Mercedes Gonzalez Amade

ACLIFIMHAVANA TIMES — El día 24 de diciembre del pasado año un grupo de artistas profesionales y aficionados ofrecieron una gala de lujo a miembros de la Asociación Cubana de Limitados Físico – Motores  (ACLIFIM).

Entre los participantes estuvieron la cantante Vania y el cantautor Gerardo Alfonso, junto a algunos asociados que sorprendieron al público con su arte. Yo fui una de las maravilladas y además pude apreciar la satisfacción y el deleite que vivieron todos los asistentes al espectáculo.

El que pudo tirar un pasillito, lo hizo; el triste mostró una sonrisa; el que tenía un dolor en aquel momento lo olvidó, nadie se sentía diferente ni excluido de la fiesta. Por ejemplo, yo me levanté de mi silla de ruedas y canté, bailé, olvidé mis penas.

En el teatro se respiraba alegría en su máxima expresión; cada uno la demostraba a su manera.  Apenas fueron dos horas pero sé que para muchos de los que estaban allí el día será inolvidable.

Tal vez para los trabajadores del Teatro Avenida y los artistas se trató de un día más, con algunas sillas de ruedas, muletas y bastones; sin embargo, nosotros no lo recordaremos así, pues esa gala especial mejoró muchísimo nuestra calidad de vida.

Pero muy pronto, el 14 de marzo, se va a repetir la experiencia en el Teatro Miramar, esta vez conmemorando el 34 aniversario de la ACLIFIM. Eso es muy bueno, varias personas me comentaron acerca del entusiasmo que la pasada actividad provocó en sus familiares, amigos o vecinos discapacitados. Gracias a los artistas, trabajadores del teatro y todos los que hacen posible que esto suceda.

 

One thought on “Divertirse cura el alma

  • Y gracias a ti, Mercedes, por compartir con nosotros ese pedacito de felicidad que vivieron ustedes, tan necesitados de que los demás no olvidemos que viven una existencia más compleja. Al menos yo, siempre te llevo en la memoria. Pronto te escribiré.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *