La influencia estadounidense en Cuba

Fotorreportaje por Juan Suárez

Muchacha-con-la-bandera-americanaHAVANA TIMES — Nuestra cultura tiene un gran por ciento de americana, aunque han pasado muchos años sin estar estrechamente unidos se mantiene ese americanismo latente en nuestra sociedad.

Con un poco de historia e ilustraciones estaremos en lo cierto. Durante los siglos XVIII y XIX y en particular desde el Año 1818, tras la Ley de Libre de Comercio para el fomento de ingenios azucareros, plantaciones de caña y almacenes, siendo este el comienzo de la gran influencia norteamericana en nuestra cultura.

Las principales obras publicas ejecutadas en la Capital durante el periodo de la primera influencia tienen que ver con las construcciones civiles y sanitarias y con la edificación de hospitales y escuelas, entre las que se destacaron la terminación del Malecón desde la Punta hasta la calle Lealtad, la construcción del primer hospital, en el area que ocupa después por el hospital Calixto García, la creación del Ferrocarril Central, la creación de una red de tranvía eléctricos en la Habana, el perfeccionamiento del sistema del alcantarillado y la pavimentación con asfalto de las calles de la ciudad.

Con el desarrollo económico de la ciudad se construyeron muchas tiendas y establecimientos comerciales, así nace el Encanto, surgido en 1878, “Ten-Cents” por la compañía F.W. Woolworth , almacenes “Ultra”, “La Época”, “Sears”, “Fin de Siglo”, y “Flogar”, entre otras que con carácter más popular surgen “La Casa de los Tres Centavos”.

Compañia de teléfonos.
Edificio de la antigua Cuban Telephone Company.

Conjuntamente se desarrolla la Banca y la industria del tabaco, al margen de ramas industriales como jabonaría y perfumería y la de goma neumática, ambas de procedencia norteamericana.

Fuerte compañías norteamericanas en el territorio de Centro Habana como “Cuban Telephone Company” y la “Compañía Cubana de Electricidad” implantada ambas desde la época colonial.

En la “cultura espiritual” fue notable la presencia de ideas políticas, pedagógicas, jurídicas, científicas, religiosas y culturales. Los norteamericanos expandieron a la isla las salas de cine, la radio, la televisión, la industria del disco y proyectos arquitectónicos que marcan influencias. Ni el aislacionismo revolucionario ha impedido el flujo de filmes, videos, espectáculos musicales y tecnologías recientes como la computación.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


17 thoughts on “La influencia estadounidense en Cuba

  • el 14 mayo, 2016 a las 7:08 pm
    Permalink

    Norte América tiene defectos pero ha sido el país que más nos ha dado la mano yo vivo ahí y estoy agradecido de este gran País.
    Cuba necesita a Norte América , Norte América no necesita a Cuba, aprendamos lo bueno de los que están adelante y no critiquemos para que nos vaya bien que hasta ahora a al pueblo cubano le va muy mal!! Saludos

  • el 25 enero, 2015 a las 8:54 am
    Permalink

    Pensando en moldes, sI tuviera que compararnos con los latinoamericanos de otros países diría que estamos más cerca del pacífico tico y del consumista panameño que del violento hondureño, el ultra católico mexicano o el europeizado argentino.
    Nada que ver con el indigenismo de cualquier tipo.

  • el 25 enero, 2015 a las 7:34 am
    Permalink

    para contrbuir al analisis historico,le dire que la cuarteria,la barbacoa y las casuchas improvisadas(reciclables) alcanzan su mayor desarrollo en la epoca del socialism cubano-real-maravilloso, bajo la direccion del arquitecto en jefe, Cte.Fidel Castro…que conste

  • el 25 enero, 2015 a las 5:40 am
    Permalink

    Completamente de acuerdo, he tenido la opotunidad de compartir con Latinos, Europeos Espanoles, Rusos, Americanos, y Africanos menos, pero en lo que he podido destacar que no solo por el idioma nos parecemos mas a los espannoles, el mismo tipo de chistes, las mismas malicias y demas, con los americanos congeniamos tambien bastante, he tenido oportunidad de compartir con ellos e igual tenemos tendencias muy parecidas.
    Al parecer la historia nos marca el camino a lo que somos o seremos, por mas que aqui en Cuba se ha intentado hacer fuerza a la cultura Rusa no entro y no ha entrado, tambien, que en comparacion con los Espannoles y los norteamericanos ellos estuvieron menos tiempo, creo que por Ley de Cultura y porque hemos tenido una historia mas o menos parecidas, en nuestra idiocincracia, incluso religion somos como los puertoriquenos.
    Aunque los norteamericanos no trajeron solo cosas buenas la verdad es que nuestro aspecto de Vida, gustos y demas tienen un fuerte influencia norteamericana, que va desde los carros hasta la forma de hacer las fiestas.

  • el 24 enero, 2015 a las 10:27 pm
    Permalink

    Gusa:

    Me refería en particular al período republicano, aunque ya entonces sobraban las cuarterias, como la Embajaba Oriental, en pleno Vedado…

  • el 24 enero, 2015 a las 8:44 pm
    Permalink

    Por supuesto que todos somos Americanos, ya que estamos en el continente americano. Desde los Canadienses hasta los Argentinos. Pero no estoy tan seguro que seamos latinos americanos como lo son los Argentinos, chilenos, Brasileños, Colombianos, o Ecuatorianos. Nos diferenciamos mucho de ellos. Nuestra gran influencia Española, Africana y Norteamericana nos separa mucho de las corrientes latino americanas, aunque nos une el idioma.
    Somos Caribeños antes que nada y bastante Sui géneris.

  • el 24 enero, 2015 a las 5:45 pm
    Permalink

    Miremosno en un espejo …………………..mescla de europeos y africanos. En que nuestros rasgos se parecen al indio latinoamericano ?.Cual es el origen de nuestros dos ultimos présidentes ? Miremos como nos vestimos , a pesar de nuestra pobresa y nuestro aislamiento , en nada se parece a los estereotipos de los latinos en EE UU . La mirada hacia EE UU siempre estuvo en el centro de el cubano desde la colonia Espanola , querer desvituar la presencia norteamericana durante 60 anos de Republica y su acompanamiento en estos anos de Revolucion es propio de tonto o de conveniencias politicas de los dirigentes , politologos e ideologos de la Revolucion. Nosotros somos caribenos . latinos y norteamericanos .

  • el 24 enero, 2015 a las 8:35 am
    Permalink

    Isidro la cadena se halaba pero con frecuencia no había agua y tocaba cargar cubo.

  • el 24 enero, 2015 a las 3:02 am
    Permalink

    De todas las culturas (literaturas) nacionales nacerá una cultura universal, dice el Manifiesto. En el artículo subyace el drama de una cultura nacional que siempre conduce a un callejón sin salida.

    Hagan un experimiento los musicos cubanos: improvicen sobre un órgano Hammond la canción de Chan-chan! Ni se imaginan la sorpresa que se van a llevar! Hasta la paleontología y la arqueología van a temblar!

  • el 24 enero, 2015 a las 12:47 am
    Permalink

    Ya volvieron, y para quedarse, poco a poco cambiara el discurso de trinchera. Cuba es uno de los países del mundo donde más se consume la TV y películas de USA, y eso se cuela hasta en los huesos. Como siempre se ha pirateado, y no se paga derechos de autor, al ICRT le sale más rentable poner materiales de USA pero después les molesta “el paquete”.

  • el 23 enero, 2015 a las 8:31 pm
    Permalink

    Estimada Miranda:

    Has dicho una gran verdad: ¡Somos americanos! Tanto en el Norte, Canadá y México incluidos, como nosotros los cubanos, junto a la retahíla de islitas en el Caribe, Centroamérica y hasta la Tierra del Fuego. Sucede, empero, que por mucho tiempo los EE.UU. monopolizaron el título en exclusiva, reservando para casi todo el resto, menos Canadá, la denominación de “Latinos”.

    También era lógico que tuviéramos una estrecha vinculación, habida cuenta de la proximidad geográfica y el hecho de que pasamos casi de la noche a la mañana de la égida política española a la estadounidense.

    Pero no fue tan fácil la asimilación. Incluso la gran burguesía cubana prefería en un principio el canon de vida francés – el non plus ultra ético y estético del tránsito del siglo XIX al XX -, rechanzando el excesivo pragmatismo estadounidense.

    Y es cierto que no decíamos gringos, pero sí bastante yankis, ya fuera para alabar o denostarlos.

    La relación con el naciente coloso tenía por fuerza que ser ambigua, cuando menos. ¿No recuerdas que el Gobernador interventor Leonardo Wood prohibió la participación de mujeres, pobres y negros y mulatos en nuestras primeras elecciones, y que sus tropas instalaron en nuestro naciente ejército republicano el racismo vigente en el sur de su país? Estos antecedentes bastaron para levantar unas cuantas ronchas entre la población general.

    Eso sí, lograron desde su llegada establecer, en apenas unos años de ocupación, una labor sanitaria, médica e infraestructural como nunca se vio en la Isla en más de cuatro siglos de pertenencia a España. Hasta desplegaron por buena parte del país el WC, desconocido para tantos cubanos hasta entonces.

    Y así accedimos al inodoro de cadena. Lástima que en lo adelante y por mucho tiempo se nos olvidó cuándo usar oportunamente la cadena.

  • el 23 enero, 2015 a las 5:30 pm
    Permalink

    Pero es que a Fidel le gustaban los americanos, siempre le gustaron, se lo prohibió al pueblo, pero para El, ese siempre fue su gusto. Gusto que heredó su prole después. Lo consumieron siempre, desde las pelis hasta las revistas.

  • el 23 enero, 2015 a las 1:42 pm
    Permalink

    Buen reportaje. Y eso es por “arribita”. Cuando se compro el barco en México para la expedición del 26 de Julio , el dueño del barco original era un norteamericano que fue el que le puso el nombre. A mi siempre me ha parecido curioso que el Organo Oficial del Partido Comunista de Cuba, se llame Granma; “abuelita” en Ingles. En su origen yo le le hubiera puesto “Mella”, que era comunista y cubano. Aunque en este momento me parece que es el nombre mas apropiado.

  • el 23 enero, 2015 a las 12:49 pm
    Permalink

    Además de esas dos, toda las demás. Somos Americanos aunque hayan querido separarnos NO HAN PODIDO, fíjese que nunca el cubano le llamo gringo al americano. Nosotros los cubanos siempre hemos sido muy americanos. Además de la proximidad y los lazos que se han tenido, tiene que ver conque el cubano nunca envidio a los americanos, la manera en que se vivía en Cuba siempre fue muy similar a la de ellos. Me he fijado que aunque vivan en países donde se hable el mismo idioma, se sienten más en su agua viviendo hasta en Philadelphia o Chicago (no digo Miami por ser ya otra Provincia cubana).

  • el 23 enero, 2015 a las 12:42 pm
    Permalink

    OJO:

    Monitoreen a ver a partir de ahora cuantas veces vuelven a poner en televisión la carta de Marti a Manuel Mercado:

    “de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”

  • el 23 enero, 2015 a las 12:37 pm
    Permalink

    La Geografia nos condena. Y la Historia, tal vez no nos absuelve nada, quizas solo tenía mora.

    Y voy a disfrutar de lo lindo cuando hasta en la Mesa Retonta nos empiecen a contar la muy buena relacion que hemos tenido siempre con los gringos y cuanto les debemos culturalmente hablando. Artículos como este recién empiezan a caer, pero me imagino lo que viene.

  • el 23 enero, 2015 a las 11:35 am
    Permalink

    Las dos influencias culturales mayores de EEUU en Cuba están en la afición al béisbol y el uso de libras para medir el peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *