Carteles y mitos de tres naciones: Cuba, Nueva Zelandia y México

Fotorreportaje por Irina Echarry

HAVANA TIMES — Tradicionalmente los estudiosos han planteado que el cartel es un medio de comunicación que anuncia, vende, promueve, seduce, sin embargo hemos comprobado que también puede narrar.

La Galería Espacio Abierto, de la revista Revolución y Cultura nos regala hasta finales de mayo, una expo de carteles que recogen leyendas arraigadas en el imaginario popular de tres naciones: México, Nueva Zelandia y Cuba.

Visite la exposición si quiere conocer sobre las causas de la extinción de los Huia, aquellos pájaros de bello plumaje verdinegro con puntas blancas que formaba parte del adorno de los indios maorí, e hicieron moda en Europa.

O sobre la falacia de la campaña 100% Pure New Zealand, ardid publicitario que obvia el uso en esta nación de más del 85% del suministro mundial del veneno1080 (sodio monofluoroacetato), prohibido en casi todo el mundo; la deforestación de los suelos a causa de la industria ganadera, y la emisión de gran cantidad de CO2, debido, entre otras cosas, a la existencia de un automóvil por cada habitante.

También puede enterarse en qué consistió la llamada  “noche triste”, donde murieron ahogados más de 600 españoles en 1520, luego de secuestrar a Moctezuma y saquear su palacio; las pesadas armaduras y las joyas robadas no los dejaron huir.

Quizá no sepa que desde 2006 existe una Virgen de las Barricadas, aparecida en las paredes del pueblo de Oaxaca, en forma de dibujo, aquí podrá leer su oración.

Sobre Cuba nos llegan las historias de Matías Pérez, aquel comerciante portugués establecido en Cuba, que en 1856 fabricó su propio globo aerostático, hizo una ascensión y regresó, pero luego volvió a subir a las alturas para nunca más volver. La frase: “voló como Matías Pérez”,  se ha recontextualizado y ahora se utiliza para referirse a los cubanos que emigran y de los cuales no se tiene más noticias.

Explotó como Cafunga” es otra de las frases populares reflejadas en los carteles. Aunque ya ha variado un poco, se refiere a la manera de morir de Cafunga, un negro libre que se dedicaba a recolectar palmiche y cayó de lo alto de una palma. Ahora la expresión se utiliza para anunciar que ha sido descubierto alguien que ha cometido un delito.

La muestra  de la galería Espacio Abierto, en calle 4, entre 11 y Línea, servirá para acercarnos también a mitos sobre el maíz, la ceiba, la relación vida-muerte, la planta venenosa del Guao,.o la utilización del nombre de Dios para manipular o encubrir malas intenciones.

La galería está abierta al público de 10.00 am a 5.00 pm, de lunes a viernes.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *