Contratenores en Cuba

Helson Hernández

Gerard-Lesne
Gerard Lesne

HAVANA TIMES — Empecemos recordando algunos antecedentes históricos interesantes sobre el tema. El Contratenor es el cantante adulto, que canta en el registro vocal masculino más agudo, empleando el falsete, la voz de cabeza y la voz de pecho. La aparición de este tipo de emisión vocal ya se utilizaba desde el siglo XIII dentro de la música polifónica.

Los castrados, denominación que se utiliza para referirse al cantante sometido de niño a una castración y así conservar su voz aguda, llegaron a sustituir a los Contratenores, y hasta convivieron juntos en muchos de los entonces Coros Catedralicios.

De hecho, la castración con fines musicales se practicaba casi exclusivamente en Italia, aunque pudo originarse en España y se realizaba raramente en los estados más meridionales de Alemania. Incluso, Los Castrati, como eran también conocidos, tuvieron una gran popularidad y llegaron a cobrar enormes cantidades de honorarios por sus actuaciones.

Con el nacimiento de la voz solista, el canto acompañado, y el desarrollo del barroco desde comienzos del siglo XVII, a este tipo de voz se le dará mucha notoriedad, escribiéndose para ella un innumerable repertorio solista.

Con la llegada del clasicismo en la segunda mitad del siglo XVIII, se verá desplazada por el gusto del nuevo público y de los compositores. En el siglo XX renace el interés por esta voz, y también por la interpretación histórica de la música antigua.

El hombre que renovó su popularidad fue Alfred Deller. Deller inició su carrera cantando piezas para contratenor en música barroca en los años cincuenta, y con el tiempo fue ganando fama. Desde entonces, se ha incrementado significativamente el número de contratenores que han hecho carrera en el mundo operístico, y en los estudios de grabación.

Los contratenores son empleados actualmente con mayor frecuencia en óperas barrocas que contienen partes escritas originalmente para castratos, en tesituras para su registro vocal, aunque a veces las obras se modifican para adaptarse a la extensión del contratenor.

Barbara Llanes
Barbara Llanes

En Cuba particularmente, se cuestiona, quizás por falta de información entre los medios y hasta especialistas, sobre la existencia de un movimiento de solistas profesionales con este tipo de voces.

En Havana Times, aclaramos que sí sobrevive y se desarrolla por sí mismo, entre la música lírica cubana, un interesante número de intérpretes Contratenores, quienes estudian con vistas a una proyección profesional, mientras otros ya alcanzan una carrera apreciable, pues aunque no se difunda y se le otorgue el merecido espacio, crece en cultores y un público ávido de apreciarles.

Recientemente la soprano cubana Bárbara Llanes, en su exitosa gira por Paris, logró conocer a uno de los grandes Contratenores de Europa, Gérard Lesne, lo que devino en un futuro proyecto donde ambos cantantes se unirán en un concierto, el cual pretende contar además con instrumentistas de sólida formación pertenecientes a la agrupación de Música Antigua más reconocida en la isla, el Conjunto Ars Longa que dirige Teresa Paz.

La invitación de la soprano de mayor proyección internacional en Cuba, permitirá que el reconocido Lesne, deje su magistral huella entre los intérpretes líricos del país, especialmente una experiencia invaluable para los contratenores cubanos, que podrán enriquecer sus conocimientos con tan prestigioso artista.

Próximamente anunciamos una entrevista con Ubail Zamora para saber más de la realidad de los Contratenores cubanos, una de estas voces formadas en el Instituto Superior de Arte, ISA, y como profesor ha ofrecido conferencias sobre el tema en varios países.



3 thoughts on “Contratenores en Cuba

  • Una de las razones por las que la voz de contratenor encuentra algunas resistencias es porque, tradicionalmente, se la utilizaba en la música sacra, y no tanto en la ópera, donde, fueron eclipsados por los castrati. Autores como Haendel escribieron grandes oratorios (El Mesías) para voz de contratenor; así como Juan Sebastián Bach en su gran “Misa en D”. Es bueno recordar que en los siglos XVII y XVIII un edicto papal prohibía a las mujeres cantar en los escenarios, de ahí el éxito extraordinario de estos cantantes castrados, cuya voz superaba en brillo y agilidad a las de las mujeres, como resultado de la operación que sufrían. Ejemplo de estos cantantes, verdaderas estrellas de la época fueron Farinelli, Senesino y Caffarelli ver el libro de Joseph Barbier “Historia de Los Castrati”

    La característica voz del contratenor, que puede alcanzar la tesitura de contralto, mezzo e incluso soprano (En el caso de los llamados “sopranistas”), se debe a que no sufren el descenso de la laringe que es característico de los varones en la pubertad, por lo cual sus cuerdas vocales quedan mucho más cerca de los resonadores de la cara. Esto da a sus voces un brillo y un timbre muy particular. Para simplificar un poco: Conservan la voz de cuando eran niños con la potencia de la voz de adulto, todo lo cual, a través de una educación vocal muy rigurosa y años de estudio, dan como resultado una voz muy delicada y capaz de ejecutar sorprendentes fiorituras.

    Actualmente hay un verdadero resurgimiento de este tipo de voz, fundamentalmente en los grandes teatros europeos y algunos de norteamérica, donde se interpretan óperas de Vivaldi, Hesse, L. Vinci, Haendel, etc, cuyos roles masculinos fueron originalmente escritos para castrati, pero que estuvieron relegados por siglos (En el caso de que se cantaran) a voces de mezzo o de soprano de coloratura. Una nueva generación ha seguido las huellas de grandes como Deller, Bowman, yh han obtenido brillantes éxitos de crítica y público. Me permito citar algunos ejemplos:

    Philippe Jarousky: Francés, violinista de formación, con un bellísimo timbre y una gran delicadeza interpretativa. Ha sido un fenómeno superventas, y es uno de los cantantes de este tipo más respetados del mundo. Ha colaborado con los mejores directores de música antigua de la actualidad. Me pernito poner a su consideración su interpretación del “Pie Jesu”, de la “Misa de Requiem”, de Gabriel Fauré:

    http://www.youtube.com/watch?v=xTf14maKtT8

    Max Enmanuel Cencic. Croata, de gran fuerza interpretativa . Ha interpretado con éxito grandes héroes dramáticos de las óperas del Barroco. Aquí lo tienen en una gran interpretación de un aria de Haendel:

    http://www.youtube.com/watch?v=FwsFBnCy-Cw

    Un verdadero acontecimiento fue la puesta en escena de la ópera de Leonardo Vinci “Artaserse” en el 20012, en la ópera de Nancy. el elenco estaba integrado casi totalmente por contratenores, con la excepción de solo tenor. se tuvo la intención de representarla tal como hubiera sido en su estreno en el siglo XVII, con hombres en los papeles femneninos, lo cual se combinó con una interesante propuesta de teatro dentro del teatro. aquí brilló un auténtico fenómeno, que es el contratenor argentino Franco Fagioli. La interpretaron, además, Jaroussky, Cencic, Valer Varna Sabadus, Yuriy Minenko, y el tenor Juan Sancho. todos dirigidos por el gran director especialista en música antugua, Diego Fasiolis: Aquí tenemos a Franco Fagioli en su brillantísima interpretación del final del primer acto:

    http://www.youtube.com/watch?v=rXmF6h3Yd_A

    Espero que les guste.

  • Exquisito jorgealejandro , y gracias por desmenuzarnos algunas de estas técnicas .

  • Gracias, Miranda. Yo soy aficionado a la ópera, y he podido conseguir muchos materiales de estos cantantes extraordinarios. Pudes ver mucho de ellos en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.