De la escena musical al quirófano

Helson Hernández

Daniel Noriega (c) en el quirófano.

HAVANA TIMES — Una de las voces masculinas del Coro Vocal Leo, además de Tenor solista, Daniel Noriega lleva también una carrera en las Ciencias Médicas. Estudió las dos a la vez. Nos cuenta cómo balancea las dos carreras en su entrevista con HT.

HT: ¿En qué circunstancias se descubre artista?

Daniel Noriega : Descubro al artista desde que tuve conciencia humana. Aunque en mi familia no hay tradición artística, hice que me llevaran a estudiar piano. Ya de muy joven comencé mis estudios musicales en serio, es decir, en Conservatorios de música, realizando estudios primero de Clarinete, luego en Canto Lírico, graduándome de esta última especialidad bajo la tutela de la reconocida maestra Gladys Puig.

Vocal Leo en la Casa del ALBA

HT: ¿Su especialidad en la Medicina?

DN: Mi especialidad en Medicina es Cirugía Plástica y Quemados.

HT: ¿Ha encontrado alguna relación especial entre el cantante y el médico?

DN: Toda la que pueda existir, pues tienen como común denominador la sensibilidad, y aún más soy Cirujano Plástico, que al final es arte aplicado al cuerpo.

HT: Ambas profesiones exigen tiempo, ¿cómo logra distribuirlo?

Daniel Noriega con Leo Brouwer

DN: Estudié la carrera médica y la música al mismo tiempo. Soy fundador del Coro de Cámara Vocal Leo desde hace 21 años, por ello tuve que aprender a dosificar y administrar el tiempo para que ambas actividades tuvieran un buen desarrollo. Muy complicado al principio, pero terminé organizando el espacio para cada cosa.

HT: ¿Vocal Leo?

DN: Representa mi realización profesional a ultranza, aunque he participado en concursos y brindado recitales como solista. Siempre adoré poder cantar en un súper coro, y en los preceptos estéticos de Vocal Leo está el canto a plena voz, lo que exige técnica para llevar a cabo el repertorio tan fuerte que trabaja la maestra y directora de esta agrupación coral, Corina Campos.

HT: ¿Sobre su repertorio de preferencia cuando hablamos con el Tenor?

Con sus colegas del salón.

DN: Cuando hablamos con el tenor solista, la música del período romántico europeo, lieder, chansons y canciones de concierto en general. Por mi característica vocal de tenor ligero, no me gusta el repertorio operístico escrito para este tipo de tesituras, por lo que preferí siempre trabajar repertorio de concierto que es muy complejo y poco interpretado.

HT: ¿Ambas profesiones en un país como Cuba?

DN: Precisamente por tratarse de Cuba es que pude realizar estudios en dos vertientes tan elitistas como estas. Lo difícil es ejercerlas simultáneamente y ahí estuvo el reto para mí. Lo primario la atención gourmet a mis pacientes, sobre todo a los quemados poniéndole también la sensibilidad artística, después en las tardes y noches el ejercicio mágico y hasta catártico con todas esas emociones en función del canto. A lo cubano, algo así como coser y cantar. Ambas profesiones han sido mi realización profesional y mi ayuda económica.

HT: ¿Si tuviese que elegir por una de sus dos carreras?

DN: Una es la prolongación de la otra. Sería como escoger entre el agua y el aire.

 


One thought on “De la escena musical al quirófano

  • el 10 agosto, 2014 a las 10:36 pm
    Permalink

    Reconforta saber que tenemos compatriotas como éste…ojalá me lo tropiece algún día en la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *