BB Compañía de Cuba cumple 20 años

Helson Hernandez

Danza BB Compañia
Danza BB Compañia

HAVANA TIMES — Bertha Casañas, profesora, coreógrafa y directora de un proyecto que ya se sitúa entre las compañías jóvenes de la danza cubana. “Yo tengo además un sueño, me encantaría tener una sede propia, un espacio donde pueda bailar el alma de América”, cuenta Casañas en su entrevista con Havana Times.

HT: ¿Cómo resume estos 20 años de creada su compañía?

Bertha Casañas: Entrega total, sacrificio diario, trabajo muy intenso, creación constante, montones de tristezas y millones de alegrías.

HT: ¿Sobre el surgimiento de su agrupación?

BC: Danza BB Compañía surgió en septiembre de 1993. Mi trabajo en las Sociedades Españolas radicadas en la isla no me satisfacía, yo necesitaba algo más, y en aquellos días de intenso y profundo período especial, di rienda suelta a mi necesidad creativa y surgió esta agrupación.

HT: ¿Qué era antes y qué es hoy BB Compañía?

BC: Danza BB Compañía surgió como una agrupación en la que estarían niñas y adolescentes, hasta que terminaran sus estudios secundarios, adiestrándose en el mundo de la danza , pero algunos cuando terminaban noveno grado no se fueron, y otros cuando cumplían sus compromisos docentes de preuniversitario regresaban, y en algún momento sin darnos cuenta, además de los niños y adolescentes, teníamos un grupo de jóvenes, con rigor artístico e inquietudes creativas. Al inicio éramos un grupo de niñas y adolescentes con pretensiones artísticas, hoy somos un grupo de jóvenes, adolescentes y niños, con resultados artísticos.

HT: Ha rescatado y dado vigencia a disímiles culturas folklóricas.

Danza BB Compañia
Danza BB Compañia

BC: Soy muy curiosa, y aunque mi formación es de la danza española, en algún momento decidí adentrarme en las de América, tuve la suerte de recibir muchos profesores de México, Bolivia, Argentina, Paraguay, Perú. Al conocer ese mundo me fui enamorando de su folclor, de su arte danzario, sentí que debía darle a los bailarincitos de la compañía el placer de conocerlas y llevarlas al escenario, el público cubano debía disfrutarlas también. Son danzas muy variadas, con mucho carácter, con mucho sentimiento, tienen hasta su propio vocabulario, por ejemplo para la mayoría de las personas un gato es sólo un animal que maúlla, pero es también una danza argentina, por solo citar un ejemplo. En los últimos tempos hemos trabajado culturas europeas, como la portuguesa, llevamos un fado a escena, mezclando lo contemporáneo con el puro folclor.

HT: ¿Y Bertha Casañas antes de dirigir?

BC: Yo empecé a estudiar danza a los 10 años. Se me otorga la posibilidad de entrar a la Escuela Nacional de Arte, ENA, por danza contemporánea aun prefiriendo ballet, pero elegí estudiar danzas españolas en la Sociedad Estudiantil Concepción Arenal, era la época de oro de las sociedades españolas en Cuba, mi maestra fue Olga Bustamante, bailé mucho, roles primero de grupo y después de solista.

Cuando tenía 16 años bailé como solista en el Gran Teatro de La Habana, y ese es el punto en que yo marco el inicio de mi carrera artística, el teatro era mío, esa sensación es indescriptible. Cuando terminé el preuniversitario estudié Ingeniería en Explotación del Transporte Marítimo, profesión que ejercí de manera permanente durante 10 años, pero siempre seguí bailando.

Por asuntos de trabajo fui a parar a España y allí coincidí con Trini Borrull, maestra , bailarina y coreógrafa, quien me invitó a estar con ella y recibir sus clases. Primero me ofreció papeles danzarios de importancia en su compañía, después me instó a crear coreografías para ella, y las tres que hice tuvieron mucho éxito, así que de  regreso a La Habana me enrolé en este difícil mundo. No estaba claro para mí que iba a trabajar con niñas, nació mi hija y ahí se me aclararon las ideas, era perfectamente posible combinar niñas, niños y arte danzario, eso hago hace más de 20 años

 

Bertha Casañas
Bertha Casañas y BB Compañia.

HT: ¿Alguna reflexión especial sobre el trabajo danzario con los niños y jóvenes cubanos?

BC: El trabajo con niños requiere de mucha entrega y disciplina, siempre eres el ejemplo, aún cuando ellos crecen y se convierten en adultos, porque hay muchas tendencias que desafortunadamente llevan a modelos nada artísticos y en ocasiones vulgares. Por otra parte el trabajo con niños es subvalorado, el apoyo se queda en el discurso pero no pasa por la praxis, es considerado un trabajo menor y eso hace que sea mucho más difícil.

HT: Si fuera a orientar el futuro de BB Compañía, ¿qué visualiza para su agrupación?

BC: Trabajo, mucho  trabajo  creativo, tenemos la responsabilidad de durar al menos otros 20 años. Espectáculos nuevos, folclóricos, otros más contemporáneos, y muchos niños y jóvenes para adentrarlos en este mundo especial de la danza. Yo tengo además un sueño me encantaría tener una sede propia, un espacio donde pueda bailar el alma de América…



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.