La Bienal de La Habana: Antes y Ahora (video)

Por Irina Pino

El arte puede ser contemplativo, bello por su valor intrínseco. Sin embargo, hay un arte que posee un lenguaje para la disconformidad, donde el artista hace énfasis en mostrar su ideología como ente transformador. Hacer y decir. Extender, hacer entender.

La Bienal es un evento de arte contemporáneo que se convocaba cada dos años, luego se hizo cada tres años. Lo organiza el Centro de Arte Contemporáneo Wilfredo Lam.

Esta gran fiesta visual involucra a los artistas, curadores, críticos, periodistas, pero sobre todo al público, que puede disfrutar de exposiciones, instalaciones y performances en galerías, museos, parques y plazas.

Nuestras primeras bienales fueron las mejores, situaron a Cuba como objeto de atención, siendo un fenómeno el talento de los artífices que participaron, y no menos su valentía como recurso expresivo.

La 1era Bienal, inaugurada en el 84, estuvo plagada de novísimos creadores, aquella vanguardia tenía un discurso rompedor, desmitificó el estatismo de hacer trabajos solo para galerías y coleccionistas; la calle, los espacios públicos, sirvieron para comunicarse con la masa popular. Las obras, aunque de carácter fugaz, calaron en la memoria de la gente y aún se recuerdan.

En las bienales de los 90, después de los balseros, aparecieron otros artistas provocativos. Se dieron a la tarea de hacer apropiaciones de todo tipo: jugaron con símbolos religiosos, patrióticos, y de valores universales. Estaban dispuestos a desvirtuar esquemas para alzarse en medio de una realidad social áspera y cambiante.

Bombazo. Se cerraron espacios destinados a estas exposiciones, clausuras de muestras. Un evento como Arte Calle atrajo incomodidad.

¿Adonde fueron a parar estos artistas? Muchos de estos problemáticos se marcharon con el éxodo del Mariel. Otros huyeron del mal llamado Periodo Especial, con invitaciones, becas, proyectos y exposiciones fuera de la isla que los vio nacer. Y no regresaron. La cultura cubana está en deuda con ellos.

Esta XIII Bienal ha decorado disímiles rincones de la ciudad, estuvo a todo lo largo de una parte del litoral habanero (nuestro malecón); atrajo a un público tanto cubano como extranjero, que hacía fotos y videos con sus celulares; pero a mí entender, carece de un diálogo profundo, pues no se sumerge en los problemas existenciales de una sociedad sometida a cambios en todos los órdenes.

El evento cultural internacional se inauguró el 12 de abril, y concluyó el pasado12 de mayo.

Se apagaron las luces lentamente.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com