Ahmed Dickinson: una guitarra cubana en Londres

Helson Hernández

Ahmed Dickinson
Ahmed Dickinson

HAVANA TIMES — Joven talento de la guitarra clásica, formado en Academias cubanas y perfeccionado en prestigiosas escuelas inglesas de música, se abre un interesante camino que va más allá de su condición de intérprete.  “Tengo la esperanza de tocar con mayor frecuencia en la isla”, con Ahmed Dickinson en su entrevista con  HT.

HT: La música estuvo en su vida desde los comienzos.

Ahmed Dickinson: Sí, empecé con la profesora María Álvarez Ríos en aquel grupo infantil musical muy recordado llamado “Meñique”, niños que más tarde se convirtieron en figuras de la música cubana. Aquí tocaba percusión, batería, cantaba. A los ocho años es que comienzo mis estudios académicos de guitarra y piano complementario, hasta el nivel medio.

HT: ¿Su disco “Play Ñico Rojas”, tuvo alguna motivación especial?

AD: Esta producción ha sido el resultado de mis ocho primeros años trabajando con este compositor. Yo conocí al maestro Rojas en uno de mis últimos festivales de la guitarra, en el año 2000, recuerdo que fue en el teatro Amadeo Roldán de La Habana. Hallar su música fue amor a primera vista, así comenzó la tarea de escribir, digerir, y de vivir la música del importante compositor. Seleccioné solamente 16 de sus piezas, lo que pensé sería la primera fase de la promoción de su obra. Estoy muy contento de que haya tenido un resultado bien exitoso.

HT: ¿La obra de The Beatles en su trayectoria?

AD: Forma parte de uno de los últimos discos que he producido, a finales del 2011, junto a “El Santiago Coctail”, un cuarteto de música de cámara que se dedica a promover la obra de músicos americanos y latinoamericanos en Europa, y entonces encontré que tenemos las mismas inquietudes, por ello fluyó trabajar juntos. Incluimos en este disco música original del maestro Leo Brouwer y la versión que él hizo de todas estas canciones de The Beatles, la obra se llama “Beatlerianas”, y gusta mucho en Inglaterra.

HT: ¿Cuantos años en Inglaterra?

AD: 8 años.

HT: ¿Además de lo que ya imaginamos, que más has encontrado en Londres?

AD: Una cálida recepción a mi trabajo. Yo estudié tres años en dos instituciones educacionales en Londres, Escuela Real y la Escuela de Música y Drama, en ellas percibí un gran interés por lo que yo estaba haciendo, mis inquietudes, digamos amalgamar toda mi preparación de Cuba con lo que ellos podían ofrecerme. Llueve mucho pero la gente de esta ciudad ha sido muy calurosa conmigo.

ahmed-dickinsonHT: ¿Y qué extraña de Cuba?

AD: La familia, en primera instancia, los olores, las frutas, y la música.

HT: Heitor Villalobos ha sido otro de sus preferidos para la guitarra.

AD: Todo guitarrista debe estudiarlo, es uno de los compositores cruciales para el instrumento, lo he tocado mucho, pero me gusta su Bachiana No. 5 para voz también. He podido hacer esta obra con una soprano británica excelente, con quien he tocado varias de las piezas de Villalobos, juntos hemos trabajando con una fundación musical británica llamada Concordia. Tenemos incluso, un disco que recoge esta labor.

HT: ¿Algun aspecto interesante a resaltar sobre la enseñanza en las instituciones londinenses y la Escuela Cubana de Guitarra?

AD: En ambas escuelas los profesores hacen hincapié sobre la información musical, en cómo tocar ciertos estilos, y cómo llegar a la cúspide de la interpretación. Incluso, en las escuelas de Londres te enseñan hasta cómo ganarte la vida como músico, que es algo que no siempre se enseña en las academias.

Buscarte tu estilo propio, crear una imagen que la gente reconozca, tanto sonora al igual que desde el punto de vista del lenguaje corporal, o sea la proyección.

Por ejemplo, en las escuelas británicas, los profesores se dieron cuenta que yo venía con una preparación sólida de Cuba, entonces para pulir todo ello se concentraron en la información musical, escuchar muchos intérpretes para lograr diferentes sonidos, articulaciones, simplemente añadir más elementos a mi formación, pero no hubo que cambiar nada, más bien enriquecer.

HT: Usted tiene su propia empresa discográfica en Londres.

AD: Sí, es un sello discográfico, “Cuba Feeling Records”, y hace poco recibimos además el derecho para publicar libros. Tenemos cinco discos hasta ahora en los que yo participo. Muchos músicos cubanos también establecidos en Londres, se me han acercado con el objetivo de producirlos, y pensamos tomar ese camino, promover a esos talentos jóvenes que hacen música clásica, de hecho estamos preparando dos proyectos que saldrán dentro de dos años posiblemente.

Es una labor que toma mucho tiempo, por ello quiero inmiscuirme en proyectos en los que yo confíe, en los que tenga un factor más emocional, para que los que accedan luego al producto perciban eso mismo.

HT: ¿Regresas a la isla con frecuencia?

AD: Bueno luego de irme a Londres yo viene a Cuba la primera vez en el 2007 y después al año siguiente junto a una violinista inglesa, con la que me pude presentar en salas de conciertos de La Habana, ofrecimos clases magistrales en casi todas las escuelas de música de la capital, trajimos también muchos materiales que donamos para los estudiantes. Ahora han pasado 5 años, y tengo la esperanza de tocar con mayor frecuencia en la isla.

HT: ¿Patrones a seguir en el instrumento?

AD: Referencias hay muchísimas, y mientras más escucho música siguen apareciendo. La obra del maestro Leo Brouwer, el mismo Ñico, Eduardo Martín. Internacionales puedo mencionar a Carlos Bonel, uno de mis profesores que siguen tocando. La mayoría de lo que escucho no es precisamente la guitarra clásica, tengo otros referentes tratando de nutrirme de diversas sonoridades y géneros, sería una lista interminable.

HT: ¿Está entre sus intereses licenciar algún proyecto de los que ya ha grabado con disqueras cubanas?

AD: Quisiera al menos licenciar el disco con la obra de Ñico Rojas, yo creo que sería una referencia importante para los demás guitarristas y músicos de la isla. Intente distribuirlo cuando participé en uno de los Cubadiscos. Pero en aquel momento no se pudo, quisiera hablar con las autoridades pertinentes para tratar de comercializar esta producción en la isla, porque ha sido premiado en el Cubadisco anteriormente, y pertenece ya de hecho a la historia de la música cubana. Es el primero que se hace completo con la obra del maestro Rojas, posee la calidad en la interpretación de sus obras, amerita que se le haga la promoción en mi país.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *