Entrevista con la bailarina cubana Linnet González

“Dejé de bailar por problemas de salud…”

Helson Hernández

Mercedes de Don Quijote

HAVANA TIMES — Linnet González inicia profesionalmente en el cuerpo de baile del Ballet Nacional de Cuba, y posteriormente decide hacer carrera en el extranjero, bailando junto a la más importante compañía de Bélgica como solista en roles principales de grandes clásicos, para regresar otra vez a su país, desarrollando una apreciable carrera danzaría.

HT: Si mencionamos esta obra: “El mercader y la esclava”?

Linnet González: Ese fue un pas des deux que me marcó mucho en mis dos últimos años de estudiante, fui la primera que lo bailó aquí en nuestro país y además me encantaba, siempre que lo bailaba quedaba muy satisfecha. Con ese pas des deux también gane el Gran Prix del Concurso Internacional para Estudiantes de Ballet de La Habana , siendo la primera  figura femenina  en obtenerlo, y más tarde la medalla de oro  en el Concurso Vignale Danza, en Italia.

HT: Sabemos que la danza compromete a otras generaciones de su familia.

LG: Mi mamá cuando niña bailaba en programas de televisión todo tipo de bailes  y estudio ballet clásico, por otra parte mi padre es el gran coreógrafo y director artístico Francisco González  López, Pancho, como todos lo conocen,  y estoy muy orgullosa de ellos.

Apollo

HT: Su entrada al Ballet Nacional de Cuba.

LG: En año 1997 me gradúo con titulo de Oro de la Escuela Nacional de Arte, ENA, y comienzo mi carrera como profesional en la compañía. Desde un principio desempeñe papeles de cuerpo de baile, solista, y hasta de primera solista.

HT: Bélgica le resultó una oportunidad muy deseada por cualquier bailarín cubano.

LG: En 1999 comienzo a formar parte del Royal Ballet de Flandes, donde pase 5 años increíbles, y con solo 21 años pude interpretar el papel protagónico de Giselle. Bailé mucho contemporáneo, muchos clásicos y también neoclásicos. Fue una experiencia inolvidable.

HT: Qué circunstancias produjeron retornar al Ballet Nacional de Cuba una vez logrado un estatus en Bélgica?

LG: El estado de Flandes plantea que querían que la compañía se convirtiera solamente en contemporánea, es decir, que no se bailaría más los ballets clásicos, entonces mi decisión fue regresar a mi país el cual extrañaba bastante, y donde Alicia Alonso me hizo saber que me esperaba con los brazos abiertos.

HT: Por qué abandonar la escena tan joven y en pleno florecimiento de su carrera?

LG: Dejé de bailar por problemas de salud, sufría de dos hernias discales y en febrero del 2007 me operan de una de esas lesiones, luego me recuperé muy bien, a los 20 días de operada ya comenzaba a dar clases en el Ballet Nacional, a los dos meses ya estaba bailando las dos Willis en el ballet Giselle, y el pas des deux Don Quijote, pero la espalda me seguía molestando mucho.

Ballo de la regina.

Tenía que estar tomando muchos medicamentos para soportar los dolores y poder seguir bailando, hasta que dos años más tarde decido dejar de bailar, pues la otra hernia también estaba dando sus señales y me era imposible continuar de esa manera.

HT: Hablemos de la nueva etapa que vive actualmente en su mundo profesional.

LG: Primero que todo le tengo que agradecer a Alicia Alonso por haberme dado la oportunidad de formar parte una vez más del Ballet Nacional de Cuba, ahora como Maître de la compañía. Me hace muy feliz cuando les imparto clases en las mañanas, cuando les ensayo algún ballet y por supuesto cuando veo el resultado en la escena. Es increíble, cuando bailaba nunca me ponía nerviosa y ahora cuando veo a los bailarines asumir los ballets que les ensayo hasta que no terminan y escucho los aplausos no se me quita el nerviosismo, además me encanta poder trasmitirles todas las experiencias que he tenido como intérprete.

HT: Qué decir de esas nuevas generaciones que determinan el futuro del Ballet Cubano.

LG: Pienso que en estos momentos la compañía es muy joven y bailan los roles protagónicos muy pronto, por ello hay que ayudarlos a madurar rápidamente en la escena, enseñarles todo lo que les falta, hacerles saber sobre la vida profesional de un bailarín y ayudarlos a que cada día sean mejores bailarines.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *