Eduardo Sosa en la Casa del Alba

Por Irina Echarry, Fotos: Caridad

Eduardo Sosa en la Casa del ALBA

HAVANA TIMES, 15 julio — Eduardo Sosa decidió un día, tal vez por azar o por convencimiento, ser trovador. Si fue por azar tuvo buena puntería. Si fue algo que se propuso con toda intención, también.

Su voz le permite cantar cualquier género. Así que lo principal es cómo sigue siendo fiel a la trova cubana: la persigue y la lleva consigo a donde quiera que vaya.

Sin una formación académica musical, anda con su talento como carta de presentación desde Santiago de Cuba hasta La Habana y todos los últimos viernes del mes nos lo ofrece en la Casa del Alba Cultural (línea 556 esquina D,Vedado), a las ocho de la noche. Un espacio tranquilo, con público habituado a escuchar trova.

Eduardo es un guajiro sencillo que comienza felicitando a un “chama muy inteligente” que se gradúa de sexto grado y luego nos regala Una Canción a Irene, la señora de Jarahueca que jura que volaba y a la que él le cree y dice que “el amor no le cabe en el pecho.”

También dedica un Son para Contramaestre y invita a Juan Carlos Pérez “amigo de las primeras etapas cuando no tenía donde vivir.” Reconoció el grupo Conexo y a Manuel Argudín.

Lo mismo se le escucha cantar En el tronco de un árbol, que dos canciones del folclor venezolano o Verde-Azul, canción que ha devenido icono de los independentistas puertoriqueños.

Se acompaña de un pequeño grupo y la peña dura lo suficiente para interactuar con la gente que va a escucharlo. Muchos lo conocen por su trabajo anterior en el duo Postrova y ahora lo siguen en su vida de solista.

Un buen espacio para pasar un rato con amigos. La entrada es gratis y la calle línea es céntrica.
Para confirmar la presentación de la peña llamar a los siguientes números telefónicos: 8332151 al 53 ext. 101 y 124 (pizarra).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *