Hip Hop en La Habana 22-24 febrero

Cartel-para-promocionar-est¿Se puede revivir a un muerto?

Por Verónica Vega

HAVANA TIMES — Los estertores de un invierno inusualmente largo sorprenden a Alamar, en la periferia de la Habana, soñando con despertar a un muerto.

O más bien, con recuperar una vida sesgada en pleno crecimiento: el Festival de Rap, el primero de su tipo en toda Cuba, semilla que se sembró en el colindante reparto Bahía y sólo germinó en esta ciudad de edificios “feos como decretos”, al decir del poeta Ángel Escobar.

A juzgar por los que vivieron su esplendor en los años 90, el Festival de Rap le dio a Alamar una identidad cultural que aún se evoca con nostalgia y despecho.

Porque el evento sufrió la usurpación de la Asociación Hermanos Saíz, la traición de unos cuantos, y la ingratitud de los eventos de su tipo que le sucedieron.

Rodolfo Rensoli, el mago.
Rodolfo Rensoli, el mago.

Después de años de migración y silencio, en el lado de acá del túnel el Hip Hop volvió a ser noticia en el 2008 con “La Capital de la Moña”, que descubrió el entusiasmo aún latente en las nuevas generaciones de raperos, y las ganas de llenar con desafiantes bits el espacio sonoro de un anfiteatro carcomido por el salitre y el olvido.

Minerva Romero en el personaje de pionera.
Minerva Romero en el personaje de pionera.

El intento, en dos años consecutivos de espectáculos deficientes con serias fallas de organización, se llevó las esperanzas de la mayoría, y tras una nueva pausa resurgió como “Festival de Invierno”, siempre bajo la batuta de Rodolfo Rensoli, el coordinador del antiguo GRUPOUNO, gestor de los emblemáticos festivales que llegaron a atraer la atención internacional.

El deteriorado anfiteatro.
El deteriorado anfiteatro con los grafitis recientes.

Este año, con Rensoli situado como Programador en el mismo municipio de Cultura de la Habana del Este, los que fueron testigos de la conmoción artística de Alamar también por proyectos como “Arte Nativa”, la peña “La Bicicleta”, que era todo un suceso en los 90, o el controvertido “OMNI-ZONAFRANCA”…  dan un nuevo voto de fe y cruzan los dedos para espantar la maldición de una vez por todas.

Con la dirección artística de Amaury Ricardo, del proyecto teatral “Rita Montaner”, este festival tendrá además la animación de Minerva Romero, una versátil actriz del grupo  “Teatro de la Luna” a quien he visto haciendo intervenciones performáticas muy originales vestida como pionera o como gris funcionario que escudriña el mundo a través de sus gruesos e impenetrables espejuelos.

Me llegan los ecos del corre corre sobre las audiciones, las demandas de la producción, las dificultades para imprimir los flayers… Poco a poco yo misma salgo de la apatía, del escepticismo, y la efervescencia vuelve, como en los viejos tiempos. Me descubro involucrando a amigos, ofreciéndome para reportar el suceso.

Una visita de Alamar.  Foto: OMNI
Una visita de Alamar. Foto: OMNI

Y reafirmo que soy una optimista incurable, porque todavía creo posible, sino resucitar muertos sí gestar nuevas vidas con el poder de la intención noble, la creación artística, la voluntad de muchos en función de sacar del letargo a esta ciudad, que jamás llegó al “futuro” prometido, pero que bien se merece un presente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *