La actriz cubana Yordanka Ariosa y el “Star System”

Por Lynn Cruz

Yordanka Ariosa Gonzalez
Yordanka Ariosa Gonzalez

HAVANA TIMES — A más de una semana de haberse publicado la noticia de que la actriz cubana Yordanka Ariosa obtuvo la Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián, España, llama la atención que mientras los periódicos del mundo se hicieron eco de la buena nueva, nuestra prensa oficial ignorara completamente el suceso. Juventud Rebelde solo le dio cobertura en su versión digital.

El Rey de la Habana, basada en la novela homónima de Pedro Juan Gutiérrez, escritor cubano que muestra en su literatura la otra cara de La Habana, la que no es complaciente, por tanto, a veces no encuentra espacios de publicación en las editoriales cubanas, como sucedió con La Triología Sucia de La Habana.

En una entrevista al diario El País, Ariosa expresa no saber por qué la película no pudo ser rodada en Cuba como estaba planeado. Las razones son obvias, las mismas que en su momento impidieron a Regreso a Ítaca, basada en La Novela de mi Vida de Leonardo Padura, ser mostrada, en el pasado Festival de Cine de La Habana: Censura.

Gracias a este reconocimiento, Ariosa acaba de colocarse dentro de las elites de los grandes intérpretes, no solo en su patio, sino a escala internacional, poniendo en alto la calidad de nuestros artistas y aprovecho la omisión de la noticia en el periodico official Granma para ubicar un problema más global que enfrentan los actores y actrices cubanos.

Pedro Juan Gutierrez
Pedro Juan Gutiérrez

Con el advenimiento de la Revolución, y las transformaciones realizadas en el país a partir del año 1959, un cambio significativo fue la lucha contra el “Star System” y las llamadas Revistas del Corazón. En su lugar, las instituciones culturales creadas por la Revolución, lanzaron publicaciones de corte más intelectual, más serias. Lo cual en su momento fue algo muy positivo.

Ahora bien, el anquilosamiento de decisiones que a la larga nos han ubicado en el extremo opuesto, ha provocado que se olvide la esencia del quehacer del actor. Un trabajo de alto riesgo: “adentrarse en el alma humana”, porque una vez que penetras en el universo de los personajes, el resultado de ese proceso podría ser irreversible.

Restarle importancia a aquellos, que aún a sabiendas del peligro que entraña el ejercicio de la interpretación, nos regalan su sensibilidad, debería ser penado.

Si hacemos un experimento, nos lanzamos por cualquier calle de La Habana y preguntamos a las personas, el nombre de los actores y actrices jóvenes, que protagonizan la telenovela que actualmente está en la programación de Cubavisión, puedo asegurar que la mayoría no lo sabe.

En cambio, si lo hacemos con los que ya peinan canas, pero focalizándonos en las actrices y actores de su época juvenil, estos pueden nombrarlos, sin lugar a duda, pues leían sobre ellos en las revistas.

El Rey de La HabanaLa publicidad no es solo vanidad y frivolidad, es una necesidad imperiosa para todo aquel que trabaja en los medios masivos de comunicación.

Ojo, no estoy hablando de una revista que me cuente la ropa o la marca que usó fulano de tal para asistir a una ceremonia, me refiero concretamente a la necesidad de publicar en qué están trabajando, qué proyectos tienen, cuál es su trayectoria, porque lo peor es que en los gremios pasa, al menos con los actores, que ni siquiera se conocen entre ellos.

La falta de publicidad no solo la están padeciendo los actores, es igual con los cineastas, sobre todo, con los independientes y con las co-producciones en las que los directores son extranjeros. Y si sigo, sucede en la literatura, en la arquitectura, en la pintura.

Este abandono, este silencio, pudiera significar miedo. El artista, posee más libertad de expresión que el resto de las personas. Silenciarlos significa ponerlos a la sombra, restarles la importancia y el poder que tienen. Pero el miedo es un sentimiento peligroso que nos paraliza y no nos deja avanzar. Me pregunto qué pasará el día que en Cuba los artistas dejen de sentir miedo a expresar libremente lo que realmente piensan.

5 thoughts on “La actriz cubana Yordanka Ariosa y el “Star System”

  • Lo que le ha pasado a Yordanka, también ha sido “pan nuestro” a numerosos intelectuales y artistas. El ninguneo es el primer escalón de la censura a una voz incómoda.Otros han sufrido exclusión ostracismo y hasta cárcel.Lo que molesta es que estando ya en el 2015, la brutalidad de la censura siga siendo el pan nuestro de cada día.Se puede ser bruto pero no se puede dirigir un país 56 años con brutalidad.Las consecuencias son un país virado al revés.

  • Yo creo que el problems reside en que el libro y por tanto la película retratan una parte de Cuba que ellos no quieren admitir que existe. Es la Cuba de la marginalidad. De aquellos que no lograron ni quisieron montarse en el tren “revolucionario”. He leído el libro y es bastante crudo lo que retrata y supongo que retrata algo de la realidad de un sector de la población cubana. En Cuba no existen servicios sociales como una red que sostenga a aquellos que no pueden hacerlo. Por eso vemos fotos de viejitos con sus manos ahuesadas llenas de cucuruchos de maní. O a aquellos que mendigan en las calles y duermen en portales.
    A la élite le gustaría la película si retratara en lugar de esto a su hombre nuevo que resultó al final igualito al hombre viejo o quizás peor por qué por culpa de la revolución se eliminaron valores necesarios. Quieren mostrar la misma ” realidad” que ellos enseñan en el noticiero. Pero para un escritor esa realidad no tiene sentido es pura ficción ! :-)

  • Así es, si esta artista cuando fue a recoger su premio parada frente al podium hubiese lanzado fervorosamente el primer agradecimiento a la a Revolucion, si la hubiesen sacado por el Granma. Ya se sabe que en Cuba para que te reconozcan primero tienes que ser alabador. No va ser la primera artista que ningunean, se lo hicieron a Cabrera Infante, se lo hicieron a Celia, y a tantos mas.

  • Conicido con todo lo planteado arriba, pero más que miedo yo veo bastante racismo en querer ignorar el innegable éxito de esta artista porque ella ni es disdente, ni -hasta ahora- ha dicho nada reprochable contra el -llamado- “proceso revolucionario”. Más bien ha sido discreta, diplomática, políticamente correcta (por optar por el silencio, por el respeto -que su derecho tiene-. Sin embargo, la han ninguneado como si viviera en Miami o se hubiera ido en una lancha. No entiendo la estupidez de esos comunistas.

  • El Granma es solo para hacer promocion a quien-tu-sabes y su sistemita fracasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *