Bebo Valdés, jazzista cubano, muere (94)

Pianista/compositor y padre de Chucho Valdés

Dionisio Ramón Emilio “Bebo” Valdés.  Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES – Bebo Valdés, pianista y compositor cubano de jazz, falleció el viernes en Suecia, a la edad de 94 años. Su larga carrera fue dividido entre sus etapas en Cuba y en el extranjero.

Nacido en 1918 en Quivicán, Cuba, Bebo tocó más de una década en el famoso cabaret Tropicana junto a grandes figuras como Benny Moré, Ernesto Lecuona, Cachao y Mario Bauza, señaló BBC Mundo.

Bebo emigró a Suecia en 1960. En los últimos años vivía en Benalmádena, España. Su hijo Chucho Valdés, considerado el más importante pianista de jazz cubano en las últimas décadas, reside en La Habana.

El álbum más famoso de Bebo fue “Lagrimas Negras” junto con el cantaor Diego El Cigala, por lo cual ganaron un  premio Grammy.

Su última grabación fue un homenaje a la música cubana, titulado “Bebo y Chucho Valdés, Juntos para siempre”.

 


One thought on “Bebo Valdés, jazzista cubano, muere (94)

  • el 23 marzo, 2013 a las 8:25 am
    Permalink

    Y NO VOLVIÓ JAMÁS A AQUELLO, Y LE CUMPLIÓ LA PROMESA A SU MADRE…
    YA NO TENEMOS ARTISTAS DE ESTOS, DESCANSE EN PAZ, VALIENTE CUBANO…

    Fragmento de entrevista a Bebo Valdés por Carlos Galilea, para El País Semanal en el año 2008.

    Dice que cuando triunfó la revolución le amenazaron con veinte años de cárcel. ¿Qué hizo? ¿Asesinar a alguien? Compré el terreno para la casa, lo marqué todo y puse los cimientos. Un día fui y me encontré allí a un tipo poniendo piedras y cosas, y le dije: “¡Eh!, ¿qué tú haces aquí?”. “A mí me mandó fulano del Gobierno”. Le digo que no puede ser porque eso es mío. Viene un policía y me dice: “Aquí nadie tiene nada, señor. Todo esto, y toda Cuba, es del Gobierno”. Y cualquiera te lo decía. Luis Yáñez, que trabajó conmigo y era amigo mío, me apuntó con una ametralladora para que yo abriera una bolsa en la que llevaba un poco de pollo para mi hija Miriam. Todo era “patria o muerte, venceremos”, y al que no le guste, que se vaya. Y cuando te ibas a ir, porque yo ya me quise ir en julio del año anterior, que él entró en enero, te pedían el pasaporte para ponerle la visa y no te lo devolvían. Me pude ir de milagro con un falso contrato de trabajo en México.

    Se fue de Cuba el 26 de octubre de 1960 y no ha vuelto. Cuando Rolando Laserie y yo nos bajamos del avión en México, besamos la tierra y juramos que nunca íbamos a pisar nuestra tierra mientras existiera ese sistema. Un día llamé a mi mamá y me dice: “Quiero pedirte un favor y quiero que me digas que lo vas a cumplir. Yo te he cumplido siempre a ti, ahora cúmpleme tú a mí”. Yo le dije: “Pídeme lo que quieras”. Y dice: “Mientras este sistema esté en Cuba manejando el país no pongas un pie aquí. Si yo me muero, si se mueren tus hijos, tus nietos… ponte los pantalones como los tenía puestos tu padre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *