Argentino gana premio literario cubano dedicado a Julio Cortázar

Rogelio Manuel Díaz Moreno

Alejandro Stilman.  Foto: http://www.revistaenie.clarin.com
Alejandro Stilman. Foto: http://www.revistaenie.clarin.com

HAVANA TIMES — Este martes fue anunciado el ganador de la decimotercera edición del premio literario Julio Cortázar, auspiciado por el Instituto Cubano del Libro (ICL). El galardón principal recayó en Alejandro Stilman, compatriota del autor de Rayuela.

El premio Cortázar se otorga anualmente a un cuento escrito en lengua española, de autores de cualquier país del mundo. Además del ICL, lo patrocina la Casa de las Américas y, para esta edición, el ministerio de cultura de Argentina.

La sencilla ceremonia se efectuó en la sala Federico García Lorca, del centro de promoción literaria Dulce María Loynaz. La sede de este centro es una elegante mansión del Vedado habanero, y fue la residencia de aquella famosa poeta cubana, hasta su fallecimiento.

La coordinadora del evento Cortázar es la poeta argentina-cubana Basilia Papastamatiu. En la presentación, destacó que el certamen de este año tuvo el destaque adicional por conmemorarse el centenario del famoso escritor. A la premiación acudieron varias celebridades de la literatura cubana, que tuvieron además la oportunidad de compartir espacios y vivencias con Cortázar, como César López, Pablo Armando Fernández, Miguel Barnet y Roberto Fernández Retamar. Otro participante destacado fue el escritor argentino Vicente Batista. Acudió asimismo la embajadora del país sureño, excelentísima señora Juliana Marino. Todos ellos usaron de la palabra en algún momento para verter copiosos elogios y narrar experiencias relacionadas con aquel cuyo nombre lleva el premio entregado.

Tanto homenaje a Cortázar opacó un poco, desde mi punto de vista, al galardonado Stilman. El cuento premiado se titulaba El mundo es nuestro, y el argumento parte de un encargo realizado a un redactor de notas apócrifas. El escritor debía realizar una crítica de la actividad turística y, a partir de esta circunstancia, emprende con su pareja la experiencia de un viaje de circunstancias improbables. Al autor, por suerte, le queda mucho tiempo para ampliar su obra y granjearse los mayores honores.

El jurado de este premio estuvo compuesto por Margarita Mateo, Rogelio Riverón y el ya mencionado Vicente Batista. Hubo una primera mención para el texto La Ballena, del venezolano Gabriel Pallares. Este galardón fue recogido por otro amigo, el consejero cultural de la embajada bolivariana, excelentísimo señor Ernesto González. Con menciones fueron destacadas las obras Sala de lectura y La nota, de los cubanos Edelmis Anoceto Vega y Sergi Cevedo, respectivamente; e Ignaciosiempre y El ruso, de los argentinos Elizabet Jorge y Javier Fernández.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *