Ariel Maceo Tellez: entre la fotografía y la escritura

Yanelys Nuñez Leyva

HAVANA TIMES — Ariel Maceo, 28, se muestra alegre cuando habla de algunas de sus más importantes pasiones: la fotografía y la escritura.

Aunque es graduado del “1er curso de Fotografía Integral” de la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana (EFCH), en el año 2011, Ariel Maceo Téllez no tiene los beneficios que brindan las academias de artes en Cuba (atención de las galerías e instituciones culturales legislativas, herramientas básicas para la producción, recursos elementales para la creación, información, etc.)

Pero eso no le quita el sueño.

Quizás en algún momento pensó entrar a la FAMCA[1], en medio del deseo aún no satisfecho a plenitud, de ser cineasta, pero lo ha desechado a medias -a lo mejor- por los propios perjuicios que también puede brindar la academia.

Actualmente trabaja en el Instituto Cubano de Radio y Televisión, en el departamento de Visionaje, en el que cuenta con el preciado acceso a internet, herramienta que ha favorecido el desarrollo de su trabajo.

HT: ¿Qué le acerca a la fotografía? ¿Cuál es su primera motivación?

Ariel Maceo: Mi principal motivación fue el cine. Mi mayor interés era realizar películas, pero la fotografía se hace más cercana, por los recursos que uno tiene que invertir en la producción de un filme, etc. Aunque en un futuro aún quiero hacerlo.

HT: ¿Cómo fueron sus inicios?

AM: Comencé como todo aficionado, con una cámara que me prestaron y saliendo a caminar a La Habana a tirar fotos. Yo nací en Centro Habana, en Colón, y viví mucho tiempo aquí, aunque luego nos mudamos para Jaimanitas, creo que lo que tengo en sangre es La Habana, por eso siempre regreso a ella.

HT: ¿Qué te proporcionó la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana?

AM: Me acercó a otros fotógrafos, eso es muy importante, compartir los trabajos con otros colegas, opiniones, y ese tipo de cosas. Y la técnica, por supuesto, uno viene de trabajar como aficionado, y esto fue más riguroso, trabajar con las luces, la fotografía de estudio, fue algo muy distinto, más profesional.

HT: Coméntame un poco de tus primeras obras y de tu proceso de trabajo.

AM: Comencé haciendo imágenes en blanco y negro, típico, esta estética siempre seduce. Pero luego uno se da cuenta que hay más cosas, y fue cuando experimenté con el color y me gustó mucho.

Mi método de trabajo ha variado con el tiempo, al principio yo salía por la mañana a tirar fotos, y hacia una fotografía más cercana a lo documental. Luego, con la escuela todo cambió. Empecé a interesarme en la puesta en escena, en el trabajo con los modelos. Me fui afianzando en eso, y la foto documental se fue quedando atrás. Esta manera de hacer fotos se aproxima más a lo que ando buscando quizás porque se me parece mucho a los escenarios de las producciones cinematográficas.

HT: La serie Ángeles y Demonios del año 2014 se realiza en el Cementerio de Colón, ¿cómo surge?

AM: Ángeles y Demonios tiene 12 imágenes y en ella, el cuerpo femenino está metaforizada en ángel y/o demonio –en dependencia del espectador-. Surge de un texto escrito por mí. La idea del cementerio aparece después, aunque no quería que la serie tuviese un matiz explícitamente religioso. El trabajo en este grupo de fotos con la bandera cubana, es algo recurrente en mi obra, pues ella es un símbolo importante para mí, es una manera de decir que soy cubano, aunque la muestre de manera no ortodoxa.

HT: En tu dossier vemos frases, fragmentos de poemas y textos en prosa de tu autoría que acompañan a las imágenes. ¿Cuál influye en la construcción de la otra? O, tal vez ¿es un proceso que varía?

AM: Es algo que varía. Yo empecé a escribir antes de hacer fotografía. Tuve la gran suerte de estudiar en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso; y con el tiempo he desarrollado un gran interés por esa relación imagen- texto, aunque aún no he expuesto algo que lo refleje.

HT: ¿Proyectos futuros?

AM: Empecé a escribir una novela, tengo terminado un libro de cuentos, relacionado con los 7 pecados capitales. También tengo en mente hacer muy pronto mi primera exposición personal. Quiero seguir llevando en paralelo ambas manifestaciones artísticas y, por supuesto, seguir intentándolo en el cine, aunque ya me siento contento porque recientemente participé de codirector en el making of del corto Casting, de Eduardo del Llano.

Pienso que lo más importante es poder realizarme como persona y creo que voy por el camino correcto.
—–
[1] La Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual. Conocida por sus siglas como FAMCA.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *