Chucho Valdés, Irakere y la reconciliación entre cubanos

Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES — Se anuncia un nuevo encuentro entre cubanos, esta vez el protagonista podría ser Irakere, agrupación mítica de nuestra música popular, cuyo fundador, Jesús “Chucho” Valdés, declaró en Miami días atrás, la intención de reunir a la banda.

El famoso pianista de Jazz habló poco, sin embargo la intuición me dice que tratándose de reencuentros entre cubanos, la dirección siempre apunta a Miami, donde abundan los dólares y prevalecen libertades que escasean en La Habana: prensa, asociación y empresa. El dilema es la reciprocidad, es decir, lo justo de realizar la proyectada cita en la Habana.

Irakere creó un gran impacto en Cuba desde sus comienzos experimentales a finales de los años sesenta, cuando parecía que la música popular había abandonado la isla. Finalizando la siguiente década sorprendió al mundo con el primer Grammy otorgado a los músicos cubanos en toda su historia. Posteriormente Chucho Valdés obtendría en solitario otros gramófonos dorados.

Ahora bien, esta orquesta de Jazz afrocubano fue mucho más que la excelencia de su director, reuniendo una constelación de estrellas en sus respectivos instrumentos, destacándose el saxofonista Paquito D′Rivera y el trompetista Arturo Sandoval, también ganadores de Grammys entre otros muchos méritos, pero con la salvedad de vivir en el exilio norteamericano.

Como considero que Paquito puede ser el puente sentimental para este anunciado reencuentro, reproduzco algo de sus personales ideas como artista: “Mi sueño máximo es poder volver a tocar para mi gente en mi propio país sin ser considerado un ciudadano de segunda. Tocar para mis compatriotas, de todas las mentalidades y pensamientos políticos, sin que eso sea importante.”

Es reconocida la actitud crítica del gran saxofonista antillano para con el gobierno de su país, explicación de un exilio que nunca se acepta con beneplácito por muchos honores o dinero acumulados. Su coterráneo Arturo Sandoval muestra igual posición respecto a la política cultural de la revolución cubana.

Sin embargo, cuando Chucho aterrizó en Miami, venía de tocar el piano junto a Nathalie Cole en California, recordando la entrañable amistad entre los padres de estos dos grandes artistas,  los también extraordinarios Nat King Cole y “Bebo” Valdés. Jesús, el hijo, resulta la excepción de esta familia de ilustres músicos, su padre murió fuera de la patria, al igual que Vicentico Valdés fallecido en México.

Bebo nunca deseó regresar a su país, en tanto no cambiara el régimen político imperante. Paquito D′Rivera, gran amigo del otrora Rey del Tropicana, promovió su renacer produciendo un disco suyo a los 76 años bajo el título Bebo Rides Again (1994). Finalmente padre e hijo se besaron en España, cuando el primero padecía un avanzado Anzhaimer, aunque finalmente murió en Estocolmo el pasado año.

Los hilos están tendidos, hay material sentimental, cargado con la excelencia artística y los valores humanos de sus protagonistas, capaces de hacer posible el anhelado reencuentro de Irakere. Respecto al obstáculo posible al sur de La Corriente del Golfo, al paso de los años, la nueva dirección del Ministerio de Cultura en La Habana ha modificado sus antiguos dictados de corte estalinista. Esta por ver si acepta el nuevo reto del momento.

La mayoría de los fundadores de Irakere viven en Cuba, excepto los excepcionales antes mencionados que radican en Los Estados Unidos. No creo que harían un concierto por razones monetarias, por tanto, el llamado embargo no sería un obstáculo, como buen cubano digo ¡Abajo el bloqueo! ¡Arriba la tolerancia! Parafraseando a Shakespeare, esta es la cuestión.

Se trata de aceptar la libre presentación en nuestro país de cualquier artista venido allende los mares, sin condicionamientos políticos, en fin, cumplir el afán dicho por Paquito D′Rivera en sus palabras antes citadas.

Como se sabe, los encuentros en Miami provocan controversias mediáticas, manifestaciones de diversos tipos, desencuentros inclusive, terminando finalmente de realizarse porque allí prevalece la ley por encima de las intenciones de cualquier grupo de manifestantes.

Se habla continuamente de reconciliación, de tender puentes capaces de unirnos desde ambos lados del estrecho de La Florida. Un puente sólo alcanza su objetivo si contempla dos carrileras, dando la posibilidad de viajar en ambas direcciones. Esta es la única forma de considerar plena la palabra reconciliación.

Últimas noticias nos hablan de un Grammy latino a Juan Formell por la obra de toda su vida. Irakere y Van Van se juntan en aquellos años setenta, cuando hicieron renacer la música popular cubana. Estados Unidos, meca del mercado musical a nivel planetario, premia a nuestros artistas.

Se impone un reencuentro de los fundadores de Irakere en La Habana. Un paso significativo para abrir las puertas del país a todos los cubanos donde quiera que estén.

Vicente Morín Aguado: morfamily@correodecuba.cu

3 thoughts on “Chucho Valdés, Irakere y la reconciliación entre cubanos

  • Todo este idealismo no sirve de nada: el capital manda y el capital dice que nos reuniremos en La Habana. No te entretengas…

  • Desconoco cuán permisiva pueda ser la ideología de “Chucho”Valdés;pero en el orden emocional,artístico y profesional puede darse el lujo de convocar a ex integrantes de su agrupación como muestra de buena voluntad conciliadora. EN ESPERA DEL SONDO EXITO IRAKERES.!!!

  • No tengo nada encontra de los cubanos decentes y que se hayan sabido portar en una forma profesional y correcta con sus germanos! Pero todo aquel que haya abusado de su poder, para avasallar, asesinar, apalear, encarcelar, enviar a granjas y hacer uso del poder con alevosía y ventaja para así mejorar su posición o sacar ventajas de otra indole cualquiera que esta haya sido, tendrá que pasar por la JUSTICIA DE LA NUEVA REPÚBLICA CUBANA..! EN MI OPINIÓN, NO DEBEN DE HABER PERDONES COMO TAMPOCO OLVIDOS.! HAN HABIDO MUCHOS MILES DE MUERTOS EN 55 AÑOS Y SEGUIMOS SUMANDO.!! NO TENGO LA RESPUESTA PARA TODA PREGUNTA.? ES UN PROCESO DELICADO Y MUY SERIO PARA OTRAS GENERACIONES CUBANAS QUE VENDRÁN ADELANTE.!
    QUE VIVA CUBA LIBRE
    Alberto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *