En los jardines del jazz

By Irina Echarry, foto: Caridad

Alejandro Falcon y Cubadentro.

HAVANA TIMES, 19 oct. — Muchos conocen el buen ambiente de los Jardines del Mella, sitio que se indentifica con el jazz joven aunque últimamente acoge también otros géneros musicales.

La tarde del viernes 7 de octubre las manos de Alejandro Falcón llevaron al público por un recorrido en el piano que abarcó desde el danzón hasta nuestros días.

El cuarteto Cubadentro formado además por Otto en la tumbadora, Keysel Jiménez en el drums y David en la guitarra eléctrica, abrió con una versión de Las Alturas de Simpson, de Miguel Failde.

Luego volvió sobre el ritmo para ofrecer Danzando entre puentes, en otro homenaje al danzón; además de ofrecer varios estándares de jazz norteamericano y cubano.

Falcón, uno de nuestros grandes pianistas, trasladó la esencia de la música de Thelonius Monk a la música cubana, el resultado es el magnífico tema Monk en Pueblo Nuevo.

Como invitada la cantante Luna Manzanares, que a pesar de tener catarro, mostró a todos su magnífico registro de voz al interpretar el tema Tanta soledad y una canción de Sara Tabares, de Cabo Verde. También subió a compartir escenario la cantante Sory quien interpretó el clásico bolero Veinte años.

Jazz joven los viernes en las jardines del Teatro Mella.

Los jazzistas jóvenes intentan rescatar un espacio en el que siempre han sido bien acogidos y que estuvo cerrado durante un tiempo. Un sitio que a pesar de estar pegado a la calle Línea no se deja contaminar con la dinámica sonora de los carros y ómnibus que por allí pasan.

Al contrario, entrar a los Jardines del Mella supone olvidarse de lo que queda afuera. Por allí han desfilado algunos de los más importantes jazzistas jóvenes del momento, muchos ganadores del premio Jojazz en diferentes categorías.

El público que asiste a este lugar a escuchar jazz, los viernes a las seis de la tarde, es variado. Gente que pasa y se aproxima, otros que llegan temprano para no quedarse sin mesa, algunos llevan a los hijos. Es que para disfrutar el jazz solo hay que tener deseos de sentir buena energía, y en este caso también se debe disponer de 10 pesos en moneda nacional.

Ojalá el espacio se mantuviera fijo y volviera a ser centro de lo mejor del jazz joven del país.  Muchas flores crecen en este jardín, solo hay que acercarse, cruzar la verja y escuchar.

Para confirmar la celebración del espacio llamar a los siguientes números telefónicos:  833 5651, 830 4987, 833 5063 y 833 8696.

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *