año 2000 para Producciones Abdala, y Fúgate Conmigo, una producción independiente que terminó por distribuir o, más bien, aceptar en su catálogo Producciones Colibrí. Este trabajo estuvo nominado para los premios Cubadisco.

HT: ¿Cuáles influencias han contribuido a su formación estética y filosófica, visto desde su condición de exponente de la cultura en la Isla?

MA: La primera influencia que tendría en cuenta en mi formación, sería la de mis padres; en principio por mi mamá, que fue una persona de un alto nivel de sensibilidad y una gran facilidad para la poesía.

Nunca podré olvidar el día que regresando de la escuela en la que estaba becado, mi madre me esperó teniendo lista la mejor ropita que por ese tiempo tenía yo, y me llevó al teatro Amadeo Roldán, al que fuera el primer concierto de Joan Manuel Serrat en Cuba, y con el tiempo me arrastró a cuanta presentación tenía Alberto Cortés en La Habana.

A Silvio, Pablo, Amaury, Noel, Pedro Luis Ferrer y los demás, los fui incorporando por mi propia elección. Mi padre, por otro lado, a pesar de no ser un hombre relacionado con el mundo del arte, fue a quien con su agudeza y su gran inteligencia natural, le tocó la parte de influenciarme con su filosofía de que “La experiencia no es más que el resultado de lo que ya no tiene remedio”.

Manuel ArgudinCreo que en la vida de una persona, sobre todo, cuando ya se han vivido 54 años, son muchas las aristas que conforman su personalidad y su manera de andar por este plano de la existencia, y son innumerables las influencias que han conformado a ese ser en el que uno termina por convertirse. Es por eso que prefiero remitirme a los dos pilares más importantes de la formación de mi personalidad, mis padres.

HT: Usted figura entre los artistas cubanos que han podido confrontar experiencias en Miami, Estados Unidos.

MA: Yo estuve en Los Estados Unidos del 29 de septiembre de 2012 al 3 de febrero de 2013, pero mi estancia en La Florida fue solo por razones familiares, no tuve experiencia alguna en escenarios, más allá de alguna tertulia informal entre amigos y familiares.

HT: ¿Inconformidades de Manuel Argudín?

MA: Todos tenemos inconformidades, aun los más exitosos, solo que a estas respuestas incompletas a las demandas del alma, hay que tratarlas con cuidado para mantenerse a salvo de los efectos abrasivos del resentimiento.

En mi caso, recuerdo aquella frase de Facundo Cabral cuando decía que las coplas, coplas no son hasta que el pueblo las canta. Y aunque para mí nunca ha sido la fama un punto de destino, me habría gustado saber qué se siente cuando el auditorio se convierte en un solo espacio y se pierde la línea divisoria entre artista y espectador. Lo he experimentado en pequeños espacios dentro y fuera de Cuba, y ha sido muy gratificante. Quién sabe… dicen que Dios sabe lo que hace…

HT: ¿Algún proyecto interesante próximamente?

MA: Hace algunos años una gran amiga mexicana, al notar mi inclinación hacia la poesía de Jaime Sabines, me sugirió que musicalizara algunos de los poemas de ese imprescindible poeta chiapaneco, y como resultado de ese trabajo que hice durante varios meses a finales del 2011, han surgido algunos proyectos en los que estaré involucrado durante la segunda mitad del 2015, en el estado mexicano de Chiapas, fundamentalmente en La ciudad de San Cristóbal de Las Casas, donde además estoy colaborando con la asociación Cultural Na Bolom en la creación de un espacio cultural dedicado a Cuba y en otros proyectos.



2 comentarios sobre “Manuel Argudín: voz, guitarra y feeling

  • Debo confesar que no he escuchado a M. Argudín, a pesar de que por su edad lleva un buen tiempo en al escena musical cubana. Gracias, Helson. Espero poder ver el video adjunto en algún momento.

    Respuesta
  • Muy buena entrevista, Manolo, como lo conocemos algunos que tenemos el privilegio de conocerlo, es la viva estampa del creador genuino.
    La fama no ocupa en el lugar importante, sin embargo, muchos de los que la blanden, carecen de su talento.
    Su discografia, con matices romanticos y metaforicos es tan consistente como su educada voz.
    No esperamos mas de el que su propuesta creacion, y ojala llegue pronto.
    Gracias a esta publicacion por dedicar su atencion a la promocion de tan singular figura.
    Saludos
    Alejandro

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alegres en La Habana, Cuba. Por Francisco Santiago Día (México). Cámara: Canon Eos 30D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]