Los cubanos tienen carácter explosivo

Dawn Gable

Oliver Stone y Hugo Chavez. Foto: wikimedia commons

HAVANA TIMES, 6 de julio — “Los cubanos somos explosivos pero hemos tenido que aprender a ser pacientes”, dijo el presidente Raúl Castro a Oliver Stone en su más reciente película Al Sur de la Frontera, mientras confirmaba además que después de 50 años de lucha, los cubanos desean continuar.  Pero el presidente Castro no aceptó la sugerencia de que en Latinoamérica, los nuevos líderes de izquierda sean herederos de la Revolución cubana, diciendo que cada uno de ellos sigue su propio camino basándose en su propia experiencia.

!Oliver, un nuevo mundo es posible!

Stone es conocido por realizar películas sobre personalidades controversiales, desde Nixon y “W”, hasta Fidel y Jim Morrison -cantante de The Doors- de forma tal que logra que al espectador le agrade o al menos sienta alguna simpatía por el protagonista.  

Al Sur de la Frontera no es la excepción, aunque no se enfoca en un solo individuo.  Según la opinión de este escritor, aunque en el filme Stone muestra mediocridad y pereza a pesar de sus esfuerzos, este vale lo que cuesta pues está colmado de frases célebres pronunciadas por los principales presidentes.

Ese es “Chávez” con acento en la “A”

La primera parte se desarrolla en Venezuela y su personaje principal es Hugo Chávez, cuyo nombre Stone se niega a pronunciar correctamente durante toda la historia, (la misma falta de respeto que usó para la errónea pronunciación anglicana de Simón Bolívar).

Oliver Stone, Tariq Ali y Mark Weisbrot en el estreno de South of the Border en Washington, D.C.

Desafortunadamente para aquellos que conocen un poco de la historia reciente de Venezuela, este fragmento es bastante aburrido.  En el filme se presentan secuencias del fallido intento de golpe de estado contra Chávez en el 2002, tomados del documental La Revolución no será Televisada, junto con videos de archivo de los disturbios en Caracas de 1989 y el propio intento de golpe protagonizado por Chávez en 1992.

!No digas eso!

Lo única imagen nueva del presidente de Venezuela fue la visita de este a su pueblo natal señalando los logros de cooperativas y nuevos proyectos agrícolas.  Aunque esto fue educativo y muy entretenido, especialmente el momento en que Hugo bromea acerca de la planta procesadora de maíz que están visitando.

Dijo que realmente se encuentran en el lugar donde Irán construye su bomba atómica —a lo que Stone responde “no digas eso”.  Los espectadores no aprenden acerca de los muchos proyectos sociales y “misiones” que tienen lugar en Venezuela, que hubieran sido de mayor interés que otra versión del intento de golpe de 2002.

Esas hojas no son buenas

Con Chávez en bicicleta, vamos a masticar coca y patear una pelota de fútbol con Evo Morales.  Increíblemente mientras la narración te lleva hasta Bolivia y hace un recuento del asesinato de Ernesto Che Guevara, la imagen es una estatua del Che en Santa Clara, Cuba, en lugar de uno real en Bolivia.

Pero Stone no conoce la diferencia, de la misma forma que no conoce que las hojas de coca que están frente a él son viejas.  Después de enseñar a Stone cómo masticar unas frescas hojas, Evo aceptó jugar un poco de fútbol.  Uno llega a creer que Evo no se siente feliz por ser tratado como una caricatura en lugar de un líder serio.

Nadie le pregunta a un hombre cuántos pares de zapatos tiene

La actual presidenta Kirshner se sintió de igual manera y puso a Stone en su lugar cuando le preguntó cuántos pares de zapatos tenía, antes de comenzar el debate de asuntos importantes tales como los desastrosos efectos del neoliberalismo en Latinoamérica.  Por su parte, el señor Kirshner recordó cuando el presidente de los Estados Unidos “W” le dijo confidencialmente que la guerra era cuestión de hacer dinero

Mr. Kirshner, for his part, recalled when U.S. President “W” personally confided in him that war was just about making money.

Acabe con el embargo, la guerra en el Medio Oriente y también invite a Hugo a estados Unidos.

En Brasil, el presidente Lula no le pidió mucho a los Estados Unidos, demandó solamente la eliminación del bloqueo contra Cuba y la ocupación militar en el Medio oriente; y como buena medida, una invitación amistosa al presidente Chávez.  Habló también de una sola moneda suramericana y una constitución unida.

Si ponemos una base militar en Miami

De regreso en la Habana, el presidente ecuatoriano Correa, quien habla un buen inglés, habló en español a las cámaras de Stone, usando los servicios en inglés de quien ha sido durante mucho tiempo la intérprete de Fidel: Juanita Vera.  Correa pidió a los Estados Unidos ser razonable: si EUA piensa que no es ningún problema tener una base militar extranjera en el país de uno, está bien.  ¡Estados Unidos puede mantener su base en Manta, siempre y cuando Ecuador pueda abrir una en Miami!  Claro que todos sabemos que la lógica indicaba que no habría ninguna base en Manta.

Ahora somos millones

El largometraje pone claramente los mensajes enviados por los líderes.  Los del sur se están uniendo y demandan respeto e igual trato por parte de los del norte … y sus representantes locales como el ex-presidente bolivariano Sánchez Losada, quien a pesar de vivir durante mucho tiempo en Estados Unidos apenas habla inglés, como señaló la presidenta Kirshner.

¿Pero se debe culpar al ejemplo de la Revolución cubana? ¿es culpa de Chávez?  Claro que no, esto ha venido desarrollándose durante un largo tiempo.  En una parte de la reproducción Evo Morales dice que las últimas palabras de su antecesor tribal Tupak Katari antes de ser descuartizado por los españoles fueron: muero como uno solo, pero regresaré como millones.

“Ahora somos millones”, dice Evo sonriendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *