Isbel Díaz Torres

Aldo Menéndez
Aldo Menéndez

HAVANA TIMES — Aldo Menéndez es un artista cubano que salió de la isla en 1991 y radica en España. Desde allá ha organizado la campaña Raúl Castro Ruz: Libre acceso a internet para todos los cubanos. En Cuba fue miembro del Grupo ArteCalle, y en Miami crea el espacio “La Clínica del Arte”. También es autor del libro “La Obra Entornada”, del blog Castor Jabao, y de Castor Jabao Productions.

En su reciente visita a la isla, en diciembre pasado, accedió a ofrecer una entrevista para Havana Times, referida al tema de Internet en Cuba.

HT: ¿Qué sentido tiene pedir Internet libre, si ya el gobierno abrió las salas de navegación Nauta, para todos los cubanos, sin distinción de filiación política?

Aldo: Yo entiendo que esas salas, aún si funcionaran perfectamente (cosa que no es así), no alcanzarían para todas las personas. Además, es obvio que los precios de conexión son una burla al pueblo, porque son la cuarta parte del sueldo medio de un cubano.

Por otro lado, hay violaciones de los derechos de las personas, pues tienen que identificarse; están siendo vigiladas las conexiones. Tampoco dan servicio de impresión, tienen incapacitados una serie de teclas y de mecanismos y herramientas para que no puedan descargarse videos, es deliberadamente lento para que toda la comunicación sea limitada. Sé que hay páginas prohibidas.

Es una broma para decirle al mundo que sí tenemos Internet. No existe conexión doméstica. La censura a Internet es equivalente a la quema de libros por los nazis, por los estalinistas, en diferentes momentos de la historia.

Internet es un lenguaje nuevo. El de aquí es un Internet del siglo pasado que no tiene nada que ver ni con las conexiones, ni con las formas de pensar del surfer actual. Yo trato de explicar a mis amigos cómo 3 gigas de velocidad de conexión personal doméstica te crea un modo de vida totalmente diferente, una velocidad de interacción con la realidad con posibilidades impresionantes, que a Cuba la está dejando atrás.

Ciertos ejecutivos de ETECSA han dicho extraoficialmente que para finales de 2014 se pueda comenzar a hacer algo en las conexiones domésticas, pero todo el mundo sabe que no se están haciendo. Además, ya las conexiones de fibra ópticas están caducas, actualmente la tecnología de internet satelital es la que funciona mucho mejor, la que no necesita instalaciones, ni siquiera necesita la intervención del gobierno, solo necesita el permiso para que la gente pueda comprar módems y antenas de este tipo para poderse conectar directamente a los satélites.

HT: La blogosfera cubana crece por día ¿no contradice eso tu demanda? ¿Conoces la plataforma de blogs Reflejos o Bloguea? ¿Percibes un crecimiento en este sentido?

Aldo: El estallido de los blogs es un paso de avance, pero las páginas personales ya tienen veinte años. Mientras Cuba sale al nivel de los blogs (que son lentos), ya el mundo está en las redes sociales, con características disimiles, sobre todo para ejercer influencia en la realidad social.

Si estuviéramos en un país civilizado, esta entrevista la pudiéramos estar transmitiendo por diferentes vías, y no sería una entrevista semisecreta en una casa que está por ser desahuciada. Hay un desfase tecnológico grave.

El próximo paso es que haya una tecnología más asequible, y que la gente lo pueda tener en su casa. En Cuba esto ahora lo están viendo desde el punto de vista político y el gobierno, en su temor de perder el poder, es capaz de sacrificarlo todo, sin darse cuenta que la cuestión política es lo de menos; lo más importante es la educación.

La aparición de las nuevas tecnologías ha echado abajo toda la estructura y el concepto de educación y de pedagogía clásicas. La información es tal que ya ninguna estructura clásica puede transmitir a un estudiante toda la información que necesita para volverse un ciudadano útil. La educación lineal ya no es posible, ni tampoco una educación para todo el mundo igual. Todos somos diferentes, todos pertenecemos a grupos étnicos, culturales, sociales, diferentes.

Arte Calle - Aldo Menéndez
Arte Calle – Aldo Menéndez

HT: ¿Cuáles crees que sean los temores del gobierno cubano en esta área?

Aldo: Por un lado está el tecnoestrés. De una manera casi humorística diría que Raúl Castro no se conecta, no tiene idea de cómo funciona ese mundo, lo cual es terrible porque no puede (ni para bien ni para mal) entender lo que está pasando.

Por otro lado, a lo que uno no entiende le tiene terror. Miedo a la tecnología y miedo a lo que no pueden entender. Solo de ver las posibilidades que tiene la tecnología les entra pánico, pues no durarían en el poder ni cinco minutos.

Los que están gobernando no saben nada de economía, no son útiles, realmente ni siquiera políticamente son correctos. Aunque ellos sepan que la información es fundamental, están dispuestos a sacrificar el desarrollo del país con tal de mantenerse en el poder.

HT: ¿Eres defensor o detractor de la socialización estatalizada de Internet?

Aldo: En la campaña “Libre acceso a Internet para todos los cubanos”, proponemos que en todas las bibliotecas públicas haya computadoras gratis para que la gente se conecte. Países como España tienen wifi gratuito, y las personas pueden sentarse en la escalera, la azotea o el parque, y conectarse a esa red.

Eso también lo hay en la mayoría de los parques importantes de las ciudades, en los aeropuertos, en casi todos los organismos públicos, comisarias, sindicatos etc. Esos gobiernos no buscan sacarle el dinero a la gente con Internet. Lo que el gobierno cubano le está vendiendo al pueblo como socialización de internet es otra estafa más. Socializar sería permitir, propiciar el wifi gratuito en las áreas públicas.

HT: ¿Dispone el país de los recursos y tecnologías necesarias para la ampliación de ese servicio al sector privado o particular?

Aldo: No hace falta ninguna inversión, esto no va por fibra óptica, no hay que hacer cableado ni implementar otras estructuras, ni pagar a personal nuevo. Los satélites están ahí, lo único que hay que hacer es hablar con estas compañías. Es una infraestructura realmente muy barata. El cable de fibra óptica, esos supuestos setenta millones que se gastaron, quedaron obsoletos antes de implementarse, y no funciona o no dejan que funcione.

HT: ¿Quieren todos los cubanos Internet?

Aldo: Esa es una pregunta muy triste porque cuando tú no conoces una cosa, crees que no la necesitas. Como el noventa por ciento de los cubanos vive en los años ochenta del siglo veinte, no ven la necesidad real de Internet, pues no lo conocen. No entienden que también se pueden ganar la vida a través de internet. No es solo el acceso a la información, es también el acceso a la educación, a la actualización, a la independencia económica y al desarrollo profesional. Es prácticamente todo.

HT: ¿No sientes que te pones en el mismo lugar del Estado, que “sabe” lo que necesita la gente?

Aldo: Nunca lo había mirado desde ese punto de vista. Es obvio que hay cierto paternalismo cuando se intenta ayudar a que la gente entienda y descubra ciertas cosas. Pero es para mí un paternalismo benigno, comparado con el paternalismo impositivo de prohibir.

Yo no pretendo que los cubanos accedan a determinada información ni a determinada ideología, sino que accedan a la información general y puedan tener su propia opinión y generar sus propias posibilidades.

Mi campaña no es ideológica. No trato de meterles una idea en la cabeza a los cubanos. Es sencillamente pedirle a Raúl Castro que permita que los cubanos puedan tener acceso libremente sin censura y sin limitaciones tecnológicas.

Aldo-MenendezHT: ¿Puedes hablarnos de esa campaña?

Aldo: Su propio nombre lo dice todo: Campaña Raúl Castro Ruz: Libre acceso a internet para todos los cubanos. Casi todas las firmas que he recogido han sido en el exilio o fuera de Cuba: argentinos, checos, rusos, gente de todas partes.

La campaña inició el cuatro de abril de 2013, y es ahora que la traigo a Cuba. La experiencia ha sido tragicómica: que se haga una campaña para que los cubanos tengan acceso a Internet y que los cubanos no puedan firmar porque no tienen acceso… es como un círculo vicioso. La única manera es volver a lo analógico, papel escrito, y pasarlo a la primitiva totalmente.

HT: ¿Cómo van las estadísticas?

Aldo: Van mal, la gente más solidaria son los anglosajones, después europeos, y en último lugar los latinos, y en súper último lugar los cubanos. En el exilio hay una gran apatía hacia todo este tema porque el cubano del exilio no está curado del todo. Miami es una ciudad archiconservadora donde viven detenidos en el tiempo, no por la tecnología, sino por la nostalgia y por el trauma del propio exilio. Esas personas tienen una mentalidad muy anticuada, y no ven la necesidad de Internet para la democratización o para los cambios en Cuba.

En la primera presentación de la campaña (en Cuba) se consiguieron veinte firmas. Luego han ido creciendo. Otra oportunidad muy buena hubiese sido el día de los Derechos Humanos en Estado de SATS, donde estaba invitado como panelista, pero el MININT me detuvo durante 27 horas para que no pudiera asistir. En total vamos por más de dos mil firmas.

HT: ¿Qué pasaría si Cuba tuviera mañana ese “libre acceso a Internet para todos los cubanos”?

Aldo: Todos los cubanos escribirían a sus familiares fuera para que les compren módems y antenas para poderse conectar. Pocos días después comenzarían a florecer redes particulares, que ya existen pero florecerían más, y no serían clandestinas.

A raíz de eso puede suceder lo que el pueblo cubano quiera. Va a haber de todo: unos primeros días de un consumo generalizado de pornografía (porque siempre ocurre), y de música. Habría cambios culturales brutales en todas las artes.

Comenzaría a florecer un periodismo independiente tremendo. Los propios periódicos oficiales y los canales de televisión cambiarían por el acceso a la información real y no solo a las agencias permitidas de prensa.

Sería como una explosión en la conciencia, pasar a un estado superior, treinta o cuarenta años de adelanto en unas pocas semanas. Sería una auténtica revolución, para bien y para mal, porque cambios tan intensos pueden desencadenar muchísimas otras cosas, pero en sentido general, sería muy positiva, no como otras.

Estoy seguro que aparecerían muchos negocios que no se les han ocurrido a otras personas en el mundo. La curiosidad y la creatividad cubana son únicas.

7 thoughts on “Aldo quiere Internet para todos los cubanos

  • Muy buena entrevista. Coincido con Gabriel en que es un escandalo lo de su arresto, creo que sera mas facil que Cuba tenga internet manana que cambiarnos el dano humano que este sistema nos ha hecho. El entrevistado comete algunos errores tecnicos al afirmar que la fibra optica esta obsoleta o que un enlace satelital ofrece velocidades mas altas que la fibra optica pero eso no es el centro de la entrevista. De todas formas en Cuba si existe la infraestructura tecnologica para darle servicio de internet a los cubanos.

  • Que no te oigan los de Buena Fe que dicen que la Internet puede ser un Caballo de Troya para Cuba. Que pena de juventud

  • Llama la atención como Aldo dice tranquilamente que le detuvieron 27 horas para que no dijese una charla y todo el mundo se queda tan tranquilo. Eso es grave. En Cuba se consideran tan normales las detenciones arbitrarias por motivos políticos que la gente no se escandaliza.

    ¡Es escandaloso que nadie se escandalice!

    Veamos, en un estado de derecho solo se puede realizar una detención preventiva para evitar un delito grave o cuando es obvio que se ha cometido un delito y la policía tiene que reunir rápidamente pruebas para cursar una acusación y mandarla al juez.

    ¿Qué grave delito planeaba realizar Aldo?

    A Aldo lo liberaron sin presentar ningún cargo contra él ni facilitarle acceso a un abogado. Eso no es normal.

  • Internet es la electricidad del siglo XXI.

    En el siglo XX se generalizó el uso de la electricidad en todos los hogares y terminó por considerarse intolerable que una casa no tuviese electricidad. En el siglo XXI se está generalizando Internet y terminará por considerarse intolerable que un hogar no tenga Internet.

  • Le entrevista muy interesante, pero…cómo siempre, la cagó en entrevistado al final. Ese complejo de ombligo del mundo o nacionalismo barato: “…La curiosidad y la creatividad cubana son únicas”.?Si realmente somos tan únicos cómo un par de viejos nos pueden tener con la bota arriba por más de 5 décadas? Seremos, en todo caso, una raza ÙNICA de borregos.

  • Gracias por esta entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *