Israel Rojas de Buena Fe: “Corres siempre la suerte de tu país”

Milena Recio  (Progreso Semanal)

israel_rojas_ppal2-771x385
Israel Rojas

HAVANA TIMES — Si uno se asomaba este domingo por entre la balaustrada de la casona de 17 y D podía, además de oír, ver. Era un palco de “llega y pon” en plena acera en el que algunos se quedaron buen rato con la nariz entrometida y la frente apoyada sobre la piedra limítrofe; mirando, reconociendo, apropiándose del momento menos glamoroso de una banda: cuando ensayar un tema se puede volver una letanía.

La música inundaba el barrio, y ya desde la calle 15 se podían reconocer las melodías de Buena Fe y la voz gentil de Israel Rojas, el líder de esta agrupación; un joven que parece dispuesto a discursar sobre Cuba todo el tiempo.

Maldita culpa. Llego y están precisamente escarbando en la culpa. Suenan el piano y la batería. Se oye a Israel: “Si corre el llanto // si no resulta, // lo que me jode,// lo que me insulta //…que la culpa //la maldita culpa //no la tiene nadie.” Y uno llena de culpables metafóricos, probables, innombrables, ese estribillo. Oírlo ahí, de primera mano, enardece.

Al fin termina el ensayo y llega mi turno. Le pregunto si sigue Progreso Semanal y me sorprende con un sí tan inmediato que me animo a pedir recomendaciones de lector interesado. Hemos pactado una conversación sobre Miami y el nuevo concierto que preparan para el 18 de septiembre en esa ciudad. Y cae todo junto como un torrente.

Israel Rojas: En Miami, aun cuando han cambiado algunas variables desde el punto de vista demográfico, y demográfico-político, la tendencia al “no me importa” es muy fuerte. La gente se va de Cuba pensando que sus carencias materiales se deben a la política y luego se desentienden de la política, hasta que les vuelve a llamar a la puerta. Pero mientras tanto no quieren participar, no quieren militar, no les importa. Están tan asqueados, tan atormentados, que no quieren saber nada de eso. Pero lamentablemente esa posición es un paso de avance si uno la compara con la tradicional postura de irse y convertirse en un enemigo de los procesos que se han vivido en este país. Irse y no querer saber nada ni de aquí ni de allá es lamentablemente un doloroso paso de avance. Es como venir de los números negativos al cero y ojalá que de ahí al “me importa un poco”.

Milena Recio: O sea, ¿te parece mejor la opción del apoliticismo que la de militar en contra de Cuba con una actitud acérrima como lo hicieron otras generaciones de migrantes en el pasado?

IR: Sí lo creo. Y por eso lo que le pasa a Progreso Semanal es que tiene que andar con unos contenidos muy alternativos, porque pretende encender el interés político desde allí sin extremismos. Progreso Semanal la tiene muy difícil porque en Miami el razonamiento más aceptado socialmente es “si te importa tanto aquello, regresa”. Y a eso algunas personas responden: –No, este es mi lugar, aquí quiero vivir, me siento bien aquí; pero eso no significa que no me importe lo que está pasando aquí en Miami y allá en Cuba, y quiero ser un ser humano racional que piense, que analice, que avance en función de lograr un puente, un objetivo.

Yo creo que Progreso Semanal tendrá que aprender mucho en materia de seducción, pero no pueden perder el rumbo que llevan; es una luz en función de lograr un cubanoamericanismo constructivo.

MR: ¿Qué sería un “cubanoamericanismo constructivo”?

IR: Sería alguien que tiene sus raíces en Cuba, que respeta profundamente a su país, respeta las decisiones que toman los cubanos que no son cubanoamericanos y que en consecuencia con eso tiende puentes; sabe que solamente respetando podrá ser respetado. Un cubanoamericanismo constructivo, según mi humilde juicio, serviría además para construir una comunidad que tenga una voz identitaria dentro de Estados Unidos. Alguien podría decir que ya la tienen, pero yo digo que no es verdadera. Es prefabricada debido a una coyuntura sociopolítica que ya está cambiando. En el futuro, el peso político de la comunidad cubana podría ser similar al de otras comunidades como la dominicana. Y probablemente va a ser tragada, engullida, por comunidades más fuertes y numerosas como la mexicana, por ejemplo.

Entonces ese cubanoamericanismo constructivo tiene que buscar las raíces y los puentes, zafarse de la Cuba que fue antes del ´59. Cuando un cubanoamericano siente con orgullo los logros de nuestros atletas, de nuestros artistas, de un político –¿por qué no?–, de cualquier cubano que haga algo extraordinario, es un paso de avance. El cubanoamericanismo anclado en el pasado y en el estribillo de que hemos vivido durante tantos años en una dictadura férrea, horrible, desgraciada, maldita, es como decir que los cubanos somos unos cobardes carneros por haberla tolerado. Siempre siento como una ofensa ese tipo de frases, porque yo no soy un cobarde; soy un hombre feliz; fui a la universidad, soy culto –aunque pueda seguir cultivándome–; tengo sueños y he realizado muchos de mis sueños y he visto realizar los de mi familia; tengo una participación política activa; voy a los 1º de mayo no porque me obliguen sino porque lo siento, porque me encanta, porque es una fiesta. O sea cada vez que alguien me tira en la cara ese pastel, yo sencillamente le respondo que me está irrespetando.

MR: Pero para lograr ese cubanoamericanismo activo, militante, de nuevo signo que tú estás postulando, ¿no sería necesario que también esa comunidad cubana pudiera participar de una manera más activa en los destinos de Cuba, del país nuclear?

IR: Sería maravilloso…

MR: ¿No sería imprescindible?

Yoel Martínez y Israel Rojas (Buena Fe) en La Habana.
Yoel Martínez y Israel Rojas (Buena Fe) en La Habana.

IR: ¿Cómo te lo digo con el corazón en la mano? Sería lo ideal. Pero ya sabemos que lo óptimo no siempre es lo práctico. Mientras se mantenga la histórica animadversión del gobierno de Estados Unidos, de sus clases dominantes, en su propósito de regir y dominar los destinos de este país, habrá muchos obstáculos.

MR: ¿Es posible que el gobierno cubano, el de hoy y el del futuro mediato pueda aliarse con su comunidad para establecer lazos más poderosos en función de consagrar esa idea de un cubanoamericanismo pro Cuba?

IR: Yo creo que todavía falta mucho por hacer en materia de riesgos políticos. Esa tarea le toca a nuestros políticos de hoy: saber apreciar cuáles son –lo digo en términos musicales– los plugs que le van faltando a la Patria, para crearlos; para que el que tenga el conector se pueda conectar a Cuba. Yo digo, por ejemplo, que es lamentable que a nadie se le haya ocurrido aún crear una organización, una sola, que tenga como miembros activos con pleno derecho a los de adentro y a los de afuera.

Mira, estamos en la sede de la Sociedad Cultural “José Martí”. El día que cubanos de Cuba, de Japón o de Barcelona puedan ser miembros…, ese día, vamos a empezar a dar pasos de avance porque se pueden canalizar esas inquietudes, con vínculos muchos más engrasados, más directos, más coaxiales, entre la gente. Yo creo que estamos obligados a eso. ¿Sabes por qué? Son cada día más los cubanos jóvenes que emigran.

Perdemos un potencial enorme si Cuba no cultiva las maneras de aprovechar la relación con esos muchachos que han decidido residir en otro lugar. Ya sabemos que la motivación migratoria principal es económica, pero la vida no se detiene. La gente cuando llega comienza a tener otras motivaciones que pueden mutar o evolucionar hacia intereses políticos, a preguntarse por qué en el país no se hace esto o aquello. Y además, por qué no aprovechar también experiencias positivas que el cubano emigrado aprende en otros países: de administración, tecnológicas, de innovación, de nuevas formas de organización social que pueden ser provechosas para nuesta realidad. Nosotros los cubanos no nos las sabemos todas. Hay mucho que aprender.

Si tú miras la relación de Ecuador y el gobierno de Correa con su emigración, es un ejemplo de lo que podría ser en el futuro la relación de Cuba con su emigración. En Cuba se ha hecho mucho, y yo no creo que no haya voluntad de seguir haciendo más. Pero lamentablemente –te lo digo con dolor– mientras exista esa hostilidad por parte del país receptor (Estados Unidos), esa voluntad manifiesta, expresa, legal (porque es una hostilidad legalizada), es muy difícil hacerlo.

MR: ¿Y la comunidad cubana en Miami y en Estados Unidos podría participar en la demolición de ese status de relación entre los dos países?

IR: En sus manos está. Eso no está en las manos de los cubanos de Cuba. Nosotros podemos apoyar resistiendo, apoyando las causas justas del mundo; podemos aprovechar la multipolaridad que está tomando el mundo, para desarrollarnos. Pero que cambie más rápido está en las manos de los cubanos que ya están allá y que mañana serán ciudadanos norteamericanos y tendrán voz y voto.

Si alguien que hoy vive en Estados Unidos me pregunta qué maneras tengo yo de ser patriota, yo le diría: –Ejerce el voto; hazte ciudadano y ejerce el voto. Tú puedes apoyar una tendencia distinta. Tú puedes decir: –No quiero apoyar el bloqueo, no quiero apoyar los actos de hostilidad; quiero cuestionarme por qué la USAID quiere venir con una sonrisa en los labios y con un puñal detrás; por qué puñeta se mantiene una situación hostil para con Cuba que no se repite –aunque se esgrimen las mismas justificaciones– con Arabia Saudita, o con China o con Viet Nam. O sea, está en ellos. Está en ellos informarse, ejercer esa voluntad. No es fácil; es muy difícil. ¿Tiene muchas variables? Las tiene. Pero yo creo que esa es la manera.

MR: Cuando ustedes salieron de Guantánamo, cuando todavía cantaban “Guantanamero” en 2000 o 2001, ¿pensabas alguna vez en ir a actuar a Miami?

Buena Fe en concierto en Miami.
Buena Fe en concierto en Miami.

IR: Jamás. Mira cuando uno comienza en esta carrera, uno está como pescado en nevera: con muchos sueños pero con los ojos abiertos y sin saber cómo funciona. Dentro de esos sueños está ganarse un Grammy, estar en los grandes espectáculos, llenar un estadio. Luego cuando uno se mete bien en este negocio y comprende su ABC se da cuenta de que si no está en esos circuitos muy mediáticos, muy de lentejuelas, cuesta mucho trabajo llegar a hacer eso. Los cubanos que lo han logrado casi todos doblan la curva de los 60 años. Y a uno le encantaría poder hacerlo joven, como un puertorriqueño, como un mexicano… Eso para un cubano que vive en Cuba es un sueño erróneo, es un sueño que si te tomas a pecho estás destinado a frustrarte. Lo mejor es soñar con otros caminos, con otras alternativas; con disfrutar cada concierto, tratar de llenar las plazas en Cuba y fuera de Cuba con los que te quieran oír. Uno quiere llegar a todo el mundo. No solo a las personas de izquierda, solidarias, que suelen seguirnos, que van por motivaciones políticas; sino también a aquellos que, siendo no tan politizados o de derecha, tampoco quieren que jueguen con su soledad, o se enamoran, sueñan, y comparten con nosotros algunas inquietudes humanas. Eso desde Cuba es una quimera, tal como funciona hoy.

MR: Por estar fuera del mercado musical…

IR: Y por las políticas de bloqueo, por las políticas de aislamiento, por la agresividad contra nuestro país… Corres siempre la suerte de tu país. Cuando descubrí eso permuté de quimeras. Me fijé sueños más realizables, menos frustrantes, que me permitieran hacer llevadero este trabajo tan divertido pero también tan esclavizante –siempre lejos de tu familia. Entonces mi Grammy está en el teatro Karl Marx, cuando la gente sale del concierto con los ojos agua´os, o salen contentos; cuando los pusiste de pie en un tema que tú específicamente querías que se lo llevaran a la casa y tú ves luego el feed back… Ese es mi Grammy.

MR: ¿Tu Grammy está también en llenar el Miami Dade County Auditorium?

IR: Sí, como ha pasado. Cuando pudimos ya llegar a Estados Unidos y descubrimos que había un público que se había llevado nuestra música desde Cuba, y que había contagiado a otros que no nos conocían y les pareció chévere el trabajo –no importa cuál fuera su signo político– y fueron a los conciertos, y lo disfrutaron… Esos son los premios que uno se lleva a la tumba.

Aquel primer concierto en el Teatro Artime… Hubo aquí alguna gente que se puso molesta porque tocamos en un teatro que tenía por nombre Manuel Artime, y yo te voy a ser honesto, yo ni sabía quién era, me enteré después. Y si me preguntaran les diría que para mí fue un orgullo tocar en ese recinto, no importa cómo se llamara. Por lo que pasó en ese concierto… Los que fueron allí -aunque luego nos odien porque luego descubrieron que nuestros postulados políticos son definitivamente revolucionarios y eso les molestó-, ese día se fueron felices. Ese día nosotros logramos que fueran felices, que se sintieran contentos, inspirados; aquellas canciones hicieron de ese lugar un trocito de Cuba. Y eso para uno es algo maravilloso.

MR: ¿Se volvió a repetir esa experiencia en Miami las próximas veces?

IR: Se volvió a repetir en el Miami Dade County Auditorium. La última vez que estuvimos sí fue una experiencia espectacular.

MR: ¿Es lo mismo que esperan para el 18 de septiembre?

IR: Queremos incluso hacer más. Porque queremos llevar un espectáculo que hicimos aquí hace tres años, que consiste en un homenaje al cine cubano a través de la música de Buena Fe. A partir de aquellas imágenes que nos acompañan siempre. ¡Coño te vas a morir y esas imágenes te van a acompañar! El grito de Luis Alberto García en Clandestinos –“Miralles, te la entrego viva, ¡está viva!…”–; las frases cómicas de Juan Padrón en Vampiros en La Habana; Miravalles cayéndole atrás a la vaca “Campanaaaa”…; o esa escena del joven Martí en El ojo del Canario, en que durante el juicio grita “Viva Cuba Libre”…

Debe ser un concierto hermoso, emocional, que nos hermane a todos desde la cultura, desde el cine… Comienza con “Cuba Va”, como un homenaje al Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, y a partir de ahí va viajando por diferentes momentos del cine cubano a partir de canciones de Buena Fe. Eso ya lo hicimos aquí en Cuba donde las nostalgias son más de épocas que territoriales o de ambientes, y fue muy hermoso. Y se nos ocurrió que si lo hacíamos en un lugar como Miami donde las nostalgias están a flor de piel, deberá develar una cosa mágica. Yo sé que el 18 de septiembre, que es jueves, no es un buen día para hacer conciertos, que la crisis económica…; pero algo me dice que los que vayan a ese concierto se van a ir diciendo que menos mal que fueron…Y estoy muy contento con eso.

poster_concierto_buena_fe_miamiMR: Hay personas en Miami que viven queriendo tender puentes pero otras mantienen el rencor. Están dolidos, fueron maltratados, pasaron por situaciones muy duras en su vida debido a las políticas tanto de Cuba como de Estados Unidos… Mantienen una zona de no perdón ¿Qué tú le dirías a esas personas?

IR: En primer lugar les diría que les respeto su dolor. Hace poco yo conversaba con unos amigos, y les decía: –Tú te imaginas ahora que el país está permitiendo esto de los negocios privados, paladares, y esas cosas, si volviera una “ofensiva revolucionaria”… Hay gente que tenía su “paladar” (su negocio) y se fueron de Cuba porque se lo quitaron. Imagínate si esa gente lo heredaron de sus abuelos, de sus padres y justo cuando triunfa la Revolución en la que pusieron todas sus expectativas, un día perdieron su negocio familiar –que la vida demostró que además le era útil a la Patria. Ese es un pequeño ejemplo. A esa gente que no malversó, que no pisoteó a su pueblo, que no puso una bomba, yo, no solamente les respeto su dolor, sino que me solidarizo cien por ciento con ellos.

MR: ¿Y cómo podrían ser reparados?

IR: Yo no sé si algún día haya una cura para tanto dolor, una cura efectiva, una cura legal. Ojalá, te lo juro. Pero ya sabemos que la vida no es siempre es justa. No siempre te ama quien tú quieres que te ame, no siempre los hijos te salen como tú los diseñaste en tu cabeza, no siempre la salud te acompaña como tú quisieras y no por eso uno deja de vivir. Uno sigue avanzando, sigue amando a los hijos como salieron, sigue amando su cuerpo aunque te falte un pedazo porque lamentablemente el cáncer te mordió o un accidente te lo quitó. No hay manera de seguir adelante como no sea cultivando amor, apostando por lo positivo, tratando en lo posible de dejar atrás rencores, heridas y tratar de aprovecharlas para enriquecerse uno. Tomar la experiencia y avanzar hacia el amor, hacia el futuro, hacia la concordia, la misericordia. Les podría decir también ¿qué sería de este pueblo si nosotros nos quedamos anclados en el dolor profundo del atentado contra el avión cubano en Barbados o del profundísimo dolor que ha creado el bloqueo contra Cuba? ¿Qué sería de nosotros?

Mira, a mí me encanta la pelota y pienso en esto que han hecho de que no permiten que los atletas cubanos jueguen en la liga mexicana que fue algo hecho ex profeso, pa´ joder… Si yo me aparezco en un estadio a tirarle un huevo a un jugador de Estados Unidos, un muchacho que no tiene culpa por llevar el nombre de su país en el pecho… ¿Qué sería? Así la vida no tiene sentido. En Cuba hay ya una generación que entiende eso y que practica el perdón. Habría que preguntarles a algunas personas que viven en Estados Unidos si entienden nuestro dolor y si están dispuestos a practicar esa voluntad de acercamiento, de diálogo, de perdón. Solamente cuando seamos capaces de saldar esas deudas estaremos listos espiritualmente, que es lo fundamental.

MR: ¿Qué esperas de la prensa de Miami en este regreso?

IR: No espero nada. Nosotros manejamos nuestra propia prensa por Facebook. Trabajamos con nuestro sitio y corremos nuestros riesgos. Como ya aprendí que nunca seremos todo lo libres que queremos porque siempre seremos manipulables, aquí y allá… Aquí en Cuba un medio digital, muy leído, tratando de dar peso a su línea editorial nos manipuló de una manera que nos hizo mucho daño. Las razones ya las he explicado. Me ha pasado en Cuba. ¿Qué no me habrá pasado en Miami? Con lo de las Damas de Blanco y aquello de la “puñetera”, con que soy un oficialista, que si soy castrista, que no sé qué… De la prensa establecida de Miami, no espero nada. De Progreso Semanal espero que publique esta entrevista.

Fotografía: Gabriel Dávalos


44 thoughts on “Israel Rojas de Buena Fe: “Corres siempre la suerte de tu país”

  • el 9 septiembre, 2014 a las 2:18 pm
    Permalink

    yo admiro a Israel como artista, pero desgraciadamente tiene el típico discurso de aquel que le han lavado el cerebro y no ve (o no quiere ver) más allá de sus narices. Todo lo justifica! analiza a los dos protagonistas del conflicto histórico (EE.UU y Cuba) y sólo responsabiliza a EE.UU , jamás una palabra de crítica hacia el gobierno cubano….cómo es posible que en una relación tan desgastada y pésima, solo una de las dos partes tenga la culpa?? mmmm me huele raro todo esto. Quiero creer que el muchacho es honesto y realmente “no puede ver”…no quiero pensar otra cosa.

  • el 26 agosto, 2014 a las 11:05 am
    Permalink

    este tipo es un descarado

  • el 18 agosto, 2014 a las 9:18 am
    Permalink

    Marlene Azor tocó el punto clave de esta entrevista, habla de lo que él supone que tenemos que hacer los que estamos fuera, pero nada dice de lo que deberían hacer el gobierno cubano y los que viven en la Isla. Amplitud de criterios con forma de embudo (con la parte ancha apuntando a Miami, claro). Es el clásico “jugar con la cadena y dejar al mono quieto”. Pudiéramos aparecernos con una definición para este tipo de ejercicio verbal: oportunismo doblemoralista.

  • el 17 agosto, 2014 a las 7:20 pm
    Permalink

    David, estás desinformado, actualízate porque de lo contrario no puedes participar en las brigadas de respuesta rápida y los jefes te quitarán la jabita y el ron por tus servicios.

  • el 16 agosto, 2014 a las 7:01 pm
    Permalink

    Marlene Azor se pasa la vida diciendole a los cubanos de todas partes lo que tienen que hacer y ella no tiene una sola idea clara desde que dejo de ser el T-34 del marxismo leninismo como ciencia. El 18 de septiembre voy para el Miami Dade auditorium y quiero avisar que tengo entradas. Me gustaria ver a Jorge Alejandro Soca Curbelo en el concierto y sacando su cartel de protesta. No creo que se atreva ni en Miami. Te espero. Veras como me divierto delante de ti con la musica de Buena Fe en Miami, yo gozando, Atrevete a venir para que veas como somos muchos los que apoyamos el mensaje de esta entrevista.

  • el 15 agosto, 2014 a las 9:06 am
    Permalink

    Isidro, después de leer tres veces, para entender bien lo que me dices, mi respuesta es, que no sólo deberías reconocer el éxito que han logrado los cubanos en los EU, sino el que han logrado la mayoría en todos los confines de la tierra a donde han llegado, tan “inhóspitos” para nosotros como ha sido Alemania, ahí es donde se ve, que no importa la teta que nos haya dado la oportunidad para abrirnos el camino que nos hemos trazado hacia el bienestar natural que todo ser humano necesita. Con el dolor a cuestas de haber dejado el terruño, mapa de nuestras vidas que nunca se puede borrar aunque lo intentes, nosotros también defendemos a esa nación.

    Donde se enreda la pita y donde no nos ponemos de acuerdo es, cuando se quiere enredar la causa que ha llevado a nuestra nación al desastre material como espiritual (que es el más complejo), con lo que se han empeñado en llamarle bloqueo, que aunque de verdad así fuera, ninguno de los abusos y violaciones que se cometen tienen que ver con el tal bloqueo, Violaciones y abusos donde casi la totalidad de los cubanos de aquella era, incluyendo a los que estaban contra El, coinciden en que Batista no llego al nivel de esta Era de Castro , y sin embargo se hizo una guerra para sacarlo, así pues, no crees que debamos ya tener la madurez suficiente, de una “cultura antitotalitaria” como la que se deseó en aquellos primeros tiempos?.

    O es que vamos a seguir con la explicacion, que acabo de leer en la reseña de Dilla al libro de Padura, que dio Kotov Leonid -Eitingon acerca de la razon de su obstinada militancia.

    Dice que: “al principio era porque tenia Fe, y quería cambiar el mundo, y porque necesitaba el par de botas que le daban” y sigue explicando que después , ya metido en el sistema, al que nunca puedes salir, siguió luchando porque se volvió un cínico.

    Entonces se nos hace MUY DIFÍCIL a los que entendemos que por el hecho de habersele dado “un par de botas”, entiéndase, porque Eres Inteligente, que el par de botas es equivalente a los privilegios que tienen hoy día cubanos como Israel, el Carles, Wendy Guerra, Silvio, y los que tuvo Juan Formell y Alfredo Guevara y tantos y tantos más, a que sigan defendiendo a una DICTADURA y cínicamente digan que es en nombre de la Nación.

    Entiende mi estimado Isidro, que los que arremetemos en contra de esta tiranía-castrista es por el amor a la Nación, que No Son Ellos, sino por el pueblo que es el que sufre, y esto lo hacen cubanos de bien desde EU, París, Panamá, Alemania, porque desgraciadamente somos una nación que estamos regados por todo el mundo, así como le ha pasado a otros pueblos cuando han tenido que huir de sus dictaduras en su momento.

  • el 15 agosto, 2014 a las 2:33 am
    Permalink

    Estimada Miranda:

    Lo que quise expresar es apenas una metáfora para reflejar ciertas distancias entre las personas que, como es tu caso, gozan de una serie de pirivilegios, por vivir en esa nación – de la cual ya son ciudadanos o residentes permanentes, como supongo que lo fue tu padre -, y los demás cubanos, que están en la Isla – comiéndose un cable, o no – , y los que como yo, estamos lejos, pero en situaciones mucho menos ventajosas, porque, ante todo, seremos eternos extranjeros, y en definitiva sólo contamos con ese pasaporte que muy pocas puertas nos abre.

    Me consta cuánto han luchado cientos de miles de cubanos para abrirse camino en EEUU – donde tengo varios familiares- , y que la gran mayoría han ascendido a una vida digna con el sudor de su frente. En más de una ocasión les he congratulado por ello, sintiendo en mi fuero interno motivo de regocijo por la fortuna ajena.

    Pero igual que reconozco y enaltezco esos méritos, espero de ustedes la suficiente lucidez para entender que el mundo en su conjunto es una amalgama bien dispareja, y que aún son contados los habitantes de este planeta que pueden vivir así. Y te lo digo luego de cinco años en Africa y más de 15 en Asia. Y no deben esperar ustedes que todos esos que no llegamos a esos niveles de vida pensemos igual. Porque ni siquiera entre los habitantes de las sociedades afluentes se da esa circunstancia.

    Como tampoco deben esperar que los millones que hoy estan en la Isla acaten en su totalidad cada argumento que ustedes exponen. Aunque allí estén más que jodidos, te vas a encontrar siempre a gente que defienda aquéllo, el socialcosadesa, como le dice Jorgeaejandro, o como le quieran decir. Yo los conozco que se van a morir así. Y también son cubanos. Es más, sin ellos no se podrá concebir la Cuba futura, ésa en la que espero que un día coincidamos tú y yo.

    Sé que estoy diciendo verdades de Perogrullo, mi amiga. Sin embargo, me maravillo cómo a veces las pasan por alto olímpicamente en foros como éste.

  • el 15 agosto, 2014 a las 2:14 am
    Permalink

    Migue:

    Yo nunca he negado aquí esos hechos que personas como Jorgealejandro y tú pueden haber sufrido en Cuba. Es más, me solidarizo con las víctimas de las posibles injusticias, aunque de momento no tenga los detalles para inclinar la balanza de mi juicio. Ahora, somos más de once millones los cubanos que hoy vivimos en la Isla y fuera de ella, cada uno cargando con su historia y sus vicisitudes. A mi modo de ver, la “normalización” que necesariamente deberá llegar a nuestro país, deberá pasar por identificar, y sobre todo acogerse a, un posible punto intermedio, de encuentro, de consenso, o como le quieran decir. Y esto al margen del actual sistema de Gobierno.

    Lo que siempre le reprocho a Jorgealejandro (y a alguno de sus seguidores) es que se empeñen en construir compartimentos estancos para “puros” e “impuros”, entendidos estos últimos como los que, de algún modo, estamos “contaminados” por el Gobierno. Eso, para hablar en plata, me parece una práctica protofascista. Es como seleccionar a los que van a sobrevivir, partiendo de cierta escogencia ideológica. Y el resto del mundo, que se joda.

    Si te pones a analizar esa postura, es incluso más discriminatoria que la que ha aplicado el propio Estado.

  • el 15 agosto, 2014 a las 12:03 am
    Permalink

    Pero ¿Cuál es el baño de pureza? Si nosotros estuviéramos colgados a la teta del Tío Sam; él se colgó de la de los chinos. Y puestos a escoger, prefiero la primera un millón de veces, porque por lo menos la leche se toma de mejor calidad y en libertad.

  • el 14 agosto, 2014 a las 2:08 pm
    Permalink

    Isidro, no digas así, que de la teta del tío Sam no mama nadie. Yo trabajo y recojo mi dinero, tengo un sticker en el bumper de mi carro con el nombre del candidato de mi preferencia, y vivo como me da la gana, al Tío Sam sólo le pago mis taxes y hasta ahí mis negocios con El.

    Lo de que sería la vida sin el pasaporte de este país?, pues te digo que de igual manera se vive, mi padre murio sin pasaporte, el no salio de EU, al Canada ibamos con la licencia de manejar . Nunca dejo de pensar como cubano y nosotros también somo cubanos. Como los que viven en otros países también siguen siendo cubanos.

    No creo Isidro, que nadie pueda venderle paraíso a nadie, porque si fuera así, en Cuba no cupiera la gente y no se viese hasta los más acérrimos defensores de ese paraíso, viviendo fuera de el.

    Por lo que entiendo de este debate, es que Este de Buena Fe, debía mantenerse al margen de la política.

    Una- porque cuando le conviene, dice que El es artista y que la política y el arte son separados.
    Dos- porque se sabe que cínicamente tiene que venir al país odiado a recoger dólares o si no se jode.

    Isidro yo te digo a ti, que da vergüenza la doble moral-revolucionaria, de eso es lo que se habla.

  • el 14 agosto, 2014 a las 11:47 am
    Permalink

    Isidro pensamos como seres humanos LIBRES , con deudas, con pagos, con morgage, trabajando duro muchas horas (y disfrutando tambien) pero LIBRES brother.

  • el 14 agosto, 2014 a las 11:37 am
    Permalink

    Isidro usted en el transcurso de su vida en Cuba no tuvo absolutamente ningún motivo por el cual lamentarse o reprocharle algo a este gobierno? En lo que respecta a mi individualmente tengo muchas pero muchas amargas experiencias y situaciones que tuve que aguantar al igual que jorgealejandro y otros MILLONES más incluyendo a muchos que opinamos aquí. Habrá estado Israel en situaciones como las que tenemos que pasar la mayoría de los cubanos? , Tendrá Israel el mismo trato que tienen todos los cubanos en la aduana? (aunque el no esté de acuerdo), se ve Israel en la necesidad de tener que emigrar para poder vivir decentemente?, la lista es larga, por eso no le creo ni una sola palabra. yo prefiero seguir de sumiso , quedarme callado y aguantar el látigo antes que publica y descaradamente hacerle reverencias y odas al HP que hundió en estiércol el país donde nací y me crie . Ni el camaleón este ni ningún otro desmemoriado podrá lograr que se unan los cubanos teniendo una posición claramente oportunista, ese dolor que él dice respetar lo traemos de esa condenada isla y es allí donde se debe eliminar que no venga a curar dolores que aquí es donde único (aunque no del todo) se nos ha aliviado, si el nene quiere hacer historia que no use tanto camuflaje y diga las cosas como realmente son sin necesidad de cantarle el cumple al caballo y ya verá que el A Airlines Arena no le va alcanzar para dar un concierto. .

  • el 13 agosto, 2014 a las 12:00 pm
    Permalink

    Ándale, en lugar de guerra de pasteles, …guerra de pasaportes….!!!

  • el 13 agosto, 2014 a las 11:15 am
    Permalink

    El mio, es verde…y del Tío San, …no lacto nada, …eso si, del “misérrimo azul”, ni idea…porque no lo tengo…no vendo nada, no soy vendedor, sino burócrata, pero si hablamos de Paraísos, …aquello precisamente no lo fue, y en eso , si puedo dar fe,…
    Saludos…

  • el 13 agosto, 2014 a las 10:10 am
    Permalink

    Bueno, cada cual a lo suyo, por algo ustedes maman de la teta del Tio Sam (¿se han preguntado qué serían en este mundo sin ese pasaporte?), y en consecuencia piensan más como norteamericanos que como los pobrecitos cubanos que afirman defender. No se los critico, pero véndanle el Paraíso a quién lo quiera comprar. Y yo estoy acá por ahora, pero no soy chino…sigo portando el misérrimo pasaporte azul cubano…Y no defiendo a un Gobierno, defiendo a una nación. La que me gusta a mí. ¡Vaya con la dictadura democrática!

  • el 13 agosto, 2014 a las 5:49 am
    Permalink

    Más claro agua, jorgealejandro. Suscribo cada coma.

    Basta ya del discursito de las dos orillas y del Coco Sam. Absolutamente ningún conflicto con ninguna potencia externa (conflicto que encima es más que discutible y discutido) justifica el secuestro de la nación por esta banda de mafiosos y asesinos, y el convertir a los cubanos en esclavos prisioneros durante 55 años y corriendo, aparte de arruinar el país. Basta ya de apología barata y justificaciones de media lengua.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 12 agosto, 2014 a las 10:00 pm
    Permalink

    Como ellos mismos dicen…. son el clasico ejemplo del “extremista noble””””… como ellos mismos dicen en una de sus canciones

  • el 12 agosto, 2014 a las 10:00 pm
    Permalink

    isidro.

    No me duermas, que ya yo me peino canas. Lamento que algunas verdades verdades te molesten. ¿Te conviene, por la razón que sea, la política inmoral de los gobernantes cubanos? Ok, ese es tu problema y tu derecho, pero no me vengas a poner vendas en los ojos. Y, por las dudas, cítame textualmente diciendo que alguien no puede comentar aquí porque no me guste lo que diga.

    Ahora, que soy clarísimo en decir lo que no me trago. eso sí. No creo, ni en las lágrimas de cocodrilo, ni en los papeles de víctima del gobierno cubano, porque son una partida de descarados, de corruptos y de inmorales cuya vida no ha estado ni remotamente a la altura de loos sacrificios que les han impuesto por la fuerza al pueblo, y no pareciéndoles suficiente han hundido al país. Yo le digo “al pan, pan, y al vino, vino”, yo no edulcoro verdades para quedar bien con nadie, empezando porque con el único que yo jamás voy a quedar mal es conmigo mismo.

    ¿Que te parece que soy intolerante? Con la dictadura SÏ, para que acabes de salir de dudas ¿Y qué?

    Vuelvo y te repito, una vez más: Tu norteamericanofobia la tienes que resolver tú. Más daño le ha hecho mil veces el gobierno de los Castro a Cuba, que el que pudiera haberle hecho a EEUU, que, por lo menos compensó con algunas cosas que pusieron a Cuba muy por delante de la mayoría de los países de America Latina. Los Castro lo único que han hecho, después de medio siglo es tirarla para el final de la cola, endeudarla como nunca en su historia; quitarle prácticamente todas las libertades a los cubanos, ponerlos a vivir de remesas; y al país a pedir el agua por señas. Todo por creerse los mesías salvadores y pretender que Cuba fuera el ombligo del mundo y el centro de la revolución mundial. Mira al desastre que ha llevado al país comer tanta mierda, que ni pescado ni sal hay, siendo una isla; y, después de haber sido las barraganas de los soviéticos ahorita paran hasta de maquileros de los chinos, lo que sería la última carta de la baraja.

    Nada, absolutamente nada de lo que pudiera haber hecho EEUU justifica, la represión, la intolerancia, el abuso, los úkases kafkianos, ni la falta de democracia y libertades que paden los cubanos; ni la ruina y la debacle en que se ha hundido a Cuba. A los dictadores solo,les interesa el poder; y el pueblo que se joda. Si no lo quieres entender, o no te conviene, ya la vida te lo hará entender. y te lo digo de nuevo. Lo que me sobra son argumentos.

    Por algo tú estás en China.

  • el 12 agosto, 2014 a las 9:58 pm
    Permalink

    Estos señoritos son el fiel ejemplo de la doble moral, un repertorio “rebelde””” para quedar bien on un grupo y otro “revolucionario””” para apoyar
    los logros de la revolucion y la juventud…. nada el fiel ejemplo de cuba hoy cantan gratis al pueblo revolucionario en las calles con un repertorio de obtimismo, mañana tocaran en el Havana Cafe a 25 CUC la entrada con un repertorio de critica… sin olvidar que Ismael fue oficial de la DSE

  • el 12 agosto, 2014 a las 9:10 pm
    Permalink

    Jorgealejandro1, amigo, y quiero llamarte así, por la coincidencia ideológica…que siempre hemos tenido…
    Por qué discutes, con Isidro…acaso, no lo aquilatas ya…los que llevamos tiempo aquí, participando, bajo el nombre que sea, ya sabemos, de qué pata cojea…y claro, lo digo, con todo respeto, porque yo hace tiempo, deje de discutir con él…vaya, ya se , que casi, es como Elio, …bueno no tanto (es broma), algo de cordura tiene, pero al final, defensor de , como muchos,…. de lo indefendible.

    Respeto a todos, …pero … algunos , ya tienen, esa simiente…ese no se qué, que nunca entenderemos, de los “admiradores” que aún , con cierta preparación, e Isidro, está preparado, ex-empleado de Prensa Latina ( acaso no te dice eso algo…????) incurren en el error, y usaré palabras del Maestro V.LLosa “Se les puede ganar batallas pero no la guerra, porque, como la hidra mitológica, sus tentáculos se reproducen una y otra vez, inmunizada contra las enseñanzas y desmentidos de la historia, ciega, sorda e impenetrable a todo lo que no sea su propia tiniebla.”

    El amigo Isidro, como muchos foristas aquí, además necesarios, de lo contrario , este espacio no viviría, son eso…inmunizados contra las enseñanzas y desmentidos de la historia, ciega, sorda e impenetrable (su ideología) a todo lo que no sea su propia tiniebla.

    Saludos a ambos…

    Y cito a mi Zoé V. “Lo que nos trajo las carabelas de Colón”, Ay mamá, ja ja ja

  • el 12 agosto, 2014 a las 8:32 pm
    Permalink

    Si q aprendio bien israel, el relevo de silvio esta garantizado. Parecia un hombre mas inteligente y sensato.

  • el 12 agosto, 2014 a las 6:56 pm
    Permalink

    “¿Dónde cuestiono yo quién comenta aquí y quién no? “, Jajaja, vamos, bróder, que si tus palabras fueran balas, ya este foro sería un reguero de cadáveres, redactores incluidos. Te has empecinado en imponer aquí la segunda “Conspiración de los Puros” y echar a los herejes del templo (entiéndanse por estos a los que no piensan como tú)…Y por otra parte, sigues tapando con toda intención los “pecadillos” de los Gobiernos de EEUU contra Cuba, que no comenzaron en 1959. En este mejunje, el Gobierno cubano no está solo…Pasa que solo miras un lado del partido…Ceguera voluntaria…

  • el 12 agosto, 2014 a las 2:08 pm
    Permalink

    Isidro:

    ¿Tú no lees bien? ¿Dónde cuestiono yo quién comenta aquí y quién no? ¿Dónde le niego yo a alguien el derecho a expresar lo que le dé la gana? ¿Qué te molesta, que diga que ninca tuve vículo con el gobierno cubano porque soy gusano de cuna? Lo soy, y a mucha honra, por eso nunca tuve otro carnet que el de identidad, y nunca me interesó tener otro, porque, gusano, sí, pero a ese nivel de hiopcresía nunca ha llegado yo no fui, ni soy comunista arrepentido: Yo soy, fui y seré, gusano.

    Ahora, si tíu dejaste “tiras de pellejo en el camino.” por haber apostado a un caballo amañado; y porque, además, te hicieron trampa por añadidura, ya eso es algo que debes resolver tú y superarlo lo más rápido que puedas, pero no echándole la culpa a nadie.

    ¿Me puedes decir seriamente que las atropellos y el secuestro de libertades y derechos del gobierno cubano se justifican con el embargo? Isidro, el que tú vivas en China (Que en definitiva es el perro un poco más gordo y con el collar un poco menos feo), no significa que, a estas alturas tú o cualquiera me venga a dormir con ese cuento chino, y menos que yo me deje dormir. Realmente es muy poco serio; y es una falacia hipócrita que el gobierno cubano se encarga de remacharle en la cabeza a quien no lo conozca.

    ¿Cuba es hoy un país improductivo, donde una cebolla vale hasta seis pesos, por culpa del embargo’ ¿De verdad, isidro? Eso no te lo crees ni tú.

    Si algo hay que reconocerle a EEUu es que ha sido el único país que ha sido consecuente en tratar al gobierno cubano como lo que es: Una dictadura. Eso se lo apoyo y se lo aplaudo, porque para mí dictaduras y una reverenda mierda son sinónimos absolutos, ya sean de izquierda o de derecha. Bastantes concesiones le ha hecho, más de las que se merece ese gobierno. si el embargo fuera inútil, no estarían gritando tanto por que se lo quiten. Más resultados del embargo son las piltrafas y las concesiones que ha tenido que dejar caer el gobierno, porque no le queda de otra, que las dificultades materiales que sufren los cubanos. Lo he dicho más de una vez y lo mantengo: El gobierno cubano tiene larga data de actuar solo bajo presión. Y ejemplos sobran.

    Y en cuanto al último párrafo, que parece que te trasladaste a una reunión de comité de base, en primer lugar, tú no eres absolutamente nadie para decirme a mí, ni a nadie qué derechos me puedo arrogar. en segundo lugar ¿Cancerbero? ¿Por qué? porque digo que el pretendido acercamiento del gobierno cubano al exilio no es más que una farsa hipócrita y oportunista para sacarle la plata? Argumentoss me sobran, Isidro, me sobran. Yo estoy más que superclaro acerca por qué me fui de Cuba, y acerca de qué gobierno me estaba librando cuando lo hice. Y no se me olvida. Por eso a mí no me tupen.

    Es más que suficiente con haberme hecho vivir más de 40 años como un ciudadano de quinta categoría, de haberme secuestrado lo derechos y libertades que me tocan y que no son ningún favor, de no sentirme representado jamás en ese circo de focas que llaman parlamento; de vivir en el atraso; de que se limpiara con mis derechos constitucionales y de tener que irme de mi país para vivir como un ciudadano normal, para que, encima de eso tenga que aguantar que me venga a chulear fuera de Cuba. En ese contubernio asqueroso, yo no entro.

    ¿Que no te gusta que lo diga? sinceramente, me importa un pito: Al que le tiene que gustar es a mí, y a mí me gusta.

    En cuanto a lo de “clasicismo”, y al margen de todos los malabarismos linguísticos que quieras, ya lo dije en tres palabras: Universalidad, trascendencia y paradigma. ¿La comparación con los Beatles y con Hendrix fue en serio? No se comparan elefantes con hormigas.

    La última observación la voy a tomar a broma: Te puedo hacer una lista de clásicos que no me gustan, y de noi clásicos que me encantan: Richard Strauss y “Gente de Zona”, por ejemplo. Buena Fé, sin serme desagradable, no es una presencia que yo reclamaría constantemente en escena. Si está, lo oigo con agrado, si no está, no lo extraño.

  • el 12 agosto, 2014 a las 8:54 am
    Permalink

    Que arte de decir mucho , sin decir nada, con ropaje de “intelectual”…eludiendo siempre las palabras claves, DICTADURA, LIBERTAD, OPRESIÓN, LIBERACIÓN…
    Cómo se le puede dar…cabida a estos discursos metaedulcurados, a estas melopeas socialistoides …y no sentir hartazgo, por más de lo mismo…
    Hasta cuando los cubanos, toleraremos los “lobos con piel de cordero” con ese tufillo a bolchevismo barato, como libro de bolsillo, para como dice el poeta cubano Rafael Alcides , continuar siendo “Las ladillas del proceso revolucionario” … incrustadas en el pubis patrio”
    Lamentable, discurso…que parece escrito no para una audiencia de cubanos…
    Lo que nos trajo el barco (ZV) MÁS DE LO MISMO…y más lamentable, en voces jovenes ( a poco el mal, ha calado tan profundamente?)

  • el 12 agosto, 2014 a las 6:18 am
    Permalink

    Tiene razón, este señor debió quedarse callado.Celebrar el primero de mayo desde la riqueza mientras a los obreros le pagan salarios de miseria sin derecho a protestar es cinismo. Si no hubiese leído su entrevista hubiese asistido a su concierto, ahora ni iría ni obligado, me parecería ver en el escenario no un cantante, sino un abusador de los que golpean a las damas de blanco por protestar pacíficamente. Ellos tienen acceso a la internet y su apoyo a la dictadura es con conocimiento de causa, luego son cómplices de sus abusos.

  • el 12 agosto, 2014 a las 5:41 am
    Permalink

    A mí lo que me parece verdaderamente extraño es que Israel, hable de lo que deben hacer los cubanoamericanos de afuera y no dice lo que tienen que hacer los cubanos de adentro. Pero más insólito es la ausencia del cuarto actor fundamental que no menciona: el gobierno cubano.
    Así los cubanos de “adentro y afuera” debemos entendernos, los cubanos de afuera luchar contra el bloqueo y entonces el gobierno cubano y su política de confrontación y errática con relación a sus propios ciudadanos, no existe.
    Yo sé que si critica al gobierno, no puede cantar más en Cuba, pero lo que efectivamente molesta es proponer mucho amor y comprensión con falta de honestidad y honradez. Lamentable discurso.

  • el 12 agosto, 2014 a las 2:57 am
    Permalink

    You , me and politics…Part II.

    Puede ser que no estés en una trinchera de piedras, pero estás cavando una muy honda en lo ideológico, y percibo que la estás haciendo tan honda como estrecha, ya que según tus demoledores argumentos en ella sólo cabrán los que se adhieran a tu línea: cero vínculo, así sea tan antiguo como las pirámides egipcias con el Gobierno cubano, y dicho sea de paso, con todo lo que huela a Revolución. Según tú, sólo tú mismo y tus amigos cubanos, que se han mantenido al margen de todo, milagrosamente inmarcesibles, tendrán el derecho a salvarse cuando llegue el Diluvio, en el Arca de Noé que aún no aclaras quién elaborará.

    Por mi parte te he dejado ya bien claro – esto comienza a aburrir- que no respaldo actos de repudio, mucho menos golpes o prisión a los que disientan, a menos que estén implicados en actos de violencia o sabotaje. Y para eso deberá estar la ley. Más bien al contrario. Estoy convencido de que es hora de promover la diversidad, de que transitemos a un Estado de derecho pleno. Ese ha sido mi punto de vista desde hace mucho tiempo.

    Ahora, como mismo entiendo que el ciudadano debe aparecer al fin como verdadero actor en la palestra sociopolítica cubana, estoy convencido de que allí debemos llegar mediante un proceso de maduración (de hecho ya estamos montado en ese barco de alguna manera), que no equivale a echar “lágrimas de cocodrilo”, como pretendes calificar en abierta tergiversación de los llamados de múltiples sectores nacionales a abordar la situación de la isla.

    Y dicho esto, te recuerdo que nunca has señalado siquiera someramente la notable cuota de responsabilidad que les cabe desde hace muchos años a los sectores políticos y de inteligencia de EEUU en la trabazón que se vive ahora mismo en nuestra Isla. Lejos de condenar el injusto e inútil bloqueo –por sólo poner un caso- , te regodeas aupándolo como panacea que , a tu modo de ver, pondrá a “los Castro“ contra la pared, no importa si sucede al precio de que muchos otros con posiciones menos aventajadas dejemos las tiras de pellejo en el camino. Honestamente, después de 55 años, creo que pocos se tragarán ese cuento.

    Desde que comenzamos nuestros intercambios en este foro, Jorgealejandro, te lo he reiterado una y otra vez. Apoyo tu derecho ciudadano a oponerte al Gobierno. Y apuesto porque llegue el momento porque lo puedas hacer en el país en que naciste, sin que por ello arrostres mayor consecuencia que encarar otros puntos de vista en sano debate a plaza abierta.

    Lo que no puedo aceptar es que te arrogues el derecho a llegar a este foro para convertirte en cancerbero del mismo, para decidir quién comenta y quién no, quién es esbirro y quién un qerubín digno de ser recibido en tus predios democráticos. Jorge ¿en qué universidad te graduaste de Juez Universal? El mundo nunca ha sido en blanco y negro. Y en tu caso no creo que tengas suficiente pintura para dividirlo a tu gusto.

  • el 12 agosto, 2014 a las 2:56 am
    Permalink

    Bueno, vayamos por partes.

    Ante todo se nota que Buena Fe no es de tu gusto, tomando en cuenta lo poco que aprecias (y el empeño que colocas en disminuir) su explosiva y no por ello menos efectiva y duradera, presencia en la escena musical popular cubana, donde, lo reconozcas o no, han sentado pautas. Y ya son quince años sin bajar la guardia.

    Jorge, el idioma – de seguro lo sabes bien -, no es una amalgama amorfa de vocablos que se eterniza en sí misma. Es una fuerza dinámica que al más pinto de la paloma lo sorprende de la noche a la mañana con sus volteretas. Lo sé porque leo de todo desde que aprendí las primeras letras hasta hoy, y me dediqué a hacer mi propia biblioteca desde los nueve años. Me permito reiterarlo ante tu sibilino intento de disminuirme en el plano intelectual.

    Es por ello que estoy muy al tanto de que en ese país maravilloso en que habitas, desde hace unos cuantos años se consideran “clásicas” toda una serie de obras de la cultura pop contemporánea, que desde su nacimiento anuncian un advenimiento inusual, o algún tipo de ruptura con las tendencias al uso (mainstream). O sea, son ya “clásicos” desde la hora de su nacimiento. Ejemplos: el debut de los Doors en 1967 con su disco homónimo, la presentación de la banda Jimi Hendrix Experience, en 1966, la salida al mercado en 1967 de Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de Los Beatles. En menos de cinco años, Terminator devino un “clásico” de Hollywood, y como éste, decenas de títulos “blockbuster”; como lo fue en literatura la novela The Color Purple, de Alice Walker, apenas salió de la imprenta; o The God of Small Things, de la india Arundhati Roy.

    Esto por sólo citarte algunos de los casos más connotados. Es decir, la cultura pop estadounidense trastocó el término. Claro, en inglés los yanquis lo complementan con el adjetivo “instant”, además de que establecen una ligera diferencia entre “classic” y “classical”. En español se quedó como simple clásico para todos los usos. ¿es o no así? En todo caso, si alguien está “flojito” son tus actuales compatriotas angloparlantes, en su empeño por actualizar el diccionario. Yo soy apenas un usuario.

    ¿Porqué Jimi Hedrix se convirtió en “clásico” (instantáneo, ¿ok?) en cuestión de meses y Buena Fe no lo puede ser en tres lustros de buen decir y cantar? ¿Porque son latinos, o sólo porque te caen mal?

    Eso en el tema exclusivamente cultural. Vamos pa’ lo político ahora. Pío tai…

  • el 11 agosto, 2014 a las 8:01 pm
    Permalink

    ¿Este es el mismo que dijo algo así como que internet en Cuba era un caballo de Troya?

    No me cuadra eso de que manejen su propio Facebook. Debería ser consecuente y encargar una reflexion.

  • el 11 agosto, 2014 a las 7:37 pm
    Permalink

    Israel cada dia se parece mas a Silvio en sus planteamientos politicos. Espero que no demore tanto en darse cuenta que los cubanos y en especial los guantanameros “estan bien jodidos”.

    Tantas medias verdades, tanto cinismo solo es posible cuando se quiere mantener los privilegios (y la plata) dentro de un pais totalitario como Cuba. Yo estoy casi seguro que si este Israel hubiera seguido la profesion de abogado y recibiendo los salarios de miseria que pagan en Cuba, opinaria totalmente diferente sobre la realidad de Cuba y de los cubanos que viven en el exilio.

    Me gusta mas la actitud de su compañero del duo: el silencio del buen artista que sabe que no tiene nada que aportar en politica..

  • el 11 agosto, 2014 a las 7:27 pm
    Permalink

    eso se llama en puro cubano vivebien y descarado

  • el 11 agosto, 2014 a las 6:41 pm
    Permalink

    Claro que es un cínico: Este es uno más que se suma a la ofensiva “revolucionaria” en busca de la plata del exilio, para después ir a celebrar el desastre el primero de mayo; y dar cuantas muestras de sumisión se le pidan.

  • el 11 agosto, 2014 a las 4:48 pm
    Permalink

    Cuando lo del caballo de troya dije que era un cinico, ahora no tengo dudas

  • el 11 agosto, 2014 a las 12:15 pm
    Permalink

    Pero te reconozco la razón en una cosa “La gente se va de cuba p’ara vivir”, porque en ese sistema que en el fondo tú defiendes, no hay vida.

  • el 11 agosto, 2014 a las 12:13 pm
    Permalink

    Una aclaración: Yo no he calificado de traidores a nadie, y gente sin principios son las que se sobran en Cuba: Ahí tienes a los que se desprestigian en los actos de repudio golpeando a gente indefensa, si quieres un buen ejemplo. También hay gente con principios: Los que no se prestan para eso, que son mayoría, si quieres otro buen ejemplo.

    Yo lo que no soporto es la doble cara, ni en los “acercamientos” promovidos por el gobierno Cubano porque son una gran mentira: Cuando se sentía apuntalado por los rusos, jamás se condolió, ni le importo, ni se ocupó de cuánta gente se ahogaba o se comían los tiburones en el estrecho de la Florida, Jamás mencionó la Ley de Ajuste, ni para bien, ni para mal; jamás se preocupó del embargo, sino que decía carcajearse de él; y que las relaciones con EEUU no hacían falta. Se cansó de decir cuanto oprobio se le ocurrió de los que se fueron; y no hubo vejación que se les ahorrara. ¿Quién mandó a entrarle a palos, a escupir, a ofender, a hacerles de todo a los que se iban en el 80, la CIA, el exilio, o fue el gobierno cubano? ¡quién orquestó la salvajada denigrante de que fue víctima Rodiles ¿La CIA, el exilio, o fue el gobierno cubano?. ¿Y eso puede pasar, y no importa, “borrón y cuenta nueva? ¿En nombre de qué?

    ¿Cuando empieza la milonga lastimera, el papel de víctima, el rasgado de vestiduras, las lágrimas de cocodrilo por la ley de ajuste y la gritería por el embargo? Cuando los amiguitos lo dejaron colgado de la brocha, antes, jamás. Ahora habla de “ley asesina”, ahora le importan los ahogados; ahora no somos traidores a la revolución. ahora quieren “acercamiento”

    ¿Por qué, por nuestra linda cara? ¿Porque se han dado cuénta de que metieron la pata hasta el fondo? ¿Porque se arrepienten?

    Noooooooo: Porque han arruinado a Cuba; porque le deben a las once mil vírgenes y a cada santo una vela, porque cada vez menos le quedan tetas de donde colgarse; y porque njecesitan plata, mucha plata para seguir sosteniendo por la fuerza ese porquería de sistema.

    Y como nunca han tenido moral ni principios, ni verguenza, no tienen pudor alguno en querer sacar esa plata de nuestros bolsillos. Ese es el origen de todo. Necesitan los dólares de los que se fueron para seguir financiando el desastre, porque no les queda de otra.

    Así que, por favor, las lágrimas de cocodrilo y la falsa concordia, ensáyalas con otro.

  • el 11 agosto, 2014 a las 11:50 am
    Permalink

    isidro:

    Yo no estoy en ninguna trinchera: ya yo no vivo en Cuba; rabia, tengo todavía menos menos: rabia tenía cuando tuve que vivir en esa porquería de sistema y de gobierno. Yo no pido revancha: Yo pido justicia, y que cada cual se responsabilice por lo que le toca. Solo los que apoyan a los verdugos piden la amnesia voluntaria ante sus crímenes.

    Tú concepto de lo que es un clásico está bastante flojito, pero supongo que eso lo corregirás leyendo un pooco más. de todas formas, si dentro de 30 años alguien se acuerda de esta gente y estamos vivos, te deberé una disculpa. Por cierto ¿Donde están los imitadores de Buena Fe? ¿Dónde está su trascendencia universal? ¿Donde está su condición de paradigma? Ahí te lo dejo de tarea, porque, sin eso, lo siento por ti, mi hermano, pero no hay clasicismo para nadie..

  • el 11 agosto, 2014 a las 11:09 am
    Permalink

    Jaja, Jorgealejandro…Tú siempre atrincherado…quítate el chaleco antibalas un rato, compadre, que no estamos en la franja de Gaza. En defintiva, ni tú con tu rabia, ni yo con mi laissez-faire decidiremos por nuestra cuenta el rumbo de los acontecimientos que tan bien ha expuesto Israel en esta entrevista. Víctimas hay de ambas partes, como señala el músico. Y cada cual halará para su parte. Eso ha sido y seguirá siendo inevitable por un buen tiempo.

    Pero observa que mientras discutimos esto, hay gente yendo y viniendo de y hacia ambas orillas. Quizás tú los califiques de traidores, o gente sin principios; yo los considero pragmáticos o realistas. Mejor aún, seres humanos con aspiraciones. En todo caso, lo que debemos es procurar que puedan hacer su sueño en Cuba.

    Por acá por Pekín he vistro transitar a través de los años a unos cuantos compatriotas que hoy están allá, del lado tuyo. Y de boca propia y sin excepción me han dicho que se van a Miami (ya otras ciudades de EEUU) a mejorar su vida, no a continuar metidos en esa vorágine política que los estuvo martillando en la Isla, y que desde otro ángulo tú que te empeñas en atizar, pidiendo revancha a los cuatro vientos.

    Abre los ojos, Jorgealejandro, le gente se está yendo para vivir, no para refundar la Brigada 2506.

    Ah, y clásicos no son sólo los que acumulan la pátina del tiempo. Es todo aquel creador que con su obra destacada y de vanguardia se hace digno de admiración y deseo de imitación. Y Buena Fe tiene mucho de eso…

  • el 11 agosto, 2014 a las 10:38 am
    Permalink

    Admiro a Buena Fe por la calidad de sus canciones en forma y contenido… Pero luego de releer su entrevista… Me doy cuenta que su forma de pensar es trasnochada, y que no se aparta de la prisión que nos inventaron Fidel y sus ideólogos como Cuba, como Patria… Cuando se salga de ese modo de pensar depositado, vera otras partes de nuestra verdad de cubanos divididos y entonces podrá cantarle a la verdadera Patria y a La Libertad que no admite en su casa la falsedad… Dice cosas verdaderas y bien articuladas pero me da tristeza ver como se va quedando inmóvil y sin salida hacia la verdad…

  • el 11 agosto, 2014 a las 10:30 am
    Permalink

    Isidro:

    Ya se sabe que tu llamas “Pragmtismo” a claudicar ante la dictadura y actuar como si no existiera. Nadie tiene un halo sagrado, pero no puede confundirse a los verdugos con las victimas, ni ponerlos en el mismo plano. No son lo mismo. Entendernos no es sinonimo de “borron y cuenta nueva”. Nada de besitos y abrazos y “aqui no ha pasado nada”, porque ha pasado; y mucho. Tu hablas asi porque no habra nada que senalarte; o porque si habra. eso lo sabes solo tu, pero la verdad es que tu estuviste siempre del lado del gobierno. Tu nunca has sido victima.

    Y clasicos de nuestra musica son Lecuona, Prats, Enrique Jorrin, Cuni. A estos les falta muchisimo, sobre todo superar la prueba del tiempo.

  • el 11 agosto, 2014 a las 9:42 am
    Permalink

    Ya Buena Fe es un clásico de muestra música, a pesar de la juventud de sus integrantes. Cualquier catálogo contemporáneo cubano deberá tomarlos en cuenta. Son a la vez tan epígonos como negación de lo que alguna vez se denominó Nueva Trova.

    En cuanto a las palabras de Israel, hay mucha tela que cortar, mas resulta innegable que el odio que separó ambas orillas por unos cuantos años parece diluirse gradualmente en una afán más pragmático de ambas partes. Nadie tiene toda la razón. Nadie. Mucha gente perdió de un lado y del otro, la vida incluso. Por eso tampoco ninguno tiene el halo sagrado que lo unja como ángel exterminador. No nos va quedando más salida que entendernos.

    Gente con los pies bien puestos en la tierra (guantanamera) estos muchachos.

  • el 11 agosto, 2014 a las 9:26 am
    Permalink

    No se esta contra Cuba, se esta contra su regimen. No se apoyan las decisiones del pueblo de adentro pues ellos no tienen capacidad de decidir. Veneno edulcorado.

  • el 11 agosto, 2014 a las 9:23 am
    Permalink

    Ignorancia juvenil. Asi que el cubano tiene menos peso en la sociedad norteamericana que los mejicanos y los…….dominicanos!!!.debia leer un poco mas acerca de lo que se ha escrito sobre el exito de la inmigracion cubana en los Estados Unidos.

  • el 11 agosto, 2014 a las 9:18 am
    Permalink

    Esta entrevista da asco. Con gentuza como esta es por la que Cuba está como está.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 11 agosto, 2014 a las 8:52 am
    Permalink

    “El cubanoamericanismo anclado en el pasado y en el estribillo de que hemos vivido durante tantos años en una dictadura férrea, horrible, desgraciada, maldita, es como decir que los cubanos somos unos cobardes carneros por haberla tolerado .”

    Tienes razón: Fuimos carneros: les regalamos un país que no se merecían y aguantamos que lo convirtieran en su finca personal. demasiadas concesiones se les ha hecho; demasiados derechos hemos permitido que nos písoteen; hemos permitido que conviertan a Cuba en una ruina en nuestro nombre. Que a ti te gusten las dictaduras, no disminuye un ápice lo anterior. Gente para todo hay en este mundo.

    Estos músicos parecen que hablan de otro país, y no de la Cuba que todos conocemos. Procastrismo puro, y afán por la plata del exilio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *