Los “Caminos abiertos” para Eduardo Sandoval

Por Maya Quiroga

Eduardo Sandoval
Eduardo Sandoval

HAVANA TIMES — El joven Eduardo Sandoval se considera continuador del legado que dejó el trombonista cubano Juan Pablo Torres, fallecido en 2005 a los 58 años. Cuando habla de él, los ojos le brillan a Eduardo de una manera muy especial.

Precisamente, la obra de Juan Pablo Torres fue una de las fuentes de inspiración a la hora de grabar su primer fonograma titulado Caminos abiertos, en el que el novel trombonista, graduado de la Universidad de las Artes (ISA), incluyó el instrumental Rumba de cajón, un tema escrito por Juan Pablo, poco antes de morir.

Michel Herrera fue el productor de este CD de Sandoval que contiene nueve temas, la mayoría escritos por este músico de sesión, quien ha tenido la posibilidad de participar en la grabación de discos realizados por Los Van Van, Beatriz Márquez, Omara Portuondo, entre otros.

Al decir de la musicóloga Brenda Besada Rodríguez, quien tuvo a su cargo las palabras de presentación del fonograma:

Caminos abiertos es un disco que posee una sonoridad propia, diferenciable del resto de los álbumes de jazz que se están realizando en la Isla. Por una parte, pesa la estética autoral de Eduardo, que disfrutamos tanto en los temas de su autoría, como en su acertado criterio al seleccionar los cortes de otros compositores. Asimismo, el hecho de acompañarse por músicos de diversos imaginarios sonoros, es otro de los sellos musicales fundamentales de este álbum”.

Eduardo Sandoval 3En Caminos Abiertos Sandoval ha logrado una sincronía muy interesante con los músicos que siempre lo acompañan en su grupo Habana Jazz: el pianista Roger Rizo; el baterista Alain Ladrón de Guevara; Rafael Aldama, en el bajo; Eduardo Silveira y David Hernández, en la percusión.

“Cuento con una invitada especial: Beatriz Márquez –Premio Nacional de Música- que me regala una interpretación de lujo del tema Vieja Luna. En el CD participan, además, Emilio Frías, uno de los cantantes jóvenes de la música popular que está dando mucho de qué hablar; Adonis Panter y el grupo de rumba Osaín del Monte, en la percusión y los coros; los excelentes pianistas Alejandro Falcón y Rolando Luna; Michel Herrera, en el saxofón y Thommy Lowry en la trompeta”.

Despedida, composición del pianista y arreglista Miguelito Núñez, nació como resultado de una gira donde Sandoval acompañó al director musical de Pablo Milanés. En tanto, Caminos abiertos, que le da título al álbum, es un tema bien cubano.

“Siempre trataré, si tengo la suerte de grabar otros discos, de hacer homenajes a la música tradicional cubana”, confesó el trombonista, quien se sintió cautivado por ese instrumento cuando apenas era un niño.

Por su parte, Afro en casa, constituye el testimonio de sus creencias religiosas: “Soy creyente de la religión yoruba e hice este tema en homenaje a los ancestros que nos acompañan”.

Imagen1261Verdaderamente, a Sandoval comienzan a abrírsele los caminos con este debut en la industria fonográfica cubana:

“Estoy muy contento con mi primer disco. Tengo que agradecerle mucho a la presidencia de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) que fue el motor impulsor de este. Gracias a la beca el Reino de Este Mundo, de la AHS, conté con el primer presupuesto.

“Cuando ya estaba en la fase de grabación, la empresa Egrem se interesó por mi música y decidió patrocinarme el fonograma. Puedo decir, con mucho orgullo, que soy el segundo trombonista en Cuba, al cual la Egrem le graba una placa, después de Juan Pablo Torres”, concluye Sandoval, quien ya comienza a marcar la diferencia dentro de su generación con este CD que evidencia su gran talento musical.

Efectivamente, el jazz es un género que ha tenido poca presencia en la Egrem. Ahora con las grabaciones de los nuevos álbumes de Zule Guerra, César López y Eduardo Sandoval, se comienza a diversificar el catálogo fonográfico de esta empresa.

Concierto de 2014 de Eduardo Sandoval y su grupo.

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.