De nuevo al trabajo en La Habana

Carlos Fraguela

Detalle de la cocina de mi casa.
Detalle de la cocina de mi casa.

HAVANA TIMES —Trabajo en una pequeña brigada de restauradores, no somos comunes y por suerte podemos elegir qué trabajo hacer o rechazar. Tenemos un jefe que es mi amigo y se ocupa de todos los trámites burocráticos que yo no podría asumir por impaciente.

Soy el más viejo del grupo, con 11 años de trabajo en la materia. Estudiamos todos en cursos en el CENCREM (Centro Nacional de Conservación, Restauración y Museología) de la Habana, nos entrenamos en pintura mural, conservación de materiales pétreos, técnicas y materiales pictóricos, técnicas utilizadas en policromía, y otros. También hemos asumido trabajos en yeso, metales, madera y vitrales.

Entre un contrato y otro a veces transcurren a veces meses y yo, al menos, me acostumbro a no trabajar, disfruto de mi libertad mientras dura, buceo, paseo, duermo más de lo que quisiera y el ocio me seduce.

Mural apartamento en Alamar.
Mural apartamento en Alamar.

Cuando me avisan que debemos volver al trabajo, literalmente me enfermo. Me desanimo y quisiera que no se resolvieran los problemas que hacen que no empecemos.

Sin embargo cuando rompo ese momento de alergia al trabajo vuelvo a apasionarme con lo que hago. Mi único modo de ganar dinero para vivir es este y me gusta.

Con lo que he aprendido en la restauración mi obra personal ha madurado y gracias a eso vivo, aunque quisiera asumir contratos monumentales, así lo que hago seria más visible y yo tendría menos preocupaciones con la cuenta de la luz.

Aquí va una muestra de mis murales.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

One thought on “De nuevo al trabajo en La Habana

  • el 14 julio, 2013 a las 9:47 am
    Permalink

    Excelente que ya la cultura del oficio se esté recuperando en Cuba. Sigan ustedes adelante, aprendiendo cada día, que ya los grandes contratos aparecerán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *