Frágil, un cortometraje que complejiza la visión occidental de la muerte

Lynn Cruz

Foto Still de Anabel Mitjans. De izquierda a derecha Veronica Lynn-Sheyla Pool y Teresa Sanchez.

HAVANA TIMES – El cortometraje Frágil de Sheila Pool, compite en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Pareciera por el título y sus protagonistas, se tratara de una historia cotidiana donde la vejez solo se muestra a través de su estado delicado.

La rutina de una hija que cuida de su madre no es un tema que no haya sido abordado antes en el cine cubano, especialmente en los realizadores jóvenes.

Sin embargo, la película da un giro sorprendente y extra cotidiano. La hija elige lo que cree mejor para la madre. La posibilidad de regenerarla, aunque sea por poco tiempo, como alternativa a la enfermedad. Una salida digna antes que un sufrimiento prolongado.

Es aquí donde el filme se eleva desde un punto de vista altamente imaginativo. Pool pone en crisis con ello a las relaciones familiares. Hermano-hermana. Madre-hijos. Hijos-madre.

Con el elixir inoculado por la hija, vía intravenosa a la madre, y la posterior lucidez de la misma, aunque sea por 24 horas, se entenderá la posible predilección por el hijo varón o el trauma provocado debido a la ausencia del mismo. La película está llena de sutilezas, de modo que no llegas a comprender a los personajes en todas sus dimensiones, algo que no abunda en el cine cubano.

Nos deja pensando además sobre un tema que siempre genera polémica, la posibilidad de elegir la muerte. ¿Hasta qué punto se le puede nombrar vivo a algo que no tiene conciencia? ¿Amar no es acaso dignificar al otro?

Sin embargo, el crimen deja siempre un problema moral. Una vez terminado el encantamiento ¿cómo se sentirá la hija? Claro, estas respuestas las llevarás contigo para la casa. Lo cierto es que la decisión de matarla genera simpatía y eso produce sentimientos ambivalentes. Por un lado la madre no está capacitada para decidir nada, al hacerlo por ella la hija, entonces está cometiendo un crimen que sería condenable.

Dan vida a estos personajes, Verónica Lynn y Teresa Sánchez. En una excelente selección de actrices con rostros marcados por el tiempo, en estado natural y singular belleza en un mundo dominado por las cirugías plásticas.

El trabajo con el espacio y el tiempo, hacen que la historia no sea lineal. La sobria fotografía a cargo de Raúl Pérez Ureta. El diseño sonoro, plato fuerte de la realizadora, añade capas distintas a la historia.

Frágil es una invitación a seguir la obra de esta cineasta, quien sin dudas tiene una mirada personal sobre la realización cinematográfica.

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.


One thought on “Frágil, un cortometraje que complejiza la visión occidental de la muerte

  • el 13 diciembre, 2018 a las 2:32 pm
    Permalink

    La eutanasia es un tema q incumbe a todos el cual tiene mucha tela por donde cortar,,,,debemos tener autoridad cdo debemos decidir por causas sustificadas y justas el momento de partir a otra dimensión y si no estuviéramos aptos para esa decisión ,entonces haberlo dejado en testamento para q un familiar la tome….estoy completamente de acuerdo y a favor de la eutanasia …EB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *