El músico cubano Adrian Berazín y “Como los locos”

HAVANA TIMES, 18 feb — Adrian Berazaín acaba de presentar su mas reciente disco “Como los locos,” abriéndose así un camino que cada vez gana mas seguidores en la isla. “Yo me defino como un hombre que hace canciones, divierte y hace pensar a la gente.”

HT: Su formación en la música es autodidacta, entonces cuéntenos como llegó a realizarse en dos instrumentos y convertirse en el artista que se reconoce hoy en usted.

Adrian Berazaín: Yo pienso que fueron muy fuertes las ganas de ser músico, a pesar de que ya tenía mucha edad para entrar en una escuela o conservatorio. Cuando estudiaba en el Preuniversitario empecé a tocar guitarra de forma autodidacta y comencé a hacer mis primeras canciones junto a varios amigos que también estudiaban conmigo, y conformamos un grupo que se llamó CARPE DIEM.

Como estábamos internos en la Escuela me resultaba complejo cargar siempre con la guitarra así que busqué un instrumento fácil de llevar y que me distinguiera, entonces aparece en mi vida la armónica, la que aprendí a tocar y sigo aprendiendo, con grabaciones y descargas de métodos musicales por Internet. Me he seguido desarrollando, y ha sido una suerte compartir con otros músicos y artistas, aprendiendo así a cantar, superarme en la guitarra, mejorar mis canciones, e incluso ser mejor persona.

HT: Quién es su padre y hablemos de la complicidad que ha tenido en su desarrollo artístico.

AB: Mi padre es Antonio Berazain Iturralde, profesor de física de la Universidad de Diseño en Cuba y su actual Vice-Rector docente, además es humorista y escritor de libros y guiones de este corte para la televisión. De él aprendí el amor por la cancionística cubana y los primeros acordes, y me imagino que también esa influencia suya de sarcasmo y doble sentido en mis composiciones.

Aunque la verdadera artista es mi mamá, María Eugenia Azcuy Rodríguez, quién siempre ha trabajado en el mundo de la cultura, ella fue representante del desaparecido poeta cubano Jesús Orta Ruiz, “El Indio Naborí,” del cual recibí sabios consejos en mi adolescencia. Mi madre de niño me llevaba a todas sus actividades de poesía, peñas de trova o de exposiciones de la plástica, y toda esa influencia de mis padres contribuyo en gran medida a mi actual formación.

HT: Le hemos escuchado ciertas inquietudes acerca del valor que define la condición de “Trovador,” quisiera compartir criterios?

AB: Trovador no todo el mundo quisiera ser, pero tampoco todos lo pueden ser. He escuchado decir de trovadores mas viejos, que es una actitud ante la vida, es asumir un criterio propio a partir de la una idea poética acompañada de la música. Yo empecé como trovador, aunque ahora me acompaño con una banda, pero la forma de decir no la he abandonado, como no pienso nunca dejar de sentirme como tal.

HT: Su armónica, como instrumento, se ha hecho sentir en el trabajo no solo de trovadores con los que ha colaborado, también en la obra musical de otras figuras cubanas.

AB: La armónica siempre ha sido mi tropa de avanzada, con este instrumento es con el que me pude insertar primero en algunos lugares para después enseñar mis canciones, desde la época de estudiante como referí antes hasta el momento, siempre a sido algo que me distingue, le da un sello particular a lo que hago. Por supuesto por haber pocas personas que ejecutan este instrumento en Cuba, siempre he tenido espacios donde participar, ya sea con trovadores o con cantantes de otros géneros como de música popular bailable y música pop, además algunas entregas audio visuales en Cine y Televisión.

HT: En algún momento sus intereses musicales le permitieron ejercer la carrera de la cual alcanzó titularse en el nivel superior? 

AB: Yo me pasé la carrera de diseño haciendo canciones y tocando en todos los lugares posibles, no sé como me pude graduar de esa especialidad, eso todavía me lo pregunto ya que tuve que hacer un esfuerzo doble. Actualmente diseño aun para portadas de discos, posters y lo que aparezca, aunque prefiero cosas que tengan que ver con la música. Yo pienso que si Compay Segundo torcía tabaco y Matamoros trabajaba en las Minas del Cobre en Santiago de Cuba, no está mal que yo haga diseños, mientras la música me de un chance.

HT: Acaba de salir su primer disco “Como los locos,” qué nos encontramos en esta etapa de Berazaín? 

AB: Mi disco “Como los locos,” bajo el sello discográfico Bis Music, comprende temas de mi etapa adolescente hasta la juventud actual que estoy viviendo. En el hay canciones de amor y de temas sociales como la emigración, los status de vida, las drogas, la desilusión, momentos históricos, en fin, trato de hacer una fotografía de un tiempo, una crónica de lo que he vivido.

Los arreglos musicales están basados en un formato de trío de Rock & Roll, o sea, bajo, guitarra eléctrica, batería, siempre presente la guitarra electroacústica y con matices de percusión cubana, trompeta y algún que otro teclado. Es un disco de Pop-Rock cubano, con canciones de la trova actual.

HT: Considera que superan las expectativas los resultados económicos en el contexto discográfico de la isla?

AB: La crisis está en todos lados y en todo el mundo, desde que nací siempre ha habido “problemas económicos,” es parte de mi historia. Actualmente la industria del CD está amenazada por los adelantos tecnológicos que la van haciendo obsoleta, aunque en Cuba se siguen fabricando CD, yo veo que cada vez es mas difícil, por tanto, aunque no cumpla las expectativas mundiales, es bueno considerar el esfuerzo que se está haciendo para grabar, promover y comercializar la música cubana, desde Cuba.

HT: Qué resultó la experiencia de Nicaragua en el año 2007?

AB: Nicaragua me sirvió para ver, aunque sea de refilón, otra realidad. Fui de invitado a participar en un Festival de estudiantes centroamericanos en el año 2007. Allí compartí con otros jóvenes como yo, con otras realidades diferentes a la mía, y también tuve la oportunidad de cantarle a la gente de ese país. Fue importante sin dudas.

HT: Cómo se define usted como exponente de la música, teniendo en cuenta la intensión que persigue en el mensaje de su obra?

AB: Yo me defino como un hombre que hace canciones, divierte y hace pensar a la gente. Un cantante de opinión.

HT: Y si cantara a un mañana que usted quisiera proyectar para su tierra, qué aspectos no dejaría pasar por alto en su poesía musical.

AB: Primero que todo el amor, igual que los Beatles con su “All you need is love” y también a la verdad y a la razón de lo que sucede, y de lo que ha sucedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *