La cantante cubana Yusa

Puente Musical desde Cuba*

Osmel Almaguer

Yusa. Foto: lajiribilla.cu

HAVANA TIMES, 20 ene — Yusa es una joven artista cubana de creciente repercusión dentro y fuera de la isla. Cantante, compositora y multiinstrumentista.

Toca la guitarra, el bajo, el teclado y la percusión. En sus composiciones “se mueve de un género a otro” mezclando armónicamente timbres y ritmos “del funk, el jazz, el rap, y el soul, pero conservando su herencia de africana y del Caribe.”

Con sólida formación musical, comenzó a la edad de seis años sus estudios de guitarra en la escuela primaria Alejandro García Caturla.

Luego asistió al Conservatorio Musical en el que se concentró en el estudio del Tres, variante algo más pequeña de la guitarra con tres pares de cuerdas.

Tiene grabados los discos “Yusa” (2002), “Breath” (2004), “Respire” (2005), “Haiku” (…). En 2003 ganó el Cubadisco en la categoría de Fusión. Internacionalmente fue “recompensada por el BBC Radio 3 World Music Awards en 2 categorías (Best Newcomer and Best of the Americas).”

“TOMANDO EL CENTRO” del CD “Yusa”

Ay no sé / cómo sacar / ese golpe que llevo dentro / si al mirar / la noche termina /  y te anudas al centro.

Échale tierra / al acontecimiento / que en el camino hará que te pierdas antes que amanezca / y dale rueda rueda rueda rueda / a las ideas que tienen luz roja en la cabeza. / Ten cuidado que la modernidad te usa / como pieza de vestir

Composición breve que la cantante repite unas dos veces a lo largo de la pieza musical. Suerte de mensaje minimalista que parte de un estado de ánimo y deviene en sugerencia para todos los que estén escuchando la canción, pero en especial para un supuesto sujeto o esencia que de alguna manera interactúa con ella. La decepciona y le inspira.

Como la mayoría de las obras de arte, esta nace de un conflicto. Su naturaleza, al parecer, pierde importancia aquí, ya que la autora parte del “golpe” que lleva dentro, sin detenerse a dar más explicaciones.

Sea cual sea el carácter del mismo “échale tierra,” para que no pierdas el camino, o sea, para que el sentido esencial de la vida no se pierda por una nimiedad.

Yusa apuesta por la realización de todas aquellas ideas que uno siempre deja ahí, en la cabeza, y que el miedo se encarga de paralizar.

En este caso, tampoco se detiene a enumerar, ni a pensar en posibles excepciones que la moral o el sentido humanitario censurarían.

Hazlo y punto, pero ten cuidado, porque aunque tales locuras estén de moda en estos tiempos, tienes una gran posibilidad que ser la víctima de todo este juego.

Por último, aplaudir la parte instrumental del tema. Con mucho ritmo, guitarra acústica, bajo y percusión. A golpe de jazz, acompañada por los muchachos del grupo Interactivo.

Música y letra se complementan, ya que la sencillez de la letra ayuda a no perder la concentración en la música, y esta, a su vez, refuerza los estados de ánimo que a la autora le ha interesado sugerir.
—–

(*) El Puente Musical desde Cuba: Este material es parte de una serie con el fin de promover la comunicación entre la gente de las diversas regiones del planeta. Estaré utilizando una narración sencilla para hacer llegar al público interesado el mensaje que trasmiten esas canciones cubanas que por su escaso potencial comercial y las dificultades que supone su traducción, a veces permanecen en un estancamiento comunicacional, a pesar de ser verdaderas joyas de la cultura cubana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *