El abrazo de dos astros, Silvio y Maradona

Kaloian Santos Cabrera  (Progreso Semanal)

Diego Maradona y Silvio Rodríguez en La Habana.
Diego Maradona y Silvio Rodríguez en La Habana.

HAVANA TIMES — Y un día Dios, o sea Diego Armando Maradona, el más grande futbolista de la historia, apareció a mitad de un concierto de Silvio Ródríguez, ídolo musical de generaciones y poeta revolucionario.

Fue en el preciso instante cuando se escuchó en la voz del trovador aquel hermoso verso de Rubén Martínez Villena: “Estas alas queriendo conquistar esa nubes…”.

Sucedió en el barrio de Zamora, en lo profundo del municipio habanero de Marianao, donde Silvio regaló la presentación número  63 de la gira que desde hace cuatro años impulsa por los barrios más pobres de La Habana.

“Gracias. Lloré, disfruté y me emocioné mucho. Quería verte. Gracias, mi hermano”, fueron las palabras de El pelusa cuando se encontró frente a frente con Silvio, en el interior de la casa de un vecino.

Silvio Rodríguez y Diego Maradona
Silvio Rodríguez y Diego Maradona

“Gracias a ti por venir al concierto en este barrio”, le respondió el autor de Ojalá y le obsequió un volumen de su cancionero con la siguiente dedicatoria: “A Diego Armando Maradona, del pésimo futbolista que le admira, Silvio.”

Fue un encuentro fugaz. El ex futbolista, junto a Víctor Hugo Morales, el periodista uruguayo radicado en Argentina, se encuentran en Cuba para grabar los dos primeros capítulos de la segunda temporada del popular programa  De zurda. “Voy a volver. Quiero venir un fin de semana solo para compartir contigo. Quiero que me cuentes”, prometió el astro argentino con admiración, lo abrazó fuerte y se perdió entre la gente que en la calle vitoreaba “ole, ole, ole, Diego, Dieeego”.


7 thoughts on “El abrazo de dos astros, Silvio y Maradona

  • el 11 septiembre, 2019 a las 12:25 pm
    Permalink

    Vivan Silvio y Diego !!! Dos grandes de verdad.

  • el 12 enero, 2015 a las 12:51 pm
    Permalink

    Aquí en Argentina quedan aun algunos que lo admiran (hablo de Maradona) pero con tan desastrosa vida personal y la manera en que hace gala de la misma (escándalos de todo tipo con con novias, ex novias, cuasi novias, no reconocimiento de hijos, hijas, ect, etc etc), una buena parte de los argentinos lo detesta! es una verguenza lo bajo que ha caido Diego

  • el 11 enero, 2015 a las 11:23 am
    Permalink

    La conducta personal de Maradona es tan repudiable, como loables son sus méritos deportivos. Lo mismo puede decirse de la ética de Silvio respecto a su obra artística.

  • el 11 enero, 2015 a las 6:12 am
    Permalink

    Maradona: 358 Goles
    Pelé: 1284 goles

    Me cuenta mi hijo que en el juego de FIFA 15 el jugador más difícil de conseguir es Pelé, con una valoración de 95

    ¿Y Maradona? No aparece en FIFA 15

  • el 10 enero, 2015 a las 4:01 pm
    Permalink

    Tienes razón Miranda; además, de que puede ser ejemplo Maradona? tipo maleducado, que no hace mucho montó un escándalo en Dubai, acusando a su exnovia de robarle unos relojes, la cosa fue de Interpol y todo. Tremendo el compañerito, no te parece? Saludos.

  • el 10 enero, 2015 a las 1:53 pm
    Permalink

    Pues pensé comentar lo mismo Kamikaze. Lo que pasa es que este Kaloian Santos como reportero de Progreso Semanal, primero viene lo de “revolucionario” para que se sea “el mas mejor” . Siendo buen revolucionario ya califica para que sea el mejor futbolista, fíjate si es el mas grande revolucionario, que lloró, se emocionó, solo le falto decir que se hizo caca y pipi cuando vio a Silvio.
    En fin, que vemos como a los artistas, y deportistas y a todos los demás que se dedican a otras profesiones que alaban y colaboran con la revolución castrista no se les demanda que dejen los performances políticos por muy ridículos y fuera de tiempo que estén. Asi es que siempre ha sido la cosa y seguirá siendo “todo dentro de la revolución.

  • el 10 enero, 2015 a las 12:18 pm
    Permalink

    “… Diego Armando Maradona, el más grande futbolista de la historia…”, tal vez eso podría ser verdad si no fuese porque, un poquito más al norte de Argentina, en Brasil, vive Pelé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *