Entre las mejores del piano clásico en Cuba

Helson Hernández

Lianne Vega
Lianne Vega

HAVANA TIMES — Lianne Vega es una joven pianista cubana, con un talento interpretativo que los más exigentes saben reconocer. “Me gustaría tener estudios de perfeccionamiento en otros países”, confiesa a HT.

HT: ¿Cuántos años hasta ahora le ha quitado la música?

Lianne Vega: Realmente no se puede decir que la música me haya quitado años, más bien le ha dado vida y sentido a ellos. Le he dedicado 20 años al piano. Estudio desde que tenía siete años en la Escuela Vocacional de Arte de Matanzas, mi ciudad natal, después en la Escuela Nacional de Arte, 4 años y más tarde en la Universidad de las Artes, ISA, de la cual me gradué en el 2012, y desde entonces me he dedicado a tocar en público.

HT: ¿Se dice que en Cuba aún prevalece la vieja escuela rusa, en el método de la enseñanza de pianistas?

LV: Dentro del sistema educacional artístico cubano prevalece la influencia de la escuela rusa, debido al legado de profesores que vinieron a impartir clases cuando Cuba tuvo cierta imbricación con ese país.

Gracias a eso muchos maestros rusos fundaron, sobre todo, el nivel medio y superior de la Enseñanza Artística, organizando y creando los programas de estudio. Por supuesto que trajeron sus métodos de estudios que son la base hoy de la técnica, no solo pianística, sino de muchos otros instrumentistas, destacando la familia de las cuerdas.

Cuando la caída del campo socialista de la URSS, muchos se fueron pero otros, los menos, quedaron en las escuelas, y todavía hoy contamos con su sabiduría. Actualmente con el reflujo de información que existe, cada maestro toma de diferentes escuelas, abriéndose así hacia otros estilos y maneras de tocar, para lograr una interpretación.

HT: ¿Qué considera le falta a la enseñanza actual del piano en la Isla, y cuál pudiera ser su mayor virtud?

LV: Creo que la Enseñanza Artística de Cuba a diferencia de otros países, sobre todo, de Latinoamérica, tiene a su favor que heredó de la escuela rusa un sistema educacional muy organizado, desde el nivel elemental hasta el nivel superior. Eso permite que los niños que empiezan en la escuela de música, muchos desde los siete años de edad, tomen sus estudios con la seriedad y entrega que conlleva esta carrera. Por otro lado, a mi entender, el país por la inestabilidad económica que sufre, sin dejar de preocuparse por la educación, no ha podido mantener cubierta todas las necesidades y especificidades que requieren estos programas en las escuelas de arte.

HT: ¿Y qué prefiere Lianne Vega para su repertorio, algún estilo en particular?

LV: Defiendo mucho la música contemporánea latinoamericana y especialmente cubana, creo que es importante dar a conocer la música de los compositores nuevos, y no tan nuevos. Me resulta fascinante adentrarme en este lenguaje lleno de nuevos caminos, sonoridades, colores y manera de decir, que son reflejo de lo que vivimos, sin dejar de apreciar y de disfrutar otros estilos en la música. Para entender lo que sucede con el arte hoy hay que haber estudiado profundamente lo que pasó antes.

Lianne Vega en el piano.
Lianne Vega en el piano.

HT: Lleva una carrera recién iniciada como intérprete concertista

LV: Mi vida como intérprete está llena de matices. Tengo una carrera que estoy construyendo como solista, hago recitales y conciertos con orquesta en las diferentes salas de mi país. Recientemente acabo de grabar un disco para piano solo con la música de un joven compositor muy talentoso llamado Ernesto Oliva. Pero no deja de interesarme trabajar en conjunto con otros músicos, hago música de cámara en una formación a la cual pertenezco llamada Trío Lecuona, y eventualmente toco con otros conjuntos, instrumentistas y cantantes que me invitan. Compartir la música con otros es algo que disfruto mucho, y a la vez me nutro de ello con nuevas experiencias.

HT: ¿Las influencias en la sociedad cubana actual, y el gusto por los conciertos de Música Clásica?

LV: Creo que el público cubano para la música clásica, como en otros países pienso que también suceda, es un público muy selectivo con un gusto hacia ese tipo de propuestas, a pesar de haber tanta variedad de música popular en nuestro país. Hay un público en su mayoría culto e interesado por conciertos de ese tipo.

HT: ¿Alguna pretensión especial para realizar más adelante?

LV: Las metas siempre son muchas y creo que en mi corta carrera como concertista, tengo un deseo por hacer cada vez mejores cosas. Me gustaría tener estudios de perfeccionamiento en otros países, para conocer maneras nuevas de ver la música, que me enriquezcan como artista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *